Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha asegurado que jamás mencionará el nombre del autor de la matanza de Christchurch, que causó 50 muertos y 50 heridos, para privarle de la notoriedad que buscaba. "Nunca me escucharán mencionar su nombre. Es un terrorista, es un criminal, es un extremista, pero cuando hable (de él) será un sin-nombre", ha dicho Ardern en un emotivo discurso en el Parlamento en Wellington.

Al menos 49 personas han muerto y 48 han resultado heridas en un atentado terrorista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda.

El asaltante o asaltantes han entrado a primera hora de la tarde del viernes (día de rezo para los musulmanes) en dos mezquitas de Christchurch, la tercera ciudad del país, y han comenzado a disparar a los presentes. Las mezquitas atacadas son la de Al Nur, la más importante de Christchurch, y la del suburbio de Linwood.

Las autoridades han pedido el cierre de todas las mezquitas del país y ha recomendado a los habitantes de las zonas donde se han producido los ataques que permanezcan en sus casas.

Hay cuatro detenidos, pero solo uno de ellos, un hombre de casi 30 años, está acusado de asesinato. La relación del resto de detenidos con el atentado no está clara. Ninguno de los arrestados estaba fichado ni constaba en ninguna lista de sospechosos de los servicios de inteligencia.

Las autoridades no han confirmado aún las motivaciones de los agresores, pero sí ha confirmado que se trata de un atentado "bien planeado".

La policía brasileña investiga la matanza perpetrada por dos exalumnos de un colegio en un área dormitorio de la populosa ciudad de Sao Paulo
10 personas murieron, incluidos los dos asaltantes, de 17 y 25 años, que se suicidaron dentro de la escuela. Varios jóvenes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad. Los antiguos alumnos utilizaron un revólver y una ballesta para perpetrar el ataque. La masacre se produce mientras el Congreso debate la propuesta del Gobierno del ultraderechista de Jair Bolsonaro para facilitar la venta y posesión de armas. En Brasil, uno de los países más violentos del mundo, se perpetraron 64 mil asesinatos en 2017 y se estima que hay 8 millones de armas ilegales.





La Policía francesa trata de determinar si Chériff Chekatt, el presunto autor del ataque en el mercadillo navideño de Estrasburgo que fue abatido este jueves y que dejó al menos cuatro muertos -la última víctima ha sido confirmada este viernes-, tuvo cómplices para cometer la matanza y en su posterior huida de 48 horas. Las autoridades interrogan a siete personas detenidas.

Las fuerzas de seguridad francesas han matado este jueves en un barrio cercano al centro de Estrasburgo a Chériff Chekatt, el hombre que abrió fuego este martes en las inmediaciones del mercadillo navideño de la ciudad francesa y que, según la agencia Amaq, vinculada al Estado islámico, era un "soldado" del grupo yihadista.

Más de 350 policías buscan en Estrasburgo al responsable de la muerte de tres personas en un mercadillo navideño, y no descartan que haya salido de Francia. Lo han identificado, es un ciudadno francés, nacido en Estrasburgo. Se sabe que está herido y que huyó en un taxi. El conductor dice que le confesó que era el autor de los disparos.

Un hombre con un arma de fuego y un cuchillo ha atacado a los transeutntes sembrando el pánico en las abarrotadas calles en torno a un mercado navideño. Los vídeos de varios testigos muestran a las víctimas tendidas en el suelo mientras reciben los primeros auxilios.

"Primero he escuchado varios tiros y pensé que podían ser petardos o que estaban atracando una tienda, pero entonces vi a mucha gente correr enloquecida", cuenta un joven.

El atacante tiene un primer enfrentamiento con los militares que intentan detenerle y resulta herido. Lo confirma el conductor del taxi que le lleva a un barrio cercano. El atacante le confiesa que ha entrado en acción. Cuando desciende del coche se cruza con unos policías que le dan el alto y vuelve a haber un intercambio de disparos. Mientras, se ha acordonado toda la zona.

Más de 700 agentes buscan al autor del tiroteo en un mercadillo navideño de Estrasburgo que dejó tres personas muertas. El fiscal antiterrorista encargado del caso afirma que antes de abrir fuego gritó "Alá es grande". Se sabe también que está herido y que podría haber huído del país. Cuatro personas han sido detenidas.

Nos informa el corresponsal de RNE en París, Paco Forjas.

RNE ha entrevistado al secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, que se encuentra en Estrasburgo, donde el martes tres personas murieron y varias resultaron heridas en un tiroteo en un mercadillo de Navidad.

López-Istúiriz ha asegurado que la situación es "muy triste" pero ha mostrado su confianza en las fuerzas de seguridad y en la necesidad de que impere la normalidad. "El terrorismo ataca donde puede", ha indicado.

Chema Gil, codirector del Observatorio de Seguridad Internacional, ha asegurado a Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso a que "todo apunta" a que el tiroteo de Estrasburgo, en el que murieron tres personas, es "un ataque terrorista".

Gil ha pedido prudencia a la hora de compartir ciertas informaciones que puedan beneficiar a los terroristas. También ha advertido del 'efecto réplica' que podrían provocar nuevos incidentes similares en los próximos días.