arriba Ir arriba

La Casa Blanca y los republicanos están dispuestos a estudiar la prohibición de los dispositivos que permiten convertir un arma en un fusil semiautomático. Aún no se conocen los motivos que llevaron a Stephen Paddock a matar a 58 personas en el peor tiroteo de Estados Unidos, pero si se ha sabido que hace unos meses alquiló una habitación en Chicago cuando se celebraba un festival de música. La Policía sospecha que contó con ayuda y que planeó el ataque meticulosamente. El FBI afirma que llevaba una vida secreta, mientras que la pareja de Paddock sostiene que era un hombre cariñoso.

Banderas a media asta y tres días de luto en señal de duelo por la matanza de Las Vegas, donde se suceden las vigilias por los fallecidos y se recuperan los más de 500 heridos. La ciudad trata de volver a la normalidad tras la dura experiencia vivida cuando un tirador empezó a disparar indiscriminadamente contra el público de un concierto. En Washington, minutos de silencio, tanto en el Congreso como en la Casa Blanca. El presidente Trump anuncia que irá a la ciudad de Nevada.

Stephen Paddock se retiró a Nevada porque le gustaba apostar, y a lo grande. Al menos así lo asegura la familia del jubilado de 64 años, estupefacta tras enterarse de que, en lugar de ir a Las Vegas solo a jugar en los casinos, había decidido encaramarse a un hotel del célebre Strip, la calle principal de la ciudad, y disparar a la multitud que asistía a un festival de música, en lo que ya se ha convertido en el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos, con más de medio centenar de muertos.

  • La familia de Stephen Paddock cuenta que se retiró a Nevada para apostar
  • No estaba fichado y se ha descartado que su pareja esté implicada
  • Las autoridades reiteran que no hay indicios de vínculos con grupos violentos
  • El Estado Islámico ha asegurado que se trata de uno de sus "soldados"
  • Los motivos del ataque, el tiroteo más grave en el país, siguen sin aclararse

Al menos 50 personas han muerto y más de 400 han resultado heridas en un tiroteo ocurrido durante la noche del domingo en Las Vegas, cuando un hombre al que la policía ha identificado como Stephen Paddock, de 64 años, ha abierto fuego contra los asistentes a un festival de música country desde una habitación situada en la planta 32 de un hotel cercano, antes de suicidarse de un disparo.

  • Un hombre de 64 años ha abierto fuego desde lo alto de un hotel contra la gente
  • El tirador se ha suicidado antes de que las fuerzas de seguridad lo detuvieran
  • Se cree que era un "lobo solitario", aunque se desconocen sus motivos últimos
  • Hay más de 500 personas heridas y se teme que suban las víctimas mortales
  • Donald Trump ha condenado lo que califica de "un acto de pura maldad"