Enlaces accesibilidad

Sergio Bleda: "En España el cómic de género está muy mal visto'

  • El dibujante publica 'Dolls killer', con guión de Nicolas Pona
  • Una historia sobre un asesino en serie ambientada en Nueva York
  • Sergio Bleda celebra sus 20 años como profesional del cómic

Por
 Viñetas de 'Dolls Killer', de Nicolas Pona y Sergio Bleda
Viñetas de 'Dolls Killer', de Nicolas Pona y Sergio Bleda Dolmen Editorial

Sergio Bleda Villada (Albacete, 1974)

Comenzó entonces su carrera con la tira de prensa 'Los saurios' en el semanario local Crónica (1991-1995), además de diversas historietas en fanzines. En los 90 comparte piso con Javier Pulido colabora en la revista erótica Kiss Comix, además de publicar la novela gráfica 'El Hijo de Kim' (1994-95). Despunta con la serie limitada 'El Baile del Vampiro' (Planeta, 1997), que le valdría una nominación al Premio al Autor Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona. Desde 2003 dirige sus esfuerzos al mercado exterior con álbumes como 'Duérmete niña'. Es socio fundador de la Asociación de Autores de Cómic de España que presidió desde enero de 2006 a marzo de 2007. En 2008, comienza  la trilogía Dolls Killer, con guiones de Nicolas Pona. También ilustra el libro infantil '33 abuelas' de Luis Cauqui y '12 del Doce: Guerrilleros', sobre la Constitución de 1812.

Sergio Bleda es uno de los grandes del cómic español, que estos días celebra su 20 aniversario como profesional (1991-2011). Por ese motivo le acaban de dedicar una exposición retrospectiva en las jornadas de Cómic de Avilés y también se ha publicado el estupendo tomo 20 años entre pinceles. El arte de Sergio Bleda” (Dib>buks), con la edición de numerosos bocetos y trabajos inéditos, una obra de arte.

Pero este autor camaleónico también es noticia por la edición del cómic Dolls killer (Dolmen), con guión del francés Nicolas Pona. "La serie -comenta Sergio- trata sobre una policía obsesionada con la muerte de su familia a manos de su propio padre (y con una enfermiza fijación con la pistola que empuñaba este cuando los mató), que debe solucionar una trama de extraños asesinatos en serie. Cometidos por distintos criminales pero con un punto en común: en todos aparecía una muñeca de porcelana igual a la que tenía ella de niña".

Un comienzo impactante para una historia que nos atrapa desde la primera página gracias al guión de Pona, que da una vuelta al tema de los "serial killers", y al impactante dibujo de Sergio, que realiza uno de sus mejores trabajos hasta la fecha.

Es una pena que no hayan podido completar la serie.

Un cómic inacabado

"Aunque la línea "serial killer" comenzó funcionando muy bien- asegura Sergio- las ventas comenzaron a bajar. En cuanto a la línea "fiction serial killer" creo que nunca llegó a vender bien (ni siquiera al principio) y cerraron todas las series que tenían a medio (incluída Dolls Killer, que iba por su segundo tomo).

Entonces, según nos cuenta Sergio, decidieron no dejar a sus lectores a medias: "Nicolás y yo pensamos que los lectores que nos habían apoyado quizá no eran muchos, pero merecían saber como terminaba la historia".

"Por respeto a ellos, Sergio escribió la sinopsis del tercer álbum y yo hice algunas ilustraciones. Las pusimos a disposición de los lectores franceses, en internet, para que pudieran descargarlas gratis. Afortunadamente la edición española incluye todo el material".

Una curiosa edición, que se completa con numerosos bocetos de Sergio, y  que da un valor añadido a este interesante cómic. Y una iniciativa que ha sido bien recibida por los fans de la serie: "Los lectores son un encanto y siempre nos han dado las gracias por tomarnos esa molestia. Estaría bien poder hacer el tercer álbum y acabar la historia como es debido, pero mientras los derechos estén en manos del editor él es quien tiene la última palabra".

La Génesis del proyecto

"La editorial francesa Soleil -nos comenta Sergio- creó una línea editorial especializada en asesinos en serie reales, como el vampiro de Sacramento o el asesino del zodiaco (La línea "Serial Killer"), esta funcionó tan bien que decidieron crear otra línea paralela especializada en asesinos en serie ficticios y creados a propósito para la misma".

"Jean Luc-Istín, editor de la línea, encargó a Nicolás Pona (guionista con el que había trabajado en la línea "Celtic" de Soleil) una historia antes incluso de saber quién la iba a dibujar. Entonces escribió la sinopsis de Dolls Killer y Vicente Cifuentes (que entonces trabajaba para Soleil) se enteró de que andaban buscando alguien que la dibujara. Me puso en contacto con ellos y en cuanto vieron mi trabajo me contrataron. Ni siquiera tuve que hacer unas páginas de prueba". 

Bleda también nos ha comentado su forma de trabajar: "Nicolás escribía el guión de una entrega mensual (de unas 8 páginas) y desde Francia me enviaban la traducción al castellano. Entonces, mientras yo la dibujaba, el escribía la siguiente entrega. Así hasta completar las 48 páginas de cada álbum. Yo descubría como avanzaba la historia a medida que la dibujaba, no supe el final hasta que me llegó la última entrega".

Inspirado en el cine negro japonés

Sergio cita entre las referencias de Dolls killer películas como El silencio de los corderos, Seven, Policías de Nueva York... "Todas esas y alguna más. Se que a Nicolás le tiraba mucho también el cine negro japonés".

En cuanto a la estupenda ambientación de la serie, en un Nueva York oscuro y retorcido, y el aspecto físico de su protagonista, una aguerrida policía, Sergio asegura que no se inspiró en nadie en concreto, "Aunque después de crearla me di cuenta de que se daba un aire a Nikita (la de la película del año 89) Supongo que tiré por el mismo rollo femme fatale que Luc Besson".

"Siempre me documento mucho en cada proyecto. Esta vez algunos amigos que viajaron a USA tuvieron la amabilidad de proporcionarme una gran cantidad de documentación fotográfica (en la edición francesa pueden leerse sus nombres en los agradecimientos). Películas me miro pocas, pero libros un montón. También ayuda internet. Es una lástima haber descubierto el "street view" de google cuando la serie ya estaba dibujada. Me habría ahorrado mucho trabajo".

Obligado a trabajar fuera de España

Sergio confiesa que en España "El cómic de género está muy mal visto. Lo mismo el de aventuras, como el de terror, como el de fantasía como, claro, la serie negra. Da la impresión de que lo que más se produce actualmente (hablo de autores españoles y en editoriales autóctonas) es el humor y el costumbrismo (y si hay algún personaje que padezca alguna enfermedad mucho mejor) No se si son los gustos del público o lo que tratan de imponer las editoriales, ¿quién sabe?"

Desde hace años trabaja para el extranjero y actualmetne está enfrascado en "muchos proyectos al mismo tiempo. De hecho Nicolás y yo estamos mirando la manera de colaborar juntos de nuevo. Pero todavía no se qué vamos a hacer. Ni siquiera sabemos si vamos a hacer algo infantil, para adultos..."

"Por mi parte también ando preparando un proyecto que contaría el origen como vampiro de Jakob, uno de los personajes de mi serie más conocida El Baile del Vampiro (Aleta Ediciones), en la Prusia del siglo XVIII. El genial escritor Alberto López Aroca se encarga de escribir el guión y está quedando fenomenal, no veo el momento de ponerme a ello... aunque antes necesitamos encontrar un editor francés que lo apoye".

Noticias

anterior siguiente