Enlaces accesibilidad

El importante factor humano de las naves de suministro de la Estación Espacial Internacional

  • Una flotilla de naves mantiene pertrechada la EEI
  • El personal de la estación va rotando cada pocos meses
  • Los tripulantes reciben detalles de sus familias, buenos para su moral

Por
La Progress M-22M lista para su lanzamiento en la rampa de lanzamiento número 1 del cosmódromo de Baikonur
La Progress M-22M lista para su lanzamiento en la rampa de lanzamiento número 1 del cosmódromo de Baikonur. Roscosmos

A las 16:23 UTC de este miércoles está previsto el lanzamiento de la nave de carga Progress M-22M desde el cosmódromo de Baikonur rumbo a la Estación Espacial Internacional.

Se trata de la Progress número 54 que se lanza con suministros a la EEI, con un solo fallo en todos esos lanzamientos, el de la Progress M-12M en agosto de 2011, causado por el incorrecto funcionamiento del cohete lanzador.

La M-22M, que llegará a la Estación seis horas después de ser lanzada, lleva a bordo 2.540 kilos de alimentos, combustible, y otros suministros para los seis miembros de la Expedición 38 que ahora mismo están a bordo de la EEI.

Se acoplará de forma automática al módulo Pirs de la Estación, aunque el comandante Oleg Kotov y el ingeniero de vuelo Mikhail Tyurin han estado ensayando el atraque manual por si hubiera algún problema.

Sin prisas

Permanecerá varios meses en la Estación mientras sus tripulantes la vacían y se transfiere el combustible a los depósitos de la Estación. También la usarán para colocar en ella materiales de desecho que se desintegrarán en la atmósfera mediante una reentrada controlada al final de la misión de la M-22M.

Su carga incluye tanto componentes y materiales para el mantenimiento de la Estación como ítems para la higiene personal de sus tripulantes, pasando por peces, gusanos, y larvas de mosquito que serán utilizadas en experimentos para ver cómo estar en caída libre afecta a su desarrollo.

Contacto humano

Pero más allá de la parte práctica de la misión, sin la que la Estación no podría funcionar, las Progress y el resto de las naves que llevan suministros a la EEI suponen un importante apoyo a la moral de los tripulantes de la Estación, pues muy a menudo llevan a bordo paquetes con objetos personales para estos.

Y es que cuando pasas seis meses separado de tu familia y amigos, amén de los periodos más o menos largos durante el entrenamiento en los que tampoco los puedes ver recibir una carta manuscrita, unas chocolatinas de tu marca preferida, o cualquier otro pequeño objeto que aporte un contacto personal con ellos no tiene precio.

Noticias

anterior siguiente