Enlaces accesibilidad

Olivia Ruiz cierra su gira en Madrid con un concierto explosivo y muy chic

  • La cantante francesa culmina el tour del disco Le calme y la tempête
  • Un directo vibrante que consiguió levantar al público y hacerle bailar

Por
La cantante francesa Olivia Ruiz en la gira de 'Le calme y la tempête'
La cantante francesa Olivia Ruiz en la gira de 'Le calme y la tempête'. Laetitia Ropp

Menuda, divertida y carismática, Olivia Ruiz arrastró en su torbellino de energía al patio de butacas del Institut Français de Madrid. No era el escenario más adecuado para un concierto de pop pero la cantante francesa hizo de la necesidad virtud y logró la complicidad del público.

Olivia Ruiz eligió Madrid para culminar una gira de más de cien conciertos que la han llevado por todo el mundo presentando su último álbum Le calme y la têmpete, un trabajo donde emociones profundas se combinan con ritmos desenfadados y una vuelta de tuerca a la chanson française.

La intérprete, nacida cerca de Carcassone, hace gala de sus orígenes, reconoce que su padre -un cantante de bar- le inculcó el amor a la música y presume de ser nieta de republicanos españoles exiliados durante la Guerra Civil.

Con un gran sentido del humor, apunta que la única diferencia entre su padre "el mejor cantante de la Tierra" y ella es que "ha tenido más suerte". Su golpe de fortuna comenzó en 2001 con su participación en la versión francesa de Operación Triunfo, pero luego ha trabajado duro hasta lograr el reconocimiento en el país vecino. Además ha dado rienda suelta a su expresividad como protagonista de la película Un jour mon père viendra, de Martin Valente.

Tributo familiar

Olivia Ruiz aprovecha la música para exorcizar sus demonios familiares, superar el dolor que sufrieron sus abuelos al tener que exiliarse, o la carrera sin brillo de su padre. Menciona muchas veces a sus ancestros, dedica un tema a lo que le costó decir a sus abuelos que les quería, e interpreta con sentimiento canciones que compartía con su progenitor como Malagueña salerosa.

El concierto arranca con Goûtez moi y termina con Femme chocolat -dos temas en francés- pero a lo largo de la velada canta también en inglés y español o mezcla varios idiomas en una sola canción. Olivia Ruiz bromea sobre su escasa estatura y cuenta cómo una crisis existencial la llevó a poner tierra de por medio y vivir más de un año en Cuba.

Fruto de su estancia caribeña es la canción Je m'en fiche en la que bajo el subterfugio de una historia de amor critica la tiranía de Fidel Castro y esa Cuba que es "un paraíso para los turistas y un infierno para los cubanos".

Sin caer en la tentación de tomarse demasiado en serio a sí misma, Olivia Ruiz lo mismo se arranca con ¿Por qué te vas? que interpreta una canción clásica francesa. En resumen, una versión siglo XXI de Edith Piaf con el divino don de la levedad.

Noticias

anterior siguiente