Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Josep Antoni Duran i Lleida ha insistido esta tarde en que no va a dimitir por el caso Pallerols, que, como saben, se cerró con un acuerdo que reconoce financiación ilegal al partido que preside. Además de indemnizar a la Generalitat, Unió Democrática se va a hacer cargo de parte de las multas de los acusados.

Unió Democrática se hará cargo de gran parte de la multa que tienen que pagar los condenados por el caso Pallerols, además de abonar íntegramente la indemnización a la Generalitat. Hoy, en su carta semanal, el líder de Unió, Durán i Lleida, pide perdón y explica porque no va a dimitir

El líder de Unió Democrática no piensa dimitir. Durán i Lleida ha sido tajante, desde Chile, donde participa en unas jornadas democristianas. Respondía así a los que han pedido que asuma responsabilidades por el caso Pallerols, tras el acuerdo judicial que evita el juicio pero que reconoce que hubo financiación ilegal en el partido.

Después del caso "Pallerolls" y con el horizonte del referendum soberanista, la vicesecretaria general del PP, Mª Dolores de Cospedal, ha reiterdo que si ella fuera Duran i Lleida, dimitiría. Además ha dicho que dejaría de ser el presidente de la comisión de exteriores del Reino de España, porque es una incoherencia, según su manera de pensar, al defender la fragmentación del estado.

Empezamos con el debate político que se ha abierto tras el acuerdo ayer entre la fiscalía y las defensas para evitar el juicio a ex cargos de Unió Democrática y que supone admitir que el partido se financió de manera ilegal. Hoy en Cataluña toda oposición ha pedido la dimisión de Josep Antoni Duran y Lleida. Unió dice que no ve razones para que dimita y diferencia entre el partido y los acusados.

Además de pedir responsabilidades políticas por el caso Pallerols también ha habido críticas al acuerdo alcanzado entre la fiscalía y las defensas para evitar el juicio. El Fiscal General del Estado asegura que está dentro de la legalidad aunque considera que se ha tardado mucho tiempo en resolver este caso.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha calificado de "incoherencia" y "frivolidad" que el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, no dimita tras conocer que el partido que preside, UDC, se financió ilegalmente, tal y como prometió en el año 2000. Cospedal ha hecho estas declaraciones tras la decisión de este martes de Unió, que aceptó, gracias a un pacto judicial, devolver 385.000 euros desviados de subvenciones públicas destinadas a cursos de formación para parados en el marco del 'caso Pallarols', evitando la celebración del juicio y a los condenados entrar en prisión.