Enlaces accesibilidad

Cae una red de prostitución que trajo a España a 8.000 mujeres rusas

  • Las engañaban con el pretexto de falsas ofertas de trabajo
  • En la operación, denominada 'Arcano', hay 18 detenidos

Por

La Policía Nacional y el Servicio Federal de Seguridad de Rusia han desarticulado una organización criminal que trasladó a unas 8.000 mujeres rusas para su explotación sexual en España desde el año 2005 con el pretexto de falsas ofertas de trabajo.

La trama, que envió desde Rusia a España a veinte mujeres semanalmente desde el año 2005, es responsable del traslado del 70% de las mujeres rusas traídas a España para su explotación sexual, según un comunicado de la Policía Nacional.

18 personas detenidas

En la operación, denominada 'Arcano', han sido detenidas18 personas, entre ellas el cabecilla, y se han efectuado 12 registros en los que se han intervenido 65.000 euros en efectivo, seis vehículos de alta gama, joyas y relojes de elevado valor y diversa documentación.

El cabecilla eludía cualquier contacto tanto con sus víctimas como con sus explotadores y se presentaba bajo múltiples alias como "el hombre invisible" o "Albert Einstein".

La banda enviaba a Rusia los pasaportes de las mujeres para prolongar el tiempo de estancia en España mediante falsificaciones de gran calidad.

La operación comenzó en el año 2005, al detectarse la presencia en España de "la mayor organización criminal rusa" dedicada a la explotación sexual de ciudadanas de esa nacionalidad.

Durante una primera fase, los agentes concluyeron que todos los clubes investigados, así como los distintos grupos desarticulados hasta ese momento se proveían de mujeres enviadas por una misma red de captación establecida en Rusia.

Falsas ofertas de empleo

Numerosas víctimas relataron a los agentes que eran captadas mediante falsas ofertas de empleo en España, para lo que recibían visados Schengen y simulaban viajes turísticos.

La primera parte del viaje la realizaban en autobuses de línea hasta Varsovia, Praga o Helsinki y, desde allí, viajaban en avión hasta Madrid, Barcelona o Málaga, donde eran recogidas por algún miembro de la organización o guiadas telefónicamente hasta su destino final en Madrid, Barcelona, Lérida, Tarragona, Córdoba, Granada, Jaén, Almería, Cantabria, Zaragoza, Huesca, Santa Cruz de Tenerife o Islas Baleares.

En la segunda fase de la operación, tanto en Rusia como en España, los agentes lograron establecer una conexión directa entre el principal responsable de la organización y las mujeres trasladadas, por lo que se procedió a su detención, que hasta ese momento no había sido posible debido a que tomaba todo tipo de medidas de seguridad.

Muy pocas personas conocían su nombre real, ya que se presentaba siempre bajo múltiples alias que utilizaba durante cierto tiempo y cambiaba frecuentemente, lo que le obligaba a llevar consigo un listado con los mismos para saber cómo presentarse en cada ocasión.

También fue detenido el correo de la organización, que se encargaba de llevar a Moscú los pasaportes de las víctimas y traerlos de nuevo a España después de su falsificación.

Dividida en tres aparatos

La organización se dividía en tres aparatos: uno dedicado a la captación de las víctimas, otro a la obtención de documentación y otro al envío de las mujeres a España.

El objetivo de esta estructura era evitar que las víctimas tuvieran cualquier contacto con los principales cabecillas y únicamente establecieran comunicación con los escalones más bajos de la organización.

Los beneficios obtenidos eran blanqueados a través de personas y sociedades interpuestas y eran desviados a sociedades patrimoniales desligadas de la prostitución, para lo que contaban con la colaboración especializada de un gestor.

En la operación han sido detenidas dieciocho personas, la mayoría de nacionalidad rusa, en Arona (Santa Cruz de Tenerife), Vícar (Almería), Roquetas de Mar (Almería), Granada, Zaragoza, Barcelona, Madrid, Ibiza, Salou (Tarragona) y Cambrils (Tarragona).

Además se han realizado doce registros, tanto en domicilios particulares como en clubes donde se ejercía la prostitución, en Arona (Santa Cruz de Tenerife), Almería, Roquetas de Mar (Almería), Granada, Zaragoza, Madrid, Alcobendas (Madrid), Ibiza, Tarragona y Cambrils (Tarragona).

Asimismo, se han solicitado Órdenes Europeas de Detención y Entrega para otros seis importantes miembros del grupo, también de nacionalidad rusa.
La operación ha supuesto el bloqueo de varias cuentas corrientes, la clausura temporal de cuatro de los prostíbulos investigados, el embargo de diversos inmuebles y la inmovilización de bienes por un importe aproximado de 3,5 millones de euros.

En los registros, se ha intervenido numerosa documentación personal falsificada, multitud de resguardos de envíos de dinero, unos 65.000 euros en efectivo, seis vehículos de alta gama y abundantes joyas y relojes de elevado valor, además de material informático, que está siendo analizado por expertos policiales.

Noticias

anterior siguiente