Enlaces accesibilidad

Ashton pide en Egipto la liberación de Morsi y de los presos políticos

       
  • La jefa de la Política Exterior de la UE se ha reunido con las nuevas autoridades
  •    
  • Miles de islamistas se han vuelto a movilizar en las calles de El Cairo

Por
Catherine Ashton reunida con el presidente interino egipcio, Adly Mansour , en El Cairo AFP KD/BLA

La jefa de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha dicho este miércoles en El Cairo que le habría gustado ver al depuesto presidente Mohamed Morsi, retenido desde el golpe de Estado de Egipto, y ha pedido su liberación y la de los presos políticos. Mientras, miles de islamistas y seguidores de los Hermanos Musulmanes han continuado con sus movilizaciones en lo que han denominado el "día de la insistencia".

Ashton ha señalado que aunque no se ha podido entrevistar con el presidente depuesto, pero que las autoridades egipcias le han asegurado que se encuentra "bien" y está "bien cuidado", según unas declaraciones de la jefa de la diplomacia europea recogidas en un comunicado difundido por la UE. "He dejado claro en mis declaraciones y en todas las reuniones que he mantenido que Mursi debe ser puesto en libertad y que creo que los presos políticos deben ser liberados", ha afirmado.

La jefa de la Política Exterior de la UE se ha reunido con las nuevas autoridades egipcia, como el presidente interino, Adli Mansur, y el viceprimer ministro y titular de Defensa Abdel Fatah al Sisi, entre otros. Antes de viajar a Egipto, Ashton dijo que el objetivo de la visita es "reforzar el mensaje de que tiene que haber un proceso político totalmente incluyente, con todos los grupos que apoyan la democracia".

También se ha pronunciado sobre la situación egipcia el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien desde Amman ha comentado que es necesario más tiempo para juzgar el desarrollo de la situación en Egipto antes de determinar la postura EE.UU. El responsable estadounidense cree que es necesario que se restaure el orden y la estabilidad en el país árabe y que se defiendan los derechos humanos.

“Día de la insistencia islamista”

Los partidarios del depuesto presidente Morsi han protagonizado este miércoles nuevas protestas en El Cairo contra el golpe de Estado y contra el Gobierno transitorio, cuyos miembros tomaron este martes posesión de sus cargos.

Los miembros del nuevo Gobierno egipcio, encabezado por el economista Hazem el Beblaui, han tomado este martes posesión de sus cargos, casi dos semanas después de que el Ejército depusiera al presidente islamista Mohamed Morsi. La ceremonia se produce tras una nueva jornada de violencia que ha dejado al menos siete muertos, más de 250 heridos y 400 detenidos. Los Hermanos Musulmanes han rechazado el gabinete al considerarlo "ilegítimo".

En la plaza de Rabea al Adauiya, epicentro de las manifestaciones de los islamistas, miles de personas continúan congregadas para exigir el retorno al poder de Morsi. El ambiente en los alrededores de la plaza es tenso, ya que los vecinos han dado un ultimátum a los islamistas para que se trasladen a Rabea al Adauiya y la avenida Al Nasr, y abandonen las calles aledañas.

En esta jornada de protestas, bautizada de "la insistencia", los seguidores de los Hermanos Musulmanes organizaron también una marcha hacia la sede del Gobierno para protestar contra el nuevo Ejecutivo. Esta zona es escenario de un importante despliegue policial, mientras que el palacio presidencial de Al Itihadiya está cercado por tanques y blindados, según ha podido comprobar Efe.

Las manifestaciones fueron convocadas este martes tras la investidura del Gabinete de transición, de corte liberal y tecnócrata y encabezado por el economista Hazem el Beblaui. Los seguidores de Morsi consideran este gobierno "nulo" porque ha surgido tras el golpe de Estado, según dijo a Efe Maha Abulaez, dirigente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la Hermandad.

Abulaez, coordinadora de una red de mujeres contra el golpe de Estado, ha subrayado a Efe que no abandonarán las plazas hasta "el regreso de la legitimidad (de Morsi)". En la misma línea, el manifestante islamista Hasan al Madeui ha señalado a Efe que no se moverán ni aunque les "lancen misiles o lleguen los tanques". Para Al Madeui, el nuevo Gobierno no tiene legitimidad y el golpe de Estado fue perpetrado por "un grupo de hipócritas y traidores contra la voluntad del pueblo".

Noticias

anterior siguiente