Enlaces accesibilidad

Moratinos presenta su candidatura a presidir la FAO porque quiere "erradicar el hambre"

  • Dice que su opción es "una gran posibilidad para ganar la confianza de todos"
  • El plazo para presentarse finaliza el próximo 31 de enero
  • La elección se celebrará del 26 de junio al 3 de julio en la Conferencia FAO

Por

El ex ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha presentado este martes su candidatura a la Dirección General de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) porque "quiere erradicar la pobreza y el hambre en el mundo".

En la Embajada de España en Roma, ha asegurado que está seguro de conseguir la candidatura porque los años como ministro de Exteriores le han permitido "un mayor acceso y diálogo con los representantes de todos los rincones del mundo".

Moratinos ha reconocido que la decisión de presentarse a la candidatura a la Dirección General de la FAO "no ha sido una decisión fácil" pero que sus seis años como ministro de Exteriores le han hecho reflexionar mucho "sobre la situación en algunos países" y ha reafirmado su afán "por afrontar este reto".

Moratinos se ve con posibilidades

Según ha señalado, aunque respeta a "los otros candidatos", considera que su candidatura "ofrece una gran posibilidad para ganar la confianza de todos los Estados miembros", ya que cuenta con un programa que tiene "suficientes elementos para ganar la aprobación de los 192 países" que forman parte de la FAO.

Además, ha dicho, se trata de "una candidatura española y europea" aunque reconoce que "pueden presentarse otros candidatos europeos" hasta que finalice el plazo el próximo 31 de enero.

En todo caso, ha declarado que los demás candidatos "tienen una  excelente trayectoria internacional", por lo que "tenemos que ser  prudentes hasta el próximo mes de julio", cuando se decidirá quién  gestionará las actividades de la Organización.

Los otros candidatos a la Dirección General de la FAO son un iraquí, un indonesio y un brasileño, José Graziano Da Silva, que  egún las previsiones, sería el candidato favorito. No obstante, el ex ministro ha asegurado "está dispuesto a defender su candidatura ante los diferentes grupos regionales".

Erradicar la pobreza no es una utopía

El ex ministro ha declarado que su proyecto de dirección se centrará en cinco objetivos fundamentales, pero que  el primero de ellos será "erradicar la pobreza y el hambre en el  mundo" para alcanzar "el primer objetivo de los Objetivos del  Milenio" antes de 2015.

Según ha afirmado, erradicar el hambre en el mundo "no es una  utopía" si se tienen "los medios y la capacidad" para alcanzarlo.  Además ha señalado que "si el hombre ha llegado a la luna" también  "se puede eliminar el hambre en el mundo" y ha asegurado que él mismo tiene "la fuerza política y moral" para alcanzarlo.

El segundo objetivo a conseguir, ha sostenido Moratinos, es evitar  la "especulación de los productos agroalimentarios" y la subida de  precios "de productos básicos" que han provocado graves revueltas en el Magreb y en Pakistán.

En su opinión, es necesario establecer mecanismos de previsión y  "emergencia temprana" para evitar "esta subida de precios" y ha  recordado que España ha presentado diferentes "iniciativas para crear stocks", lo cual "ha facilitado una estabilización de los precios".

Más atención a la agricultura

Ha manifestado que España "ha cumplido" con sus donaciones a la  FAO, a pesar de que el actual director general de la FAO, Jacques Diouf, anunció el año pasado que la institución no había recibido las  donaciones prometidas por todos los Estados en la cumbre del G20 celebrada en la ciudad de L'Aquila.

No obstante, Moratinos ha alertado a los Estados de que "la inversión en agricultura ha bajado" en la actualidad y que deben  "prestar más atención al desarrollo agrícola de sus países".

Es necesario, ha dicho, "una mayor responsabilidad nacional e internacional" para que cada país "asuma las políticas agrícolas" establecidas por la FAO y hacer todo lo posible "para que el mayor número de recursos" puedan llegar a la organización.

Para ello, ha sostenido Moratinos, "es necesaria la movilización de los Estados" para que contribuyan "de forma generosa" con la FAO y  con las otras organizaciones internacionales. 

Reformar la FAO para modernizarla

Por otro lado ha recordado que la FAO necesita una reforma para ser "más moderna y eficaz" y ha sostenido que es importante  "centralizar la gestión de la institución", así como implicar cada vez más "al sector privado" para participar en los proyectos de la  FAO.

Según ha recordado, el mundo "se encuentra en un momento de reestructuración política y social" y por tanto "se necesita restablecer un orden económico y financiero distinto y eficaz".

Por ello, ha asegurado que todos los problemas del mundo "desde el cambio climático a la crisis económica" afectan "a la agricultura y a  la alimentación" y que por ello la FAO "necesita tener un papel esencial en las otras organizaciones internacionales" así como una  mayor "interconexión con otras estructuras de Naciones Unidas".

Noticias

anterior siguiente