Enlaces accesibilidad

El combate del siglo: 'Superman Vs. Muhammad Ali'

       
  • Se reedita el mítico cómic de los 70 de Denny O'Neil y Neal Adams
  •    
  • Es un homenaje al mejor boxeador de todos los tiempos

Por
 Viñetas de 'Superman Vs. Muhammad Ali', de Denny O'Neil y Neal Adams
Viñetas de 'Superman Vs. Muhammad Ali', de Denny O'Neil y Neal Adams Planeta DeAgostini

Partiendo de una idea tan absurda como interesante, en 1978 asistimos al combate del siglo: Superman Vs. Muhammad Ali, un título mítico de los cómics, no sólo por enfrentar a dos iconos de la cultura popular sino también por ser un homenaje al mejor boxeador de la historia, tan famoso por sus victorias como por sus reivindicaciones sociales.

Un cómic que llevaba 30 años sin publicarse en España y que podemos volver a disfrutar gracias a la magnífica edición de Planeta DeAgostini.

El mejor boxeador de la historia

A finales de los 70 Muhammad Ali era el mayor héroe popular del momento. Descendiente de esclavos, había sacrificado cuatro años de su carrera pugilística por desafiar el reclutamiento para la guerra del Vietnam (fue despojado de su título y esos cuatro años fueron los que tardó su recurso en llegar al Tribunal Supremo donde fue finalmente admitido) y gracias a su bravuconería se había convertido en un símbolo de la lucha por la igualdad de los afroamericanos.

Y participó en algunos de los combates más famosos de la historia como los tres que tuvo contra Joe Frazier o su mítico enfrentamiento con George Foreman a quién noqueo para conseguir el campeonato del mundo de los pesos pesados por segunda vez.

En 1999 fue nombrado deportista del siglo por la revista Sports Illustrated y Personalidad deportiva del Siglo por la BBC.

En su etapa de éxito Muhammad se apodó a si mismo como "The greatest" (El más grande).

Retirado definitivamente de los rings en 198, poco a poco se le desarrollo la enfermedad de Parkinson, que iría deteriorando su salud. Volviendo a convertirse en un simbolo para mucha gente por su lucha contra esa enfermedad.

Y protagonizó el momento más emotivo de los Juego Olímpicos de Atlanta (1996), al ser el último relevista de la Antorcha Olímpica.

La gestación del cómic

En 1977 Muhammad tenía un manager que se hizo tan famoso como él, Don King, llamado "el del peinado eléctrico", porque parecía que había metido sus dedos en un enchufe.

Pero era un tipo muy listo que se hizo famoso como promotor de los famosos combates internacionales de Muhammad, como el "Rumble in the jungle", la famosa pelea de Ali y Foreman en Zaire con una bolsa de 10 millones de dólares.

En esos años DC y Marvel habían limado sus diferencias para crear dos cómics épicos que enfrentaban a los principales personajes de ambas compañías. Hulk Vs. Batman y Superman Vs. Spiderman.

Cuando King vió el Superman Vs. Spiderman se le ocurrió la idea de que el hombre de Acero pelease contra Muhammad. Y se convirtió en el primer personaje real que compartía el protagonismo absoluto de un cómic de superhéroes.

En esa época superman también atravesaba una época dorada, ya que al mismo tiempo que este cómic se preparaba la estupenda película de Richard Donner, protagonizada por Christopher Reeves.

El mensaje que quería transmitir el cómic era el de "Libertad para todos" y para ello nada mejor que enfrentar a dos símbolos de la libertad, Superman y Ali. Ambos luchaban por el destino de la tierra, amenazada por una raza extraterrestre de grandes poderes.

Un equipo creativo de lujo

El guionista Denny O´Neil y el dibujante Neal Adams son dos de las mayores estrellas del cómic americano.

En los 70 saltaron a la fama gracias a  dos colecciones míticas: Flecha verde y Linterna Verde, con la que introdujeron temas como las drogas o las reivindicaciones sociales y políticas;  y su celebrada etapa en Batman donde devolvieron la oscuridad que el personaje había perdido por el éxito de la paródica serie de televisión de los 60.

Eran el tándem perfecto para este proyecto que se completó con dos de los mejores entintadores del cómic americano, Dick Giordano y Terry Austin.

Partiendo de una invasión extraterrestre, todos ellos lograron un cómic apasionante. Y el combate entre Superman y Muhammad Ali, perfectamente coreografiado por Neal Adams, es irrepetible. Pocas veces se ha visto un enfrentamiento tan intenso en un cómic de superhéroes.

Un cómic visulamente espectacular, de gran formato y con dibujos gigantes repletos de detalles, que aparte de ser un estupendo espectáculo de acción, contribuyó a difundir el mensaje de la lucha por la igualdad y los derechos civiles que siempre defendió Muhammad Ali.

"Creo que ayudé a Muhammah Ali a lanzar su mensaje al mundo" -Neal Adams-.

Una portada inolvidable

Y para abrir boca, la que es una de las mejores portadas de la historia de los cómics.

Con las dos imponentes figuras de Superman y Muhammad Ali encarados en el ring y secundados por un enjambre de espectadores entre los que podemos reconocer a los Presidentes de EE.UU., Jimmy Carter Gerald Ford, Raquel Welch, Sonny , Cher, Andy Warhol, Frank Sinatra, Johnny Carson, Pelé, Lucille Ball, los Jacksons Five, personajes de cómic como Batman y numerosos guionistas y dibujantes de DC.

Es el envoltorio perfecto de uno de los tebeos más espectaculares de la historia, que llevaba tres décadas sin publicarse en España, y que ahora podemos disfrutar en todo su esplendor gracias a una edición de gran tamaño que incluye algunos de los bocetos originales de Neal Adams.

Noticias

anterior siguiente