Enlaces accesibilidad

Unió reconoce que se financió ilegalmente y paga 388.000 para evitar el juicio del caso Pallerols

  • Es el primer partido en España que devuelve el dinero defraudado
  • El acuerdo se ha alcanzado 'in extremis' entre las acusaciones y defensas

Por
Unió admite que se financió ilegalmente y paga 388.000 euros para evitar el juicio del caso Pallerols

Unió Democràtica de Catalunya (UDC), el partido que integra CiU junto a Convergència, ha admitido que se financió ilegalmente en los años 90, y ha aceptado devolver 388.000 euros desviados de subvenciones públicas de la Unión Europea para evitar la celebración del juicio del caso Pallerols.

Según Efe, es el primer partido de la historia judicial española que devuelve el dinero desviado de la administración pública después de alcanzar 'in extremis' un acuerdo entre las acusaciones y las defensas para evitar el banquillo.

El caso Pallerols investigó el desvío del 10% de las subvenciones del Foro Social Europeo que debían servir para cursos de formación ocupacional. Los acusados, entre ellos ex altos cargos y militantes de Unió, han reconocido que en los años 90 adjudicaron a las academias del empresario Fidel Pallerols varios millones de euros en ayudas desde la Generalitat a cambio de entregar después una parte de ellas al partido democristiano.

Tras semanas de negociación, acusaciones y defensas han llegado a un pacto en el que los procesados han aceptado los hechos de que les acusaba la Fiscalía.

El pacto ha sido posible después de que el ministerio público, que inicialmente pedía para los procesados penas de hasta 11 años de prisión, se haya avenido a rebajar las penas y las indemnizaciones que solicitaba en un principio, parte de las cuales han sido asumidas económicamente por UDC como responsable civil subsidiaria y partícipe a título lucrativo de la trama.

La Fiscalía rebaja las penas y las indemnizaciones

Concretamente, el ministerio público ha rebajado a 388.000 la suma defraudada por la trama de Pallerols, al incluir en esa cifra solo las cantidades que se consideran totalmente acreditadas, frente a los cerca de 600.000 euros en que inicialmente cifraba el desfalco.

De esos 388.000 euros, el fiscal reclama a UDC que responda como partícipe a título lucrativo de 200.000 euros y, en calidad de responsable civil subsidiaria, de los 100.000 que desvió su exsecretario de organización Vicenç Gavaldà.

Esta mañana, UDC y los cuatro condenados por el caso Pallerols han consignado en el banco 300.000 euros para cubrir la responsabilidad civil, que aunque formalmente figuran sufragados por las cinco partes han sido abonados íntegramente por el partido democristiano, según han informado a Efe fuentes judiciales.

El pago de la responsabilidad civil por parte de UDC, el primer partido en la historia judicial española que devuelve dinero defraudado a la administración pública, comporta su asunción de que se embolsó parte de las subvenciones europeas que fueron desviadas a través de la trama, y así constará en la sentencia de conformidad que dicte la sección segunda de la Audiencia de Barcelona.

Los otros 88.000 euros tendrán que ser aportados en los próximos días por UDC y los cuatro condenados, que también deberán pagar multas que suman en total cerca de 260.000 euros.

Los cuatro condenados evitarán su ingreso en prisión

El acuerdo se ha saldado con penas menores que permitirán a los cuatro condenados eludir su ingreso en prisión, por carecer de antecedentes: año y medio para el ex director general de Empleo Lluís Gavaldà (UDC) y siete meses para el empresario Fidel Pallerols y para el consejero nacional de UDC Vicenç Gavaldà.

Para el militante de UDC Santiago Vallvé, que tenía una condena de poco más de un año de cárcel por el caso Turismo de malversación de fondos de la Generalitat, suspendida por no tener antecedentes, el fiscal le ha dejado la pena en una multa, por lo que podrá evitar su ingreso en prisión.

A Dolors Llorens, miembro del Departamento de Trabajo, y María Cruz Guerrero -esposa de Pallerols-, el ministerio público les ha retirado los cargos al considerar que su papel en la trama sería subalterno del resto de acusados y no estar completamente acreditada su participación.

Los acusados reconocen la financiación ilegal

Al aceptar la rebaja de condena de la Fiscalía, los acusados han reconocido que entre los años 1994 y 1999 concedieron a Fidel Pallerols varios millones de euros en subvenciones del Departamento de Trabajo, controlado entonces por UDC, con el compromiso de entregar luego parte de esas sumas para la financiación del partido democristiano.

La Fiscalía ha basado la sustancial rebaja de penas aplicada a los acusados en la aplicación de las atenuantes de reparación del daño, por haber devuelto el dinero defraudado, y dilaciones indebidas en el proceso, que se abrió en 1999 pero ha tardado 13 años en llegar a juicio dado que la causa fue archivada, recurrida y estudiada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por la imputación de un aforado.

Además, el fiscal, según ha argumentado después ante la prensa, ha tenido en cuenta que el paso de tanto tiempo supone una "debilitación" de las pruebas para acreditar la participación de los acusados, con lo que encarar el juicio, que podría haberse prolongado durante cuatro meses, podría no haber tenido eficacia.

El pacto firmado este martes ha dejado aparte la causa abierta por fraude fiscal que tiene pendiente Fidel Pallerols, que la Audiencia de Barcelona ha acordado desglosar para juzgarla más adelante.

Noticias

anterior siguiente