Enlaces accesibilidad

NaBai dejará el Gobierno del municipio navarro de Olazagutía por el "acoso" de Batasuna

  • El alcalde y cuatro concejales presentarán el miércoles su dimisión
  • El coordinador de Aralar reconoce que el pueblo ha sido "siempre difícil"

Por

El alcalde y los cuatro concejales de NaBai en el Ayuntamiento de Olazagutía han anunciado que el próximo día 28 presentarán su dimisión, un hecho que desde la dirección de la coalición atribuyen al "acoso" y "la intimidación" a la que están siendo sometidos por parte de la ilegalizada Batasuna.

"La no aceptación de Batasuna de haber perdido las elecciones, y más allá de lo que debería considerarse lógico, una oposición con propuestas políticas", ha convertido la situación en "un proceso de acoso y derribo con intimidaciones, amenazas y ataques personales" que "se acentúan en los últimos tiempos" hasta que NaBai "en bloque ha decidido dejarlo", ha afirmado el coordinador de Aralar, Txentxo Jiménez.

Jiménez ha añadido que además los integrantes de este grupo municipal son todos independientes, y aunque cuentan con "la solidaridad y la comprensión" de Aralar, EA, PNV y Batzarre "han considerado que no era soportable la situación".

Un pueblo "siempre difícil"

Según Txentxo Jiménez, Olazagutía "es un pueblo siempre difícil" y en el que ahora "una parte no está dispuesta a cambiar la forma de actuar", lo que hace que este anuncio de dimisión "no tenga vuelta atrás" ante el "recrudecimiento de las presiones y las intimidaciones".

A partir de la renuncia oficial, el Ayuntamiento quedará sólo con tres ediles de ANV y uno del PSN, por lo que NaBai prevé que el Gobierno de Navarra nombrará una gestora, aunque el calendario apremia al quedar menos de un año para las próximas elecciones.

Lo que Jiménez sí tiene claro es que dentro de los cauces "de diálogo permanente" que han decidido mantener Aralar, EA y la izquierda abertzale, en la próxima reunión que su partido mantenga con Batasuna, este asunto "se pondrá encima de la mesa".

Noticias

anterior siguiente