Enlaces accesibilidad

Windows Phone 7 llega con retraso pero sorprende gratamente

  • Basa su interfaz en 'ventanas vivas', que se actualizan constantemente
  • Toda la configuración del teléfono depende de una cuenta de Windows Live
  • De venderse libre, su precio podría rondar entre los 400 y 600 euros

Por
El nuevo sistema operativo para teléfonos inteligentes de Microsoft, el Windows Phone 7, es expuesto durante su presentación a los medios en Nueva York EFE EFE/Peter Foley

Tras la presentación mundial del pasado lunes, hoy llega a España el anuncio del lanzamiento de Windows Phone 7, la nueva plataforma móvil de Microsoft.

Los primeros terminales llegarán de la mano de Movistar, Vodafone y Orange y estarán a la venta a partir del 21 de octubre, aunque desde mañana ambas operadoras permitirán reservar terminales vía web.

Lo más evidente del Windows Phone 7 es que con él Microsoft renuncia en buena parte a la categoría tradicionalmente "corporativa" de sus teléfonos. Ahora son móviles "para todos los públicos".

El nuevo sistema operativo incorpora más funciones lúdicas y de entretenimiento, adaptándose al hecho de que la línea que separa la vida laboral y la profesional es cada vez más delgada, casi difusa.

"Ventanas vivas" contra "iconos estáticos"

Windows Phone 7 basa su interfaz en lo que Microsoft denomina "ventanas vivas", un conjunto de losetas o "cuadrados" que se mantienen constantemente actualizadas de forma automática mostrando notificaciones de mensajes, correo, eventos o actualizaciones de estado en redes sociales, y desde las que directamente se puede responder o interactuar.

Esta nueva forma de interacción, según Microsoft, "rompe con el viejos esquema de iconos estáticos que sirven para ejecutar una aplicación".

Pero en realidad las "ventanas vivas" son equivalentes a los "widgets" característicos de Android de los que hace un uso intensivo y muy acertado, por ejemplo, la interfaz Sense para Android de HTC.

Integración de Windows Live, Office, Zune y Xbox Live

Windows Phone 7 aglutina diversos servicios de Microsoft ya existentes. La pantalla de inicio del teléfono muestra, de entrada, siete grupos o "hubs" cuyo contenido se actualiza constantemente: Contactos (del teléfono, Windows Live y Facebook), Imágenes, Juegos (Xbox Live), Música y Video (Zune), Marketplace (la tienda de aplicaciones) y Office, que incluye Office Mobile, incluyendo el cliente de correo electrónico Outlook.

Toda la configuración del teléfono depende de una cuenta de Windows Live con la que se sincronizan los contenidos. De este modo el servicio online guarda una copia completa del contenido del móvil, que puede ser restaurada en un nuevo terminal en caso de pérdida o robo.

Por defecto es en el servicio de Microsoft en el que se publican los mensajes, las actualizaciones de estado y las fotografías que se quieren compartir, aunque además de ésta se puede agregar una cuenta de Facebook. Los contactos del teléfono se sincronizan y agrupan también con los de estas redes sociales, que incluye acceso al Messenger.

De forma externa, a través de una aplicación adicional pero no de forma integrada, se puede tener acceso a otras redes como Twitter.

Las búsquedas, accesibles desde un botón específico del móvil, se realizan o bien dentro del teléfono -contactos, mensajes, documentos,...- o bien en Internet a través del buscador Bing. Los mapas también son los de la casa, Bing Maps en versión para móviles.

Además con Windows Phone 7 llega también a España el servicio online Zune, con un catálogo de 8 millones de títulos de audio y vídeo (también películas), originalmente desarrollado para los reproductores multimedia del mismo nombre que no llegaron a comercializarse en nuestro país.

Los usuarios de Xbox Live tienen desde el móvil acceso a su cuenta del servicio. Desde ella se puede jugar a juegos de Xbox o a versiones específicas, complementarias a la de la videoconsola, y compartir con otros usuarios sus puntuaciones y logros o retarles.

Móviles de HTC, LG y Samsung

Como sucede con Android, y a diferencia de iPhone, los teléfonos Windows Phone 7 serán ofrecidos por distintos fabricantes. De entrada a España llegan cuatro modelos: HTC Trophy 7 y HD7, LG Optimus 7 y Samsung Omnia 7, disponibles según la operadora.

La configuración de todos ellos es común, así como la disposición de los botones (Volver, Inicio, Buscar) e incluso su aspecto apenas varía entre marcas.

Los teléfonos Windows Phone 7 no admiten el uso de tarjetas de memoria externa (microSD) por lo que su capacidad de almacenamiento depende de la que ofrezca el fabricante. De los modelos mostrados el de LG contaba con 16GB y el de HTC se conformaba con 8GB.

El procesador del teléfono también es común en todos ellos. Se trata de uno de los más potentes disponibles, el Snapdragon de Qualcomm, conocido por ser habitual entre los móviles de gama alta.

Y es que de momento todos los Windows Phone 7 pertecen a esa categoría de teléfonos que, de venderse libres, rondarían precios entre los 400 y 600 euros.

Este aspecto podría ser un pero de cara a la popularización de la plataforma, aunque según Microsoft están trabajando en ampliar la gama de especificaciones para que los fabricantes puedan desarrollar teléfonos más asequibles. Aunque no hay datos de cómo se hará parece que eso irá ligado a variaciones en la plataforma que probablemente llevará a una inevitable fragmentación.

También la afirmación de que Windows Phone 7 podría abrirse a "nuevos formatos" en el futuro hace que no sea descabellado pensar en un tablet con este sistema operativo, o con una variante de éste.

Lo mismo, pero con otro estilo

Si bien los teléfonos de Microsoft no hacen nada que no hagan ya o puedan hacer otros teléfonos inteligentes o smartphones actuales, sí que han logrado hacerlo de una forma distinta y que sorprende gratamente, al menos de entrada y a falta de poder probarlo en detalle.

Y aunque Windows Phone 7 habría sido más impactante hace dos o tres años, sin duda es un buen "nuevo comienzo" para Microsoft.

Noticias

anterior siguiente