Enlaces accesibilidad

'Comando Actualidad'. "Como mi pueblo, ninguno"

  • Comando Actualidad sale de viaje para enseñarnos los pueblos con más solera
  • Pedraza está acostumbrado a ser un escenario 'de película'
  • Cudillero es uno de los pueblos más emblemáticos de la cornisa cantábrica

Por
Comando Actualidad - Como mi pueblo, ninguno

Reporteros: Silvia Sánchez, Raúl García, Eneko Carazo
Dirección: Raúl García, Daniel Galindo, César P. Gozalo

Tienen las mejores vistas, miman al visitante porque su economía depende en buena medida de él. Son pueblos de postal. Apenas sienten la crisis inmobiliaria porque sus cascos históricos se conservan como hace siglos, sin posibilidad de construir. El tiempo se ha parado en ellos, así que los directores de cine no necesitan construir decorados: basta con rodar en sus calles.

Comando Actualidad sale de viaje para enseñarnos esos pueblos con solera que siempre dejan huella en aquellos que los visitan.

Pueblos de película

Los vecinos de Pedraza están acostumbrados a ver personajes de los años 20 por su empedrado. Julián, un vecino, ha fotografiado más de 20 rodajes. En este momento se rueda Blancanieves, con muchos de sus paisanos entre los figurantes. Cobran 45 euros diarios, pero el pueblo recibe 1.800 por permitir el rodaje. Cada año, además, adornan el pueblo con velas y ofrecen un concierto que congrega a miles de curiosos.

Ismael sigue pescando merluza con anzuelo, como sus antepasados. Cuando llega a la costa, vemos uno de los pueblos más emblemáticos de la cornisa cantábrica: Cudillero. El pescado que trae se cocinará hoy mismo en los restaurantes del pueblo, que viven del turismo: una parrillada de marisco es una obra de arte por 60 euros.

Pueblos de postal

Luis lleva veinte días caminando con 500 reses bravas desde la serranía de Jaén hasta la de Albarracín. Es de los últimos pastores trashumantes. Tras 400 kilómetros recorridos llega a su destino: al otro lado del monte se alza el que se considera el pueblo más bonito de España. Antonio es el único vecino que produce el yeso rojo que lucen todas las casas de Albarracín. El pueblo vive del turismo y de las rehabilitaciones, que mantienen el pueblo como hace siglos. Los precios de una vivienda en este pueblo de 1000 habitantes se parecen a los de una gran ciudad.

En España hay decenas de pueblos de postal, y éstos, junto a Almagro o los de La Alpujarra, que también visitamos, son algunos de ellos. “Como mi pueblo ninguno”, el miércoles a las 22,15 en Comando Actualidad.

Noticias

anterior siguiente