Enlaces accesibilidad

Más de 20 detenidos y una docena de heridos en otra noche de incidentes en Burgos

  • Trece de los detenidos han pasado a disposición judicial este domingo
  • Además, están en libertad provisional los 16 detenidos el pasado viernes
  • Cerca de un millar de vecinos pedía su libertad
  • La obra convertirá la avenida en un bulevar con menos carriles y aparcamientos

Por
En Burgos se evalúan los daños en el mobiliario urbano tras dos noches de incidentes

Más de una veintena de personas han sido detenidas y una docena han resultado heridas en la segunda noche de incidentes en el barrio de Gamonal, en Burgos, según han informado a Efe fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Trece de los detenidos, todos ellos mayores de edad, han pasado a disposición judicial este domingo, ya que el resto eran menores.

Un grupo de alrededor de 300 vecinos provocó disturbios y destrozos la madrugada del viernes en una protesta contra las obras que pretenden convertir la calle Vitoria, una de las principales vías de la ciudad, en bulevar.

Por su parte, los incidentes de la noche de este sábado se han saldado con al menos 22 detenidos y doce heridos, entre los que se encuentran tres policías y un bombero.

Entre los detenidos hay 10 menores

En la información facilitada por el Tribunal Superior no se hace referencia a los diez menores que también fueron detenidos, dado que la ley protege de manera especial todo lo relativo a su identidad y sus procedimientos, que instruye la fiscalía y no el juzgado.

Asismismo, los 16 mayores de edad han sido acusados por el Ministerio Fiscal de los delitos de desórdenes públicos, daños contra bienes públicos, atentado y lesiones.

En el auto de puesta en libertad provisional, el Juzgado ha indicado que todos ellos han sido detenidos por "agredir a los agentes de la autoridad lanzando piedras y botellas a la par que causaban daños en el mobiliario urbano".

No se hace ninguna precisión más sobre los actos concretos cometidos por cada uno de ellos. No obstante, sí se precisan las acciones realizadas por el menor, I.M., al que, según el atestado del Cuerpo Nacional de Policía, los agentes vieron prender fuego a varios contenedores utilizando pastillas incendiarias.

Respecto a otro de los detenidos, V.R.M., los agentes indican que le vieron, junto a otro joven al que no llegaron a detener, coger trozos de escombros de un contenedor y arrojarlos contra los agentes, sin causarles lesión alguna.

En el auto se indica que aparte de la escasez de indicios, "a todas luces insuficientes para imputar a cada uno de los detenidos la totalidad de los delitos pretendidos por el Ministerio Fiscal", no procede la prisión provisional para los detenidos.

No hay riesgo de fuga

La instructora ha precisado que no aprecia riesgo de fuga, pues los detenidos presentan suficientes señales de arraigo, ya que todos cuentan con domicilio conocido en Burgos, arraigo familiar y, en algunos casos, también profesional.

Además, no existen fuentes de prueba que puedan ser ocultadas, destruidas o alteradas por los detenidos, añade.

Finalmente, en cuanto al fin invocado por el Ministerio Fiscal de evitar que los detenidos puedan cometer nuevos hechos delictivos, indica que no hay indicios de que alguno sea delincuente habitual, ya que no tienen antecedentes penales, ni de que pertenezcan o formen parte de alguna organización criminal.

Los nuevos incidentes de anoche comenzaron al término de una manifestación que había sido pacífica, en la que más de mil personas habían marchado hasta una comisaría de Policía para pedir la libertad de los detenidos en los disturbios de la noche del pasado viernes al sábado.

Daños al mobiliario urbano

La protesta, que había sido convocada de forma espontánea, fue degenerando en daños al mobiliario urbano y a entidades bancarias de la zona, lo que obligó a efectuar varias cargas a los antidisturbios de la Policía.

Fuentes municipales han apuntado que los daños, que todavía no se han evaluado, son mayores que en la noche del viernes al sábado, cuando se produjo la primera protesta violenta seguida también de cargas policiales, en las que resultaron heridos nueve policías.

Responsables del Ayuntamiento y de la Subdelegación del Gobierno en Burgos se encuentran reunidos para analizar los daños y coordinar las actuaciones que se puedan llevar a cabo.

Libertad provisional para los 16 detenidos el viernes

Por otro lado, el Juzgado de Guardia también ha acordado la libertad provisional para los 16 jóvenes que pasaron a disposición judicial por los altercados producidos el viernes.

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, se trata de 15 varones y una mujer. Asimismo, uno de ellos tiene que comparecer en el Juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

Las mismas fuentes, que aclaran que ningún menor pasó a disposición judicial con respecto a estos hechos, han señalado que se les acusa de un delito de "desordenes públicos con resultado de daños".

Noticias

anterior siguiente