Enlaces accesibilidad

EL PORQUÉ DE LA CIENCIA

¿Por qué hace espuma el agua oxigenada al curarnos?

Por
Agua oxigenada y espuma, ¿por qué?

Cuando nos hacemos una herida nuestro primer gesto es lavarla y desinfectarla. Para ello vamos al botiquín y lo más habitual es que usemos agua oxigenada. Vertemos el líquido en la parte abierta de la herida y observamos que se forma una espuma blanca de manera inmediata. Es el resultado de la descomposición del agua oxigenada en oxígeno y agua. Sucede tras ponerse en contacto con la sangre.

Manuel Díaz Escalera es profesor de secundaria en el Colegio Sagrado Corazón de Sevilla nos ha enviado este vídeo que muestra mediante un experimento casero la descomposición del agua oxigenada.

MATERIAL:

-Agua oxigenada. Todos la tenemos en el botiquín. Se puede comprar en cualquier farmacia.

-Sangre. Un modo sencillo de conseguirla es dejar descongelar un filete en un plato. Siempre sueltan un poco de sangre. Suficiente para el experimento.

-Un vaso

-Cerillas

EXPERIMENTO:

Llenamos un cuarto de un vaso con agua oxigenada en un vaso. Añadimos la sangre e inmediatamente se forma una espuma blanca que sube hasta desbordar el vaso. Ha sucedido lo mismo que en nuestra herida.

El agua oxigenada se ha descompuesto, gracias a la sangre, en agua y oxígeno gaseoso (que forma la espuma blanca). Podemos reconocer el oxígeno si acercamos una cerilla. Los destellos de luz se producen por la combustión del oxígeno atrapado en la espuma.

¿Por qué se usa como desinfectante?

"La sangre contiene una enzima que actúa como un catalizador, acelerando la reacción de descomposición del agua oxigenada. Como muchas de las bacterias patógenas son anaerobias (no pueden vivir con oxígeno), mueren en la espuma blanca rica en oxígeno", explica.

Manuel se dedica desde hace tres años en sus ratos libres a diseñar experimentos caseros de física y química que pueden realizarse con materiales corrientes. La mayoría los hace con sus alumnos en clase.

Tiene un blog en el que ha publicado más de 100 experimentos como el que nos envía. Uno de ellos ganó el Premio Etwinning 2010 en la categoría de Matemáticas y Ciencias.

Noticias

anterior siguiente