Enlaces accesibilidad

Mike Carey: "Mi Lucifer es más intelectual y engolado que el de Neil Gaiman"

  • El guionista nos habla de sus series 'Lucifer' y The Unwritten'
  • Y de su nuevo título, 'Riesgo suicida', que ha presentado en Barcelona

Por
Mike Carey y Lucifer
Mike Carey y Lucifer

Mike Carey es otro de los guionistas británicos que engrandecen el cómic norteamericano y ha trabajado para las dos grandes compañías, Marvel y DC, pero ha sido en esta última donde ha firmado sus mejores trabajos, como Lucifer y The Unwritten (ECC Ediciones). El británico ha presentado esas obras en Barcelona junto a su nuevo trabajo, la serie Riesgo suicida (Aleta ediciones), en la que cuenta la historia de un policía enfrentado a los supervillanos en un mundo sin suficientes superhéores.

A pesar de su larga trayectoria, en su carrera hay un antes y un después de Lucifer, un personaje que rescató de las páginas de Sandman (ECC Edciones), de Neil Gaiman, quizá la serie más importante del cómic norteamericano de la década de los 90.

Encargarme de Lucifer fue un sueño hecho realidad, me encantaba el universo de Sandman y tener la oportunidad de jugar con esos personajes era maravilloso. No me podía atrever a decir que no y me lancé de cabeza”.

“Quizá mi versión de Lucifer sea menos terrenal y más intelectual que la de Neil Gaiman –asegura- cuando empecé a escribirlo se parecía al personaje de Gaiman en Estación de tinieblas y Las Benévolas, pero al releerlo me di cuenta de que mi Lucifer es más intelectual y engolado, el de Gaiman es más aspero, más duro. La personalidad de ambas versiones quizá sea muy parecida, pero la forma de expresarse es muy diferente”.

“Mi Lucifer sigue teniendo esa necesidad de ser el dueño de su propio destino, de conseguir la añorada libertad para vivir y para expresarse, pero en el fondo sabemos que es imposible porque depende de fuerzas mayores que las suyas”.

“Mi Lucifer fue una mezcla de planificación e improvisación”

Neial Gaiman tenia una cuidadosa planificación para Sandman, pero Mike Carey reconoce que “Mi etapa en Lucifer fue una combinación de planificación e improvisación. Hable con Gaiman cuando presenté el proyecto para la serie y para pedirle algún consejo para planificarla y me dijo que, desde fuera nunca puedes saber hasta qué punto algo está planeado; y tenía razón, al final mi trabajo fue fruto de la mezcla entre la improvisación y las cosas que sucedieron por casualidad”.

“Tenía muy claro hacia donde se dirigía la serie –continúa Carey-, pero luego veía cómo una situación o un personaje ganaban protagonismo y quería explorarla, desviándome un poco del camino trazado. Pero tenía algunas cosas muy claras, como la historia de Lucifer en sí y que habría una segunda guerra celestial, donde Lucifer cambiaría de bando y lucharía por el cielo”.

“También tenía clara la historia de esa niña misteriosa y su destino como una nueva fuerza en el equilibrio del Universo, pero luego hay muchas cosas de la serie que evolucionaron por sí mismas, sabíamos de donde partían, pero su desenlace no lo sospechaba ni yo mismo”.

“Lucifer no cree en nada, aparte de sí mismo”

Mike Carey también exploró otras mitologías y religiones durante su etapa. “En Sandman, Gaiman había creado un universo que ya incluía todas estas religiones o mitologías, yo lo único que hice fue explorarlas, darles otro estilo. En la historia de Lucifer, todo se basa en el destino, por lo que incluir todas estas religiones en el mismo escenario, las iguala, las pone al mismo nivel, de forma que te encuentras deidades japonesas cristianas, tribales… discutiendo sobre el universo y no parece raro, porque todo tiene un sentido en este  cómic”.

“Lo curioso es que el único humanista de verdad es el propio Lucifer –añade Carey-, porque, en el fondo es el más incrédulo de todos. No cree en nada aparte de él mismo y su voluntad de imponerse. Y cuando logra crear su propio cosmos, en el que sería una especie de Dios, lo primero que hace es prohibir que se adore a nadie, ni siquiera a él”.

Pero a pesar del éxito de la serie, Gaiman asegura que: “No me gustaría revisitar el personaje de Lucifer, porque creo que ya cerramos la historia como queríamos. Pero sí hay algunos personajes secundarios muy interesantes que merecerían su momento de protagonismo, y en los que se podría profundizar”.

‘The Unwritten’

Actualmente Carey triunfa con The Unwritten,  la historia de Tom Taylor, un joven que es hijo de Wilson Taylor, un famoso escritor de fantasía y al que los fans consideran el inspirador del personaje de su exitosa saga literaria. Pronto el joven descubrirá la magia de las historias y viajará a través de ellas, interactuando con algunos personajes literarios. “Indirectamente The Unwritten nació como consecuencia de mi trabajo en Lucifer -nos comenta Mike-. Cuando trabajábamos en los últimos números de Lucifer Peter Gross (el dibujante) y yo queríamos seguir colaborando, y de hecho enviamos una docena de ideas a DC Comics, pero no cuajo nada. Luego emprendimos caminos distintos, yo trabajé en X-Men, los cuatro fantásticos… pero seguimos hablando de posibles ideas y en el Salón de San Diego, de 2008, tuvimos una tormenta de ideas con un editor y ese fue el germen  de la serie”

“Y espero que The Unwritten, que estamos a punto de concluir, no sea la última vez que colaboramos juntos, porque nos llevamos muy bien”.

“Apenas quedan doce números para terminar The Unwritten, un año, y lo que tenemos previsto es lanzar una segunda novela gráfica que cubrirá la historia de cómo Wilson creo las novelas de Tommy Taylor. No sé si después de terminar la serie la gente estará interesada en más novelas gráficas, pero nosotros lo vamos a intentar, para mantener vivo al personaje” –concluye Carey-.

'Riesgo suicida'

Mike Carey también ha presentado en Barcelona su nueva obra, Riesgo suicida (Aleta Ediciones), la historia del policía Leo Winters, que vive en un mundo en el que están surgiendo supervillanos por doquier y no hay suficientes superhéreos para detenerlos. Leo es uno de los que se esfuerzan por defender a la humanidad e intentar descubrir de dónde salen tantos supervillanos. Y la solución podría estar en dos pringados con un oscuro secreto. Acción violencia y humor, en una sere con los estupendos dibujos de la artista Elena Casagrande.

De lo que no cabe duda es de que , como apuntábamos al comienzo, los guionistas británicos siempre han engrandecido el cómic norteamericano y Mike Carey es uno de los  mejores.

Noticias

anterior siguiente