Enlaces accesibilidad

Los mensajes de Benedicto XVI sobre los temas más polémicos

  • El papa ha pronunciado una decena de discursos en la JMJ
  • Ha censurado a los que defienden el aborto y la eutanasia
  • Ha defendido el matrimonio "indisoluble" entre "hombre y mujer"

Por
La misa en Cuatro Vientos, último gran acto de la JMJ

Han sido una decena de discursos en los que el papa Benedicto XVI ha aprovechado para defender la postura de la Iglesia frente a temas polémicos como el aborto, la eutanasia o el matrimonio entre homosexuales en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

De esta forma, en sus mensajes, aunque no de manera expresa, ha hecho una crítica a algunas de las últimas leyes aprobadas en los últimos años en España por el Gobierno socialista.

En sus homilías ha defendido también aspectos como el celibato, un debato abierto por algunos sectores católicos, y ha defendido el papel de la Iglesia como institución frente aquellos que piensan que pueden seguir a Cristo "por su cuenta".

Aborto y eutanasia

Benedicto XVI hizo una defensa cerrada de la vida en el primer acto que tuvo con los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Cibeles. Arremetió contra aquellos que "creyéndose dioses" (...) "desearían decidir por sí solos lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, lo justo o lo injusto; decidir quién es digno de vivir o puede ser sacrificado en aras de otras preferencias".

España cuenta con una nueva ley del aborto desde julio de 2010 que permite a las mujeres interrumpir su embarazo sin alegar ningún motivo en las 14 primeras semanas de gestación.

En tramitación parlamentaria está también una ley de muerte digna y cuidados paliativos. Aunque el Ejecutivo niega que sea una ley que regule la eutanasia, la Conferencia Episcopal cree que puede dejar la puerta abierta.

Matrimonio homosexual y divorcio

Benedicto XVI no pudo leerlo por la tormenta que le obligó a cortar su discurso en la vigilia de Cuatro Vientos el sábado por la noche, pero llevaba escrito una defensa del matrimonio como unión "indisoluble" entre un hombre y una mujer.

"A muchos, el Señor los llama al matrimonio, en el que un hombre y una mujer, formando una sola carne, se realizan en una profunda vida de comunión (...) Por eso, reconocer la belleza y bondad del matrimonio, significa ser conscientes de que solo un ámbito de fidelidad e indisolubilidad, así como de apertura al don divino de la vida, es el adecuado a la grandeza y dignidad del amor matrimonial.

Celibato sacerdotal

El papa aprovechó la misa ante 4.500 seminaristas en la catedral de La Almudena para hacer una defensa del celibato como modo de vida que garantiza la plena dedicación de los sacerdotes a su misión pastoral.

"Para Imitar también en esto al Señor, vuestro corazón ha de ir madurando en el seminario, estando totalmente a disposición del Maestro. Esta disponibilidad, que es don del Espíritu Santo, es la que inspira la decisión de vivir el celibato por el Reino de los cielos, el desprendimiento de los bienes de la tierra, la austeridad de vida y la obediencia sincera y sin disimulo".

La Iglesia como único camino para llegar a Cristo

Consciente de que hay muchos creyentes que se declaran católicos no practicantes (solo el 10% de los jóvenes españoles se declara practicante), Benedicto XVI aprovechó la homilía del domingo en Cuatro Vientos para advertir a los que siguen su fe "por su cuenta".

"Quien cede a la tentación de ir 'por su cuenta' o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen de Él".

Noticias

anterior siguiente