Enlaces accesibilidad

La UE llega a un acuerdo sobre las garantías a Irlanda, que convocará el referéndum en octubre

  • Irlanda debe ratificar el Tratado de Lisboa con una nueva consulta
  • Dublín quiere salvaguardar su política fiscal, laboral y sobre el aborto
  • Las garantías jurídicas no deben obligar al resto de Estados a repetir el proceso
  • La Presidencia española o la sueca deberán diseñar el protocolo
  • España confía en que sus nuevos cuatro eurodiputados asuman su escaño pronto

Por
La UE dará garantías a Irlanda para que sus ciudadanos puedan aceptar el Tratado de Lisboa en un segundo referendum en octubre
Los líderes de la UE han llegado a un acuerdo sobre las garantías que se concederán a Irlanda para que pueda celebrar de nuevo un referéndum sobre el Tratado de Lisboa, informaron fuentes comunitarias.

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha adelantado que la nueva consulta se celebrará en el mes de octubre.
  
El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha explicado que las garantías a Irlanda se incorporarán en un "protocolo adicional", una vez que se aprueba el tratado para evitar la repetición de la rafiticación del resto de los Estados miembros.

Irlanda había solicitado a sus socios europeos una serie de garantías legales que le permitan volver a convocar un referéndum con el que desbloquear la ratificación del nuevo tratado, que fue rechazado por los irlandeses hace un año.
  
El nuevo tratado, ratificado ya en el resto de los estados miembros, introduce importantes cambios en la arquitectura institucional de la UE, cuyos principales órganos y cargos tienen que ser renovados este año.
  
Las garantías a Irlanda afirman que el nuevo Tratado no tendrá consecuencias en algunas áreas muy sensibles en ese país, como la neutralidad, la soberanía fiscal, la legislación sobre el aborto o la protección de los trabajadores.
  
La clave de la discusión ha girado en torno a cómo dar validez jurídica al compromiso, ya que Irlanda ha exigido un protocolo, que es un instrumento con la misma fuerza que los tratados y requiere la ratificación por todos y cada uno de los signatarios.

La Presidencia española podría diseñar el protocolo

Moratinos, que ha calculado que el referéndum irlandés sobre el Tratado podría celebrarse en septiembre u octubre, explicó que será la presidencia sueca de la UE (que comienza el próximo 1 de julio) o la española (en el primer semestre de 2010) la que deberá diseñar el protocolo que permita la entrada en el Parlamento Europeo de los nuevos eurodiputados.

"Lo haremos lo más rápido posible", ha garantizado el jefe de la diplomacia española.

España confía en que sus nuevos cuatro eurodiputados asuman su escaño pronto


Por otra parte, el ministro español de Exteriores ha confiado en que los cuatro eurodiputados nuevos con los que contará España cuando entre en vigor el Tratado de Lisboa tengan su escaño cuanto antes y ha mostrado su satisfacción por el compromiso alcanzado para ello por los líderes comunitarios.

Según ha explicado en rueda de prensa al concluir el Consejo Europeo, esos eurodiputados -dos más para el PSOE, uno para el PP y otro para CiU- podrán acudir al Parlamento Europeo como "observadores" de manera inmediata tras la entrada en vigor del Tratado, hasta que los Veintisiete aprueben el mecanismo jurídico por el que se ampliará la Eurocámara.

En las últimas elecciones, celebradas bajo el Tratado de Niza y para un Parlamento de 736 escaños, España sólo eligió 50 eurodiputados, la cifra más baja desde que participa en los comicios europeos.

Lisboa ampliará la cámara hasta los 751 escaños y España será el país más beneficiado, con cuatro representantes más.

Noticias

anterior siguiente