Enlaces accesibilidad

Garitano (Bildu), elegido diputado general de Guipúzcoa tras dos décadas de gobierno del PNV

  • Ha acudido al pleno con un pin con el número de preso de Arnaldo Otegi
  • Bildu gestionará cerca de 1.000 millones de euros
  • Ha evitado pedir durante la sesión el fin definitivo de ETA

Por
Bildu gobernará la Diputación de Guipúzcoa en los próximos 4 años

Martín Garitano (Bildu) ha sido investido este jueves con el cargo de diputado general de Guipúzcoa en un pleno histórico de las Juntas Generales de este territorio, que han otorgado el poder en la institución foral a la coalición abertzale después de dos décadas de gobiernos del PNV.

Con esta elección, la izquierda abertzale, a través de Bildu -formada por EA, Alternatiba e independientes-, gobierna por primera vez en Guipúzcoa y logra la mayor acumulación de poder institucional de su historia, al sumar también el Ayuntamiento de San Sebastián y decenas de alcaldías en todo el País Vasco y Navarra.

El periodista Martín Garitano, que ha portado un pin con el número de recluso de Arnaldo Otegi, ha sido investido diputado general con la mayoría simple de 23 votos (22 de Bildu y 1 de Aralar), lo que le convierte en el octavo presidente de la Diputación guipuzcoana en la época democrática, seis de los cuales fueron del PNV y uno de EA.

Varios exlíderes de Batasuna entre los invitados

Su elección ha sido facilitada por la falta de acuerdo entre el resto de partidos de la cámara, derivada de la fractura entre el PNV y el PSE/EE tras la constitución de los ayuntamientos, el pasado 11 de junio.

Tal y como habían anunciado, PNV, PSE/EE y PP han defendido sus candidaturas y han votado a sus propios aspirantes, tras cruzar reproches sobre la responsabilidad de la ausencia acuerdos.

La elección de Garitano ha sido presenciada desde la tribuna de invitados por destacados exdirigentes de Batasuna, como Rufi Etxeberria y Joseba Permach, los líderes de Bildu Peio Urizar y Oskar Matute, el presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, su homólogo del PP, Borja Sémper, y el secretario general del PSE/EE, Iñaki Arriola.

Evita pedir la desaparición definitiva de ETA

Garitano ha pasado por alto, en su discurso de réplica a los portavoces de los grupos junteros, los reiterados emplazamientos por parte del PNV, PSE/EE y PP para que pida la desaparición definitiva de ETA.

Tanto los portavoces de los grupos junteros como los candidatos a diputado general del PNV, Markel Olano, el PSE/EE, Rafaela Romero, y el PP, Juan Carlos Cano, habían pedido a Bildu, en diferentes momentos del pleno de investidura de Guipúzcoa, que reclame el fin de ETA.

En el pleno, Bildu ha ofrecido a Aralar que se integre en el gobierno foral, a lo que la formación nacionalista ha respondido que lo hará si recibe una oferta "seria y honesta".

El PNV quiere recuperar unas relaciones "rotas" con el PSE/EE

En la segunda parte del pleno de investidura, los portavoces del PNV y el PSE/EE se han enzarzado en un cruce de acusaciones respecto a la responsabilidad de alcanzar acuerdos.

Mientras que el PNV, en boca de la juntera Eider Mendoza y también de Markel Olano, han acusado a los socialistas de pretender un pacto para "excluir" a Bildu de todas las instituciones, los socialistas, a través del portavoz Eneko Andueza, han recordado a los nacionalistas de establecer vetos al PSE/EE tanto en el Ayuntamiento de San Sebastián como en el de Lasarte-Oria.

En su última intervención, en la que Markel Olano se ha despedido como diputado general, el aspirante del PNV ha admitido que las relaciones con el PSE/EE, partido con el que ha acordado la aprobación de los presupuestos forales en sus últimos años de legislatura, están rotas, tras lo que ha tendido su mano para "recuperarlas".

Bildu gestionará cerca de 1.000 millones de euros

En la primera parte del pleno, el candidato de Bildu ha reivindicado a las víctimas de la violencia y a los presos y ha pedido a ETA y al Gobierno que negocien las "consecuencias del conflicto".

Con su llegada a la Diputación de Guipúzcoa, Bildu gestionará cerca de 1.000 millones de euros. Una cantidad que se duplica si se se tiene en cuenta todas las instituciones en las que gobierna después de las pasadas elecciones. Los empresarios miran con lupa los pasos que pueda dar por las nuevas competencias que asume Bildu a partir de ahora.

Durante la mañana, los cuatro candidatos a presidir la Diputación Foral de Guipúzcoa, Martín Garitano (Bildu), Markel Olano, (PNV), Rafaela Romero (PSE/EE) y Juan Carlos Cano (PP), han presentado sus planes de gobierno, en unos discursos en los que han dado por hecho el gobierno de la coalición abertzale, ya que el resto de partidos, como se preveía, no ha alcanzado ningún acuerdo.

El discurso más esperado ha sido el de Martín Garitano, que ha sido seguido desde la tribuna de invitados por exdirigentes de Batasuna como Rufi Etxeberria y Joseba Permach, presentes hoy en el hemiciclo de las Juntas Generales de Guipúzcoa, junto con el líder de EA, Peio Urizar.

El candidato de Bildu, que logró 22 de los 51 junteros de la cámara provincial, ha proclamado el inicio de una "nueva era histórica" en Euskadi y se ha comprometido a trabajar en favor de una "solución al conflicto político" en la que "todos salgan ganando".

"Sufrimiento de todas las víctimas"

Ha sostenido que el conflicto "tiene muchas caras", por lo que se deberá "hacer frente al sufrimiento de todas las víctimas que ha generado", al tiempo que ha anunciado que "en este nuevo ciclo" se tendrá que abordar "la cuestión de los presos".

Además, ha considerado que corresponde a ETA y al Gobierno "a través del diálogo" dar pasos para "superar definitivamente las consecuencias del conflicto".

Garitano ha afirmado que todos los guipuzcoanos deben tender derecho a "expresar su opinión libremente", por lo que se ha comprometido a trabajar para que desaparezcan "todas las violencias, amenazas, presiones, persecuciones, detenciones y torturas".

El actual diputado general y aspirante del PNV, Markel Olano, que cuenta con el respaldo inicial de los 14 procuradores nacionalistas, no ha aludido en ningún momento a posibles acuerdos para concitar una mayoría en torno a su candidatura ni ha solicitado el voto al resto de grupos para desbancar a Bildu.

El todavía diputado general ha considerado que "hay que aprovechar la oportunidad para lograr la paz definitiva", y para ello ha opinado que "ahora se tienen que dar nuevos pasos", el más importante de los cuales consiste en que ETA abandone definitivamente las armas.

Utilizar los votos para acabar con ETA

La primera en defender su programa ha sido la candidata socialista, Rafaela Romero, quien ha dado por hecho que Bildu gobernará la Diputación y ha pedido a la coalición que "no defraude" a la sociedad, esté a la "altura de su gran responsabilidad histórica" y utilice los votos recabados para "acabar con ETA".

La aspirante socialista ha recordado que tras las elecciones del 22 de mayo su partido apostó por "configurar un acuerdo de estabilidad entre el PNV y el PSE que asegurase la estabilidad y fortaleza de las instituciones municipales y forales".

"No ha sido posible. El PNV ha optado por Bildu, como claramente se vio el día 11 de junio en la constitución de los ayuntamientos. Allá cada cual con su responsabilidad", ha lamentado.

El PP culpa al PNV y el PSE

Por último, el candidato del PP, Juan Carlos Cano, ha responsabilizado al PNV y al PSE/EE de la imposibilidad de alcanzar un acuerdo para conformar un gobierno alternativo al de Bildu, formación a la que ha pedido que no trate de "poner patas arriba" el Estado de Derecho desde la institución foral.

"No juegue con lo que nos ha costado muchos años alcanzar: el impero de la ley, nuestras instituciones democráticas, los derechos individuales, la Democracia en definitiva", le ha reclamado al candidato de la coalición Bildu.

Aralar, dispuesta a compartir gobierno

Por su parte, la juntera de Aralar, Rebeka Ubera, ha asegurado es que su formación está dispuesta a compartir tareas de gobierno si la oferta de la coalición abertzale "es seria y sincera" y si ambas formaciones logran llegar a un acuerdo.

Ubera ha pedido que el diputado general de Guipúzcoa actúe "desde las competencias que tiene y desde la responsabilidad para hacer que se cumpla lo que recoge el acuerdo de Gernika" y tratar de que los sectores que no lo suscribieron "se sumen al mismo para abrir el camino del diálogo y la negociación".

Ha destacado que tras el 22 de mayo, las fuerzas que están a favor del derecho a decidir son mayoría en Guipúzcoa, por lo que, a su juicio, estos partidos tienen una "ocasión inmejorable para iniciar el trabajo para llevar a la práctica" dicho derecho.

En este sentido, la portavoz de Aralar ha propuesto que se organicen en Guipúzcoa consultas por la independencia similares a las que se han efectuado en Cataluña.

Tras el debate se efectuará una votación en la que previsiblemente Bildu logrará los 22 votos de sus junteros y 1 de Aralar, el PNV obtendrá 14, el PSE/EE los de sus 10 procuradores y el PP sus 4 representante, lo que situará a la coalición independentista al frente de la institución foral.

Noticias

anterior siguiente