Enlaces accesibilidad

Antonio Altarriba: "La censura siempre es hipócrita y absurda"

  • 'El arte de volar' ha sido calificado de "lascivo" por la censura coreana
  • El cómic sigue publicándose, con gran éxito, en varios países

Por
Antonio Altarriba y la portada de 'El arte de volar'
Antonio Altarriba y la portada de 'El arte de volar' Edicions de Ponent

El Arte de volar (Edicions de Ponent), de Antonio Altarriba y Kim, es ya uno de los títulos imprescindibles del cómic español, ganador del Premio Nacional de Cómic 2010, del Premio Nacional del Cómic de Cataluña, de los Premios de la Crítica, del Salón del Cómic de Barcelona… y varios premios europeos, ya que se ha traducido a diez idiomas y está traspasando fronteras. Incluso ha llegado a Corea del Sur, donde estaba teniendo un importante éxito hasta que se ha topado con la censura.

“Según me comenta el editor coreano –asegura Altarriba- el Comité Ético de Corea del Sur ha calificado el libro como “Lascivo”, porque contiene escenas de sexo. Y eso que la recepción estaba siendo muy buena, con unas críticas excelentes. Y en apenas unas semanas se habían vendido más de 2.000 ejemplares”.

“Esa calificación supone –según el guionista- que el libro no se puede vender a menores de 19 años, ni publicitar, ni exponer en las vitrinas de las librerías”

No es un hecho aislado, Altarriba nos comenta que otras grandes obras, como Los 120 días de Sodoma o la película Moebius, de Kim Ki-duk están pasando por una situación parecida. “Según me comenta el editor coreano, un grupo de autores se han reunido para ponerse en contacto con diversas entidades e incluso han creado una plataforma para la defensa del libro y para luchar por la libertada de expresión en Corea del Sur. Y están luchando para que la censura retire esa calificación”.

El arte de volar recorre la vida del padre de Altarriba (desde su niñez hasta su suicidio a los 90 años) y de tantos otros perdedores de la Guerra Civil que hicieron lo que pudieron para sobrevivir sin renunciar a sus principios, aunque estaban condenados al fracaso. Un apasionante resumen de 70 años de la historia de España que ha vendido más de 70.000 ejemplares en Europa.

“El libro lleva en los genes la lucha por la libertad”

“El editor coreano asegura que se avergüenza de la censura de su país pero que, a la vez, esta situación es un acicate para luchar por la libertad de expresión. Al igual que mi padre lucho por la libertad en España, como se cuenta en el libro. Este libro ya llevaba en los genes el tema de la lucha por las libertades y si tiene que presentar batalla por la libertad de expresión lo hará”.

La censura siempre es hipócrita y absurda –afirma Altarriba-. En el libro cuento cosas tremendas sobre la guerra civil: los campos de concentración, la represión de la dictadura… y la censura coreana sólo se ha fijado en el sexo. Mi padre fue un hombre con sus defectos, sus grandezas y sus miserias, y le tocó vivir una de las épocas más duras y despiadadas de la historia de España”

“Por otra parte, el hecho de que la lucha de mi padre sea motivo de debate y conflicto en Corea, en la otra punta del mundo, me alegra”.

Las escenas de la polémica

Altarriba nos ha puntualizado cuales son las escenas que tanto han molestado a los censores coreanos: “Mira que mi padre lo pasa mal en el libro, y ellos sólo se han fijado en dos escenas de sexo, remarca. La primera con una joven francesa de 16 años (la edad legal en España actualmente), aunque en los años 30, cuando transcurre la historia, la gente se podía casar con 13 años. Y en la otra escena mi padre tiene relaciones con una amante, una mujer que no es mi madre. Esas son las dos escenas que les han molestado en una novela gráfica de más de 200 páginas”.

“No sabes nunca como te van a afectar estas cosas a nivel de ventas –asegura Altarriba- porque no conozco la cultura y la censura en extremo oriente. Al no prohibirlo, pero clasificarlo para mayores de 19 años, igual se provoca el efecto contrario y suscita más interés, como pasaría en España”.

El libro está a punto de publicarse en Japón, como nos cuenta Altarriba: “No creo que haya ningún problema ni contaminación por esta noticia. En Japón está el dibujante Ken Niimura, que tiene una agencia de representación, y que nos está gestionando la venta del libro. Pero allí hay muchas clasificaciones distintas para los cómics y no debería tener problemas”.

“Mi intención –asegura Altarriba- es escribir a todos los editores europeos que han publicado el libro para explicarles la situación y ver si, entre todos, podemos ayudar a los coreanos en su lucha por la libertad de expresión. En Europa, El arte de volar se ha publicado en todos los mercados importantes menos en Gran Bretaña a donde llegará en 1014. Y no ha tenido problemas en ningún sitio”.

“Además –continúa Altarriba- Kim y yo hemos presentado el libro en numerosos institutos de Francia e Italia e incluso nos han dado un premio de un Instituto francés. Y sabemos que recomiendan su lectura en universidades de Francia e Inglaterra. Gracias a eso hemos comprobado que ha calado entre el público joven”

Un guionista arriesgado

“Siempre he sido un guionista que ha buscado temas arriesgados –confiesa Altarriba- incluso he realizado historietas eróticas con Laura Pérez Vernetti que ahora se van a reeditar en Francia; y nunca he tenido problemas. Y lo curioso es que ahora se han producido con un libro que está escrito en torno a unos sentimientos y planteamientos que no tienen nada que ver con la exhibición sexual. Creo que en El arte de volar era importante contar la miseria sexual predominante en la España de aquella época y también era fundamental, para mí, abordar esa cuestión de la sexualidad paterna”.

No es la primera vez que Altarriba tiene problemas de este tipo: “En 2007, publiqué, también con Edicions de Ponent, el libro Tintín y el loto rosa, que fue considerado como pornográfico por The Guardian. En se librol especulaba con lo que habría pasado con los personajes tras la muerte de Hergé: Haddok era alcohólico, Milú había muerto, Tornasol había sido ingresado en un psiquiátrico y Tintín había vuelto al periodismo, pero a la prensa del corazón. Al final tuvimmos problemas con los abogados de Moulinsart, la compañía que vela por los derechos de Hergé. pero fue un caso muy diferente de este”.

Altarriba también nos ha comentado su nuevo proyecto: “Estoy trabajando con el dibujante Keko en un nuevo proyecto. Un thriller que tendrá unas 130 o 140 páginas. Keko es uno de los grandes autores de la actualidad y dará al libro la atmósfera que necesita. Su manejo del blanco y negro es insuperable. Ya tengo la mitad del guión y hemos acabado unas 30 páginas, así que calculo que estará terminado para el otoño de 2014”.

Noticias

anterior siguiente