Enlaces accesibilidad

Bachelet gana la segunda vuelta de las elecciones en Chile con una elevada abstención

Por
Michelle Bachelet vuelve a ocupar la presidencia de Chile

La candidata socialista, a la presidencia de Chile, Michelle Bachelet, ha ganado la segunda ronda de las elecciones y se convierte así en la primera mujer en ser reelegida presidenta en ese país, con el 62,4% de los votos, frente al 27,59% de la candidata de la derecha Evelyn Matthei, cuando se ha escrutado el 85,37% de las 41.349 mesas electorales.

En una primera reacción, los dirigentes de la derecha han reconocido la legitimidad del triunfo de Bachelet, aunque algunos han apuntado que la elevada abstención debe ser tenida en cuenta y condicionar su acción de gobierno. "Ella ganó y la felicito", ha dicho Matthei quien ha acudido personalmente a felicitar a su contendiente.

Escasa asistencia de los electores

Los centros de votación en la segunda vuelta de las elecciones han cerrado a las 18.00 hora local (21.00 GMT), tras 10 horas abiertas, con una escasa concurrencia de ciudadanos a las urnas. Las votaciones han terminado con una con una abstención del 59%.

La escasa asistencia a los 2.012 centros habilitados para votar en la segunda vuelta presidencial ha hecho que varios dirigentes políticos de Chile pidan el retorno al sistema de sufragio obligatorio.

Analistas y expertos electorales han anticipado antes de conocerse los resultados que en la segunda vuelta la asistencia a las urnas sería inferior a la del 17 de noviembre, cuando más del 50% de los electores se abstuvo.

La inscripción automática en los registros electorales y el voto voluntario están vigentes en Chile desde 2012 y se ha aplicado en los comicios municipales celebrados hace un año y en la primera ronda presidencial de noviembre pasado, con una alta abstención.

En la primera ronda electoral votaron 6,7 millones de chilenos, de un censo de 13,5 millones,  mientras que la participación de este domingo ha sido de 5,7 millones de personas, la más baja desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet.

Los analistas señalan como causas principales de este descenso el voto voluntario y el amplio apoyo que recibió Bachelet en la primera ronda y en las encuestas.

Partidarios del voto obligatorio

El expresidente socialista Ricardo Lagos, que antes fue partidario del voto voluntario, ha reconocido que ha cambiado de opinión y ha apoyado el retorno al sufragio obligatorio.

"Es un derecho pero también, en el fondo, es una obligación", ha señalado Lagos tras acudir a votar. "Lo pensé, lo medité y me di cuenta que es un error y creo que está demostrado", ha agregado.

Algo similar ha opinado la dirigente estudiantil y diputada electa del Partido Comunista Camila Vallejo. "Es normal que haya venido poca gente, por eso soy partidaria de la inscripción automática, voto obligatorio y 'desincripción' voluntaria", ha sostenido Vallejo.

"La abstención es una realidad que no es particular de este año y no se va a resolver en un año (...), es una cuestión bastante estructural, que tiene que ver con la falta de educación cívica", ha agregado.

El presidente de la Democracia Cristiana, Ignacio Walker, reiteró, antes de cerrarse los colegios electorales, que siempre ha sido partidario del voto obligatorio.

Noticias

anterior siguiente