Enlaces accesibilidad

Un millar de investigadores de centros públicos perderá hasta 6.000 euros al año, según el CSIF

       
  • El sindicato denuncia una "inadmisible" pérdida salarial y pide diálogo
  •    
  • El recorte es consecuencia de las escalas que fija la Ley de la Ciencia
  •    
  • Reclaman un "sistema retributivo que incentive la investigación pública"

Por
Los investigadores del Instituo Español de Oceanografía se encuentran entre los afectados por la bajada salarial que denuncia el CSIF.
Los investigadores del Instituo Español de Oceanografía se encuentran entre los afectados por la bajada salarial que denuncia el CSIF. IEO

Cerca de un millar de investigadores de Organismos Públicos de Investigación (OPI) sufrirán este año "una nueva e importante rebaja salarial" que en algunos casos llegará a los 6.000 euros, ha denunciado la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF). Ante tal situación, reclaman al Gobierno una mesa de  negociación y que termine con el "oscurantismo" existente.

Junto al Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) y las universidades, los OPI son las instituciones que conforman "el núcleo básico del sistema público de investigación" en España, recuerda el sindicato en un comunicado.

De acuerdo con la nota del CSIF, los trabajadores de estos centros verán recortadas sus retribuciones debido al desarrollo de la Ley de la Ciencia de 2011 que, desde este año, modifica el sistema de escalas y las concentra en tres modalidades.

La idea era que, en los dos años intermedios se negocie y se establezcan los criterios para determinar cómo distribuir a los  profesionales en las nuevas escalas y cómo serán sus nuevas retribuciones, que se ordenarían con un Real Decreto.

Adscritos al nivel salarial más bajo

Sin  embargo, estos criterios aún no se han establecido, según apunta el responsable de Administración Central del sindicato, Francisco Javier Camarillo, que critica que el Gobierno "ni siquiera cumple con los  plazos que se pone a sí mismo". De hecho, ha señalado que la secretaria  de Estado de I+D, Carmen Vela, en su última comparecencia en el  Congreso el pasado 18 de marzo, aseguró que el Real Decreto estaba en  marcha y que estaban trabajando en ello.

Aunque no se han establecido los criterios, denuncia el sindicato, los investigadores han sido adscritos a la más baja de las tres escalas recién creadas, al margen de su trayectoria profesional, lo que supondrá una rebaja salarial de unos 3.000 euros en los conceptos de retribuciones complementarias y otros 3.000 euros en productividad. La bajada aún no se ha producido pero se puede aplicar de forma retroactiva.

Los trabajadores afectados están empleados en el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Instituto Nacional de Investigación Tecnológica Agraria y Alimentaria (INIA), el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Para "compensar esta inadmisible" pérdida salarial, la propia Ley contempla un Complemento Personal Transitorio, que prevé que los afectados accedan a quinquenios y sexenios, una posibilidad que, según CSIF, queda "al arbitrio" de la Administración.

CSIF critica opacidad del Ministerio

El sindicato acusa al Ejecutivo de "falta de transparencia" en el proceso y de aplicar esta reforma salarial "sin negociar" ni informar a los representantes de los trabajadores.

"Esta opacidad nace de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación y continúa en todos y cada uno de los directores de los OPIs mencionados anteriormente, que sistemáticamente se están negando a informar de estos cambios a los funcionarios", puntualiza CSIF. Por todo ello, el sindicato exige "transparencia y voluntad negociadora a la Administración".

Asimismo, reclama al Gobierno que no recorte el salario de los investigadores ni ahora ni en el futuro, "que no se congele de por vida ninguno de los conceptos salariales contenidos en sus retribuciones", y que apueste "por un sistema retributivo que incentive la investigación pública en vez de desincentivarla".

El Gobierno niega la rebaja salarial

Por su parte, el Gobierno negó este miércoles que los investigadores de los OPI vayan a sufrir una rebaja salarial como consecuencia de la equiparación de las escalas científicas (que con la nueva ley de ciencia se reducen a tres), según recoge Efe.

La Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación obliga a hacer esta concentración en las escalas, "por lo que se está elaborando un real decreto que en estos momentos está en la abogacía del estado", han concretado fuentes del Ejecutivo.

En cuanto el borrador esté listo, los sindicatos podrán hacer sus comentarios e indicaciones, según las mismas fuentes, que han advertido de que "en ningún caso los investigadores verán reducidos sus salarios".

Noticias

anterior siguiente
-->