Enlaces accesibilidad

Carlos Pacheco: "Tenemos preparadas grandes sorpresas para el Capitán América"

  • El dibujante ha dado una Master Class sobre el personaje en Madrid
  • La segunda película del Capitán América se estrenará el 28 de marzo

Por
La nueva película del Capitán América se estrena en Los Ángeles

Desde hace veinte años el gaditano Carlos Pacheco es una de las estrellas del cómic norteamericano y fue la cabeza de lanza de la invasión de autores españoles que ahora trabajan allí. Ha dibujado las series de casi todos los grandes personajes “menos a Spiderman” -confiesa-, y es uno de los valores seguros de Marvel Cómics que le han encargado la colección del Capitán América coincidiendo con la nueva película del personaje que se estrena el día 28 de marzo (la premier mundial fue este jueves en Los Ángeles)

Carlos ha dado una clase magistral sobre el personaje en la ESNE (Escuela Universitaria de Diseño e Innovación) donde ha avanzado que se avecinan “muchas y sorprendentes novedades para el personaje”.

El dibujante se ha metido al público en el bolsillo demostrando su sentido del humor y sus conocimientos, no solo de historia de los cómics sino de la vida en general, y se ha definido como “un dibujante de historietas al que lo que más le interesa es contar historias”. Y se ha dado cuenta de un pequeño detalle sin importancia, que en el cartel de la película, “Se han equivocado con los colores del escudo del Capitán América, espero que lo corrijan como hicieron con las tetas de Scarlett Johanson” (que en la primera versión habían pasado por PhotoShop).

Un poco de historia

Tras esa pequeña broma el dibujante ha hecho un pequeño repaso de la historia del Capitán América “creado en 1941 por Joe Simon y Jack Kirby para luchar contra Hitler y los nazis. Y que regresó de la mano de Stan lee y Jack Kirby que le trajeron al presente en los años 60”.

“Y ha dejado clara su vinculación con el personaje: “Como dibujante muchas veces me encuentro en la disyuntiva de trabajar con personajes con los que tengo una conexión emocional u otros que nunca me han interesado, como me pasó con la etapa que dibujé de Superman. Pero el Capitán siempre me ha interesado, desde sus inicios, con Jack Kirby, hasta la premiada etapa de Brubaker, pasando por Jim Steranko, que le aportó un grafismo  pop, completamente distinto, y que hoy en día sigue siendo sorprendente, hasta la etapa de Steve Englehart como guionista, que reflejó la convulsa etapa de Nixon y durante la que el Capitán América vivió su propio Watergate que le llevó a tener como villano al propio Presidente de los Estados Unidos. Al final decidió abandonar el uniforme y convertirse en el Nómada. Aunque luego Marvel lo intentó arreglar diciendo que no era el Presidente sino un alto funcionario de la Casa Blanca”.

Después ha destacado las grandes etapas del personaje (casi todas recopiladas en tomos por Panini) como las de Roger Stern, Mike Zeck, John Byrne... y la más reciente de Ed Brubaker. “Pero el auténtico giro –según Pacheco- fue en 2002 de la mano de un señor que está como una cabra. Mark Millar, que actualizó Los Vengadores en el Universo Ultimate, que le daba mayor libertad. Se olvidó del tono superheróico y  los convirtió en militares al servicio del gobierno”.

“A mí me gustan las alitas del personaje”

“Con esa actualización el personaje se convirtió en un militar, aunque debe ser el soldado más torpe de la historia, porque desde los años cuarenta no ha ascendido de capitán, a pesar de sus hazañas” –ha bromeado Pacheco- .

Según el dibujante, “Ese diseño nuevo del traje parece más el uniforme de un militar y no tiene nada que ver con el de licra de toda la vida;  parece más un diseño salido de Call of Duty”.

También ha destacado que a él le gustan las alitas del casco, que han desaparecido en esta nueva versión. “Dicen que no es creíble y parece que ahora hay que justificar todo. Pero creo que los superhéroes no deberían justificar nada, sino ya me contarás que hacen saliendo a la calle en mallas acompañados de adolescentes en calzoncillos

Esa nueva visión de los héroes, más adulta, se traspasó al cine, y del cine ha vuelto a los cómics. “Hay una retroalimentación que ha dado como resultado la línea Marvel Now. De hecho, Iron Man era un personaje que no gustaba a casi nadie y ahora se ha convertido en  el favorito del público gracias a la magistral interpretación de Robert Downey Jr.

Cómo se crea un icono de los cómics

Tras su introducción a la historia del personaje, Pacheco ha comentado su trabajo en la serie actual, con guiones de Rick Remender, y ha empezado comentando cómo se crea una buena portada, como la de su primer numero, en la que vemos al Capitán en un tejado de Times Square ajustándose el escudo al brazo, delante de unos grandes carteles luminosos.

“Quería dar una imagen icónica y superheróica del personaje. Y yo creo que para eso el mejor enfoque es el contrapicado. La visión desde abajo les da un aire de divinidad, una dimensión extra de que se trata de un personaje superior al lector en todos los aspectos. Así demostramos que es una autoridad”.

“Con Lobezno, por ejemplo, lo más fácil es dibujado cabreado, enseñanado los dientes y amenazando con las garras, para que dé miedo. Pero con el Capitán, su sola presencia te tiene que transmitir autoridad”.

“Después –continúa el dibujante- hago otra cosa que es situarlo, si Superman vive en Metrópolis y Batman en Gotham, quería situar al Capitán en un lugar icónico de Manhattan y qué mejor que Times Square, con los grandes anuncios luminosos en los que aquí hemos añadido diversas tipografías de la historia del Capitán”.

“Por último –puntualiza Pacheco- el estar enfundándose el escudo refuerza esa idea de poder. Esos detalles aportan una simbología y una dimensión extra a los dibujos que muchas veces el lector no percibe pero que es mi obligación ofrecerle como dibujante”.

El origen del Capitán

“Tras trabajar la forma icónica seguimos con el pasado del personaje -continúa pacheco- por eso en el primer número contamos su infancia en Brooklyn y así sabemos cómo se volvió introspectivo y se decidió a presentarse en el experimento por el que se convirtió en un supersoldado”.

Lo más importante son los detalles. Siempre intento poner todo lo que me pide el guionista en cada viñeta y luego lo enriquezco con detalles personales. Por ejemplo, si vemos los platos en el fregadero en casa de la madre del capitán América, cuando tiene visita, y a ella con una taza en la que ahí una cuchar, sabemos inmediatamente que está enferma. Porque no ha lavado los platos. Y lo de una cuchara en una taza es una imagen que transmite la idea de la enfermedad, de que el personaje está tomando algún medicamento”.

Para esta aventura, que Panini está publicando actualmente en España, quería hacer un homenaje a la etapa de Englehart que comentaba antes –asegura Pacheco- y durante la que se enfrentaron el Capitán América original y el de los años 50, que le sustituyó mientras Steve  estaba congelado”.

“Yo quería usar a un personaje llamado el Espíritu del 76, que representa a otra América mucho más inocente. Pero al final nos decidimos por Nuke, un militar nacido en la última aventura de Frank Miller durante su inolvidable etapa en Daredevil (que lleva tatuada la bandera americana en la cara). Podéis verle en la portada del número 12 (incluida en esta noticia). Lo peor es que, cuando vi publicada esa portada me dí cuenta de lo mucho que el personaje se parecía a una tortuga Ninja, pero ya era tarde para cambiarlo. Es una lucha entre dos símbolos, de dos América muy diferentes”.

Homenajeando a Goya

Precisamente, durante la pelea final Pacheco introduce un homenaje a la pintura negra  de GoyaRiña a garrotazos: “Quería a dos símbolos luchando. Y se me quedó marcada la escena de Nacido el 4 de julio cuando Tom Cruise peleaba con Willem Dafoe en el desierto, los dos en sus sillas de ruedas. De ahí pase a las dos Españas enfrentadas a garrotazos de Goya, que están condenadas a luchar sin poder evitarlo. Y de ahí llegué a ese enfrentamiento entre los liberales y los tradicionalistas, casi fascistas, entre el Capitán América y Nuke”.

El gaditano también ha destacado que en Marvel no hay sexo ni violencia y que ha tenido que censurar algunas escenas de amor del Halcón. “Trabajamos para Disney –ha bromeado- y he tenido que dibujar ropa interior a los personajes. Aunque, curiosamente el Pato Donald siempre vaya sin pantalones, al igual que Espinete, ambos se ponían la toalla para salir de la lucha y luego iban sin pantalones”.

Curiosamente la lucha contra Nuke es un ejercicio de estilo en el que “los golpes no se ven en la viñeta, se insinúan, y al final el Capitán es derrotado pero le vence con la palabra, con la razón. Es cómo decía Unamuno sobre la victoria de las tropas de Franco: “Habéis vencido pero no habéis convencido”.

Y Pacheco ha insistido en que como dibujante tiene el deber de intervenir en la historia. “Por ejemplo, en esa pelea, cuando el Capitán América está derrotado el guionista me pidió que el Halcón atacarse a Nuke a puñetazos. Y yo no lo vi lógico. ¿Cómo se iba a liar a puñetazos con un tipo que había dado una paliza al Capitán américa? Lo lógico sería que le cogiese y lo subiera a mucha altura, volando, para tirarlo luego y que se estrellase contra el suelo. Peor como eso habría terminado con la pelea, al final el Halcón lo estrella contra un árbol y cuando está desorientado le ataca a puñetazos. Y el guionista me felicitó efusivamente”.

“Hay otros ejemplos de la importancia de los guionistas en la historia -continúa Pacheco-. Por ejemplo,  durante la Patrulla X de Claremont y Dave Cockrum, el personaje más popular era Lobezno porque era el que más le gustaba al dibujante. Pero cuando llegó Byrne le dio todo el protagonismo a Lobezno y hoy sigue siendo uno de los personajes más populares de la compañía”. (Sin olvidar que cuando Stan Lee escribión la Saga de Galactus, se encontró con que Kirby le creo, por su cuenta y riesgo, un heraldo llamado Silver Surfer, que fue todo un icono)

“Un dibujante tiene que saber dibujar cualquier cosa”

Por último Pacheco ha destacado que “Un dibujante tiene que saber dibujar cualquier cosa. Muchas veces, gente que quiere trabajar en esto,  me trae dibujos para pedirme opinión y son todos de personajes a una página. Pero lo más importante es saber narrar, porque los dibujantes somos narradores, no sólo ilustradores”.

Pacheco cree que lo que aporta a los superhéroes es “Una visión externa. Crecí con el cómic europeo, con Moebius, Hergé,  e intento dar esa visión externa al mundo de los superhéroes. No sé si lo he conseguido, pero me siguen llamando, así que lo estaré haciendo bien”.

Por  último nos ha adelantado sus proyectos: “Estaré con el Capitán América hasta junio, porque el guionista me ha sorprendido con una historia que va a ser un absoluto revulsivo y de la que no puedo adelantar nada. Pero luego voy a dedicar unos meses a una obra más personal que a mí me encanta, que es la segunda parte de Arrowsmith, junto al guionista Kurt Busiek. Es una historia ambientada en la I Guerra Mundial y el año que viene se cumple el centenario de la intervención de EE.UU. en el conflicto, así que no podemos ser más oportunos“.

Pacheco también nos ha desvelado en homenaje que incluye a Paco de Lucía en uno de sus cómics y ha afirmado que él, ante todo, es un aficionado a los cómics que ha tenido la gran suerte de poder dibujarlos”.

Os recordamos que Panini edita los cómics del Capitán América en España y que el día 28 se estrena la segunda película sobre el personaje, basada en una de sus sagas más celebradas, El soldado de invierno de Ed Brubaker.

Noticias

anterior siguiente