Enlaces accesibilidad

El juez dicta prisión provisional y sin fianza para el electricista que confesó el robo del Códice

  • El fiscal pide prisión provisional para la mujer y el hijo por blanqueo de capitales
  • Rajoy entregará el códice a la catedral el próximo domingo

Por
Prisión provisonal sin fianza para el ladrón del Códice

El juez ha dictado auto de prisión provisional y sin fianza para Manuel F.C., el electricista que confesó el hurto del Códice Calixtino. El fiscal ha solicitado que también sean enviados a prisión tanto la mujer como el hijo del electricista

A Manuel F.C., detenido el pasado martes por el robo del preciado manuscrito del siglo XII, se le imputan delitos contra la intimidad por apropiarse de correspondencia de personal de la Catedral y vecinos.

Además, el auto dictado por el titular del Juzgado número dos de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, también le imputa varios delitos de robos con fuerza continuado, hurtos y blanqueo de capitales.

El fiscal pide prisión provisional para la mujer y el hijo del electricista

El fiscal ha solicitado que también sean enviados a prisión tanto la mujer como el hijo del electricista. Según ha informado a los medios de comunicación Antonio Roma, el ministerio fiscal cree que a la mujer y el hijo del autor del robo deben imputárseles delitos de blanqueo de capitales. Así, pide que ambos sean enviados a prisión para evitar la posibilidad de que destruyan pruebas.

Ambos fueron detenidos el pasado martes junto a Manuel F.C. por el robo del preciado manuscrito del siglo XII.

Rajoy devolverá el domingo el Códice Calixtino a la catedral

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será quien devuelva el próximo domingo a la Catedral de Santiago de Compostela el Códice Calixtino. Así lo ha confirmado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha felicitado a las fuerzas de seguridad por su trabajo. "Tenemos que reconocer esa labor de investigación y la detención de los responsables, que ha permitido recuperar una de las joyas de nuestro inmenso patrimonio cultural", ha dicho.

Los técnicos del Museo de la Catedral estudian cómo exponer el libro a partir de ese momento, ya que el Cabildo le ha expresado el deseo de que el público pueda acudir a ver la joya del Archivo.

Fernández Castiñeiras ha declarado durante toda la mañana

Manuel Fernández Castiñeiras, presunto autor de la sustracción del Códice Calixtino, su mujer e hijo entraron en los juzgados de Santiago de Compostela a las 08:45 horas, para prestar declaración ante el Juez José Antonio Vázquez Taín, titular del juzgado de instrucción número dos de la capital gallega.

Fernández Castiñeiras y su familia llegaron en un furgón policial, procedentes de la Comisaría compostelana y media hora antes lo había hecho el juez que les tomará declaración.

Vázquez Taín dijo a la entrada del juzgado que esperaba que "todo sea rápido" y la declaración hubiese concluido en torno al mediodía.

El electricista confesó ayer el robo

El técnico electricista Manuel Fernández Castiñeiras, detenido como presunto autor material de la desaparición del Códice Calixtino, confesó este jueves  y dijo que se llevó el manuscrito "sobre las 12 de la mañana", según ha informado a Efe una fuente próxima al caso.

Su revelación llega un día antes de su declaración ante el juez instructor, José Antonio Vázquez Taín. "Sí, fui yo quien robó el libro", reconoció Fernández Castiñeiras, y ha apuntado como fecha de la sustracción el mes de julio del año pasado.

Este exempleado de la Catedral de Santiago de Compostela ha estado negando este hecho durante meses, pero no podía seguir "ocultándolo" después de que apareciese el manuscrito en uno de sus garajes y de que trascendiese la compra de varias viviendas mediante abonos en efectivo.

"Pero hoy estaba inquieto, nervioso, se le veía intranquilo", precisó la misma fuente , "y finalmente ha confesado".

"No lo sé, no me acuerdo". Así es como ha estado respondiendo todo este tiempo el principal sospechoso tanto al juez como a la policía, según ha desvelado esta tarde el jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), el gallego Serafín Castro.

Cuando se le preguntaba si había sido él, se limitaba a bajar la cabeza y a no contestar, y solo fue más allá en una ocasión después de que le dijesen "Manolo, que a ver si van a quemar el Códice". El respondió "no, no está quemado".

Tenía una motivación

La investigación se centró en el detenido a partir del pasado mes de enero, tras descartar a una treintena de sospechosos, entre empleados de la catedral, trabajadoras de la limpieza y personal que pudieran acceder a esta joya histórica. Incluso se llegó a detener a otro individuo que aseguraba tener el libro pero que se demostró más tarde que "desvariaba".

La diferencia, ha explicado Castro, natural de A Rúa (Ourense), este jueves, es que Fernández tenía un motivación: el cese de sus servicios después de 25 años trabajando como electricista autónomo para la catedral.

Fernández Castiñeiras sufrió un ictus hace 7 años, y estaba percibiendo una pequeña paga. Sus allegados dicen que solía asistir a misa, frecuentar las cafeterías y dedicarse a los cuidados de un pequeño huerto.

Noticias

anterior siguiente