arriba Ir arriba

En la capital de Somalia, una veintena de personas han muerto en la explosión de dos coches bomba este sábado. Uno ha explotado junto a los jardines cercanos a la oficina de los servicios de inteligencia somalíes. El otro, frente a un hotel próximo al palacio presidencial, donde se alojaban políticos, policías y agentes de inteligencia. Cinco miembros del comando terrorista se han atrincherado varias horas en el interior y disparando contra varios clientes. Un portavoz del gobierno aseguraba que han sido abatidos y que habían detenido a otros tres sospechosos. El grupo yihadista Al Shabab ha reinvidicado el ataque.

Más de 200 personas han muerto y otras 250 han resultado heridas en Somalia en el atentado con camión bomba ocurrido el pasado sábado en la capital, Mogadiscio. Se trata del atentado más grave de la historia del país.

Un camión bomba estalló la tarde del sábado en el centro de la ciudad, en el distrito de Hodan, una bulliciosa zona comercial con tiendas y hoteles. Según los medios locales, citados por la agencia Efe, la gran mayoría de los fallecidos en el ataque eran civiles, principalmente vendedores ambulantes que comerciaban en la que era una de las calles más transitadas de la ciudad.

Una segunda explosión, en el barrio de Madina, se cobró dos muertos.

Nadie ha reclamado la autoría del atentado, si bien todas las miradas apuntan al grupo yihadista Al Shabab, que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda y que controla parte del territorio en el centro y el sur del país. El grupo terrorista pretende destruir al gobierno somalí e instaurar una versión fundamentalista del Islam.

Al menos 20 personas han muerto en un atentado con coche bomba en la capital de SomaliaMogadiscio.

El coche ha estallado en una calle muy concurrida en el centro de la ciudad, en el distrito de Hodan, donde se encuentran oficinas gubernamentales, hoteles y restaurantes. La explosión ha destruido varios edificios cercanos y ha incendiado numerosos vehículos, por lo que la cifra de muertos podría aumentar.

Unas dos horas después, una segunda explosión ha tenido lugar en el distrito de Madina. Una fuente policial ha asegurado a Reuters que se trata de otro coche bomba. Dos civiles han muerto en la explosión y un sospechoso ha sido detenido.

Al menos 28 personas han muerto y más de 40 han resultado heridas en un asalto perpetrado por un comando del grupo yihadista Al Shabab en el hotel Dayah de Mogadiscio, donde se ha producido un intenso tiroteo, según fuentes médicas citadas por AFP. Los terroristas han detonado un coche bomba a las puertas del hotel han accedido al interior disparando indiscriminadamente. Minutos después, han detonado otra bomba en las inmediaciones del edificio, que ha dejado numerosas víctimas, entre ellas varios periodistas heridos.

La policía ha confirmado que el asalto ya ha finalizado, aunque el balance de víctimas es provisional y podría aumentar debido al gran número de heridos que están siendo atendidos en el hospital. En cualquier caso, el atentado es ya uno de los mas graves desde 2012 y el segundo contra un hotel en Somalia en lo que va de año. Un ministro del Gobierno que en el momento del ataque se encontraba dentro del hotel ha relatado a Efe que, en el momento del ataque, había un gran número de parlamentarios reunidos en el interior debido al proceso electoral que se está desarrollando en el país. Asimismo, un parlamentario que se encontraba en el interior del edificio ha explicado durante el asalto que muchas personas permanecían escondidas para evitar los disparos de los terroristas.

En Mogadiscio, la capital de Somalia, al menos 29 personas han muerto por la explosión de un camión bomba conducido por un kamikaze.

El atentado ha tenido lugar a la entrada del puerto, que ha suspendido sus actividades. La explosión pudo oírse en toda la ciudad y, según algunos testigos, hubo un tiroteo. 48 personas han resultado heridas. El grupo islamista Al Shabaab ha asumido la autoría del atentado. Al Shabaab pretende derribar al gobierno pro-occidental de Somalia, expulsar a las fuerzas de paz del país e implantar una estricta visión del islam.