Enlaces accesibilidad

Guillaume Long: "Intento transmitir la pasión por cocinar"

  • Se publica su cómic de consejos de cocina: 'A comer y a beber'
  • Una recopilación de su exitoso blog en el diario 'Le Monde'

Por
 Viñetas de 'A comer y a beber', de Guillaume Long
Viñetas de 'A comer y a beber', de Guillaume Long sins entido

Guillaume Long es un joven autor que triunfa en Francia con A boire et à manger, un blog de consejos de cocina realizado como un ameno, divertido y didáctico cómic, en el prestigioso diario 'Le Monde'. Gracias a su enorme éxito ya se han editado dos libros recopilando sus consejos (más que recetas). El primero llega ahora a España con el sugerente título de A comer y a beber (sins entido).

“Desde el momento en que abrimos el blog -nos confiesa Guillaume- tuve claro que no quería dar consejos sino transmitir a los demás la pasión por la cocina que siento desde pequeño. Una pasión que me transmitió mi madre un día, simplemente dejándome hacer un pan" (que tuvo que ser sustituido por uno de la panadería. Una de las divertidas anécdotas que aparecen en el libro)

"En cuanto al dibujo -continúa-, nunca me lo había planteado. Llegue al cómic por casualidad. Quería ser cineasta pero comprendí que era una meta inalcanzable, así que me dediqué a los tebeos. Fue una vocación muy tardía, porque la primera vez que dibujé fue a los 25 años y para hacer unas tiras sobre cocina".

“En mi cocina no puede faltar el aceite de oliva”

Guillaume asegura que los elementos que no pueden faltar en su cocina son: “Un cuchillo y una tabla, los risottos y las pastas, porque me encantan... ajo, aceite de oliva y todo lo que tenga que ver con la cocina mediterránea".

Guillaume confiesa que llegó al blog por casualidad: “El periódico Le Monde estaba buscado a alguien que se ocupara de la sección de cocina y conocían mis dibujos porque ya había publicado algunos cómics. En cuanto me enteré fui corriendo a ofrecerme, aunque no tenía ni idea de cómo se hacía un blog. Por aquel entonces el director de Le Monde había leído el cómic El gourmet solitario (Astiberri), de Jiro Taniguchi, y sabía que le había gustado mucho, pero yo no lo había leído. Así que cuando hablamos por teléfono mentí asegurando que lo conocía y que mi idea para el blog era en esa misma línea, aunque al final no tiene nada que ver. Pero el truco funcionó”.

“El blog es muy interactivo -asegura Guillaume-, los lectores dejan muchos comentarios. Lo curioso es que cuanto más específica es una receta, más comentarios suscita. Por el contrario, cuando dedico la entrada a una tortilla no le interesa a nadie”.

En las firmas de libros se me acercan estudiantes, dándome las gracias, sobre todo porque gracias a mis recetas han descubierto las verduras, que en un principio les atraían muy poquito y se han sorprendido al comprobar que pueden ser muy sabrosas, como el brocoli o el ajo de oso" (uno de los ingredientes de su cocina y que el nunca compra, siempre lo recoge en la montaña, aunque puede comprarse en tiendas de delicatessen).

“Lo que me interesa es la cocina tradicional y familiar"

En cuanto a los programas de cocina de televisión Guillaume asegura que: “No tengo tele, aunque cuando voy a casa de mis padres confieso que veo algunos como el Master Chef y me engancha, pero no me interesan demasiado. No me atrae la idea de tener un programa".

“Dibujo cómics desde 2003, y los he hecho de muchos tipos. Ahora estoy con el tercer volumen de A comer y a beber, pero cuando lo acabe voy a dejar un poco de lado la cocina y a retomar proyectos de cómics que no tienen nada que ver. Pero a cambio dedicaré más tiempo al blog, porque lo tenía un poco abandonado y así tendré material para el tercer volumen”

“Cuando empecé quería desmarcarme del típico libro de cocina -asegura Guillaume-, me encantan y tengo un montón en casa, pero cuando cocino muy raras veces los consulto, porque tienen unas recetas larguísimas y complicadas y además acompañadas de esas fotos maravillosas de los platos y cuando yo cocino nunca me quedan tan bien como en esas fotos y no me quedan ganas de cocinar”.

“Por eso quiero dibujar las cosas como son. Cuando dibujo un calabacín quiero que todo el mundo lo reconozca en casa o en el mercado. Creo que eso anima a la gente. Porque cuando dibujo un plato de pasta intento que tenga el aspecto de cómo va a salir ese plato. Así cualquiera que lo vea dirá “eso puedo hacerlo yo”.

Un menú para una visita sorpresa

Proponemos un reto a Guillaume, ¿Qué menú prepararía ante una visita inesperada?: “Pasta a la boloñesa -asegura sin dudarlo- porque a casi todo el mundo le gusta y es muy sencilla de preparar, aunque requiera su tiempo. Me encanta hacerla para mis invitados. También soy un aficionado al pescado y haría cualquier tipo a la plancha o a la parrilla”.

“En cuanto al postre –nos confiesa- seguro que no habría porque no soy repostero. Y comprobaréis en el libro que repito constantemente que no soy muy dulcero”.

“Y el vino –concluye- sería siempre un tinto, del estilo de un St Joseph, porque prefiero el vino tinto… el rosado y el blanco me sientan mal.

Como hacer un buen café

Una de las tiras más obvias, pero a la vez más interesantes, es la que dedica a cómo hacer un buen café: “Para empezar hace falta un buen café -asegura Guillaume-, una cafetera de las de toda la vida y un fuego de gas (odia las vitrocerámicas). Pero en el cómic lo exagero mucho, por eso cuando alguno de mis amigos me invita a su casa siempre se disculpa por tener una cafetera eléctrica. Me dicen que es una mierda... Pero en realidad, yo disfruto de casi cualquier café, no soy ningún sibarita”.

En cuanto al descubrimiento culinario del que se siente más orgulloso:  "Fue cuando estaba en Italia, invitado por una familia y me pusieron pasta, otra vez pasta, lo siento (bromea). Era una pasta con una salsa hecha con las huevas de la pularda, un pescado. Y recientemente probé una vieira a la plancha con una salsa hecha de nata y regaliz. ¡Fabuloso!"

En cuanto a la cocina española: "Me encanta España y es la cuarta vez que vengo a Madrid. y suelo visitar lugares como El museo del jamón, sitios de patatas, montaditos... Y reconozco que cuando llevo tres o cuatro días aquí sueño con una ensalada, porque en mi opinión a la cocina española le falta un poco de verdura. Pero también es verdad que puede que sea por que cada vez que vengo aprovecho y me hincho de tapas. No puedo resistirlo.”

Un comic divertido y muy útil que os conquistará, porque ya sabemos que a los humanos se nos conquista por el estómago.

Noticias

anterior siguiente