arriba Ir arriba

En la víspera del Día Mundial Contra el Sida, una encuesta revela el desconocimiento que existe todavía sobre la prevención y el riesgo de transmisión del VIH. Datos como que la mitad de los encuestados cree que las personas infectadas pueden seguir transmitiendo el virus a pesar de tener la enfermedad controlada o que un tercio se siente incómodo trabajando junto a una persona seropositiva. Nos adelantamos a ese día conociendo el trabajo que desarrollan organizaciones como Cesida. Hablamos con su presidente, Ramón Espacio y con José Flei "par" de la Escuela de Pares de esta organización.

El genetista chino He Jiankui ha anunciado que su equipo ha creado los primeros bebés modificados genéticamente del mundo: dos gemelas cuyo ADN ha sido alterado con la técnica de edición CRISPR para mutar un gen y hacerlas inmunes al virus VIH, causante del sida.
La alteración del gen se produjo mediante la "terapia génica de FIV", que está asociada a la fecundación in vitro. La edición genética se realizó utilizando la herramienta conocida como CRISPR-cas9, que a grandes rasgos funciona realizando un corte en la secuencia del ADN para deshabilitar un gen específico.
El trabajo aún no ha sido confirmado ni revisado de manera independiente por la comunidad científica internacional. Si finalmente se demuestra, cruzaría una nueva frontera en el campo de la medicina y de la ética.

En España viven entre 130.0000 y 160.000 personas con VIH, de las que aproximadamente el 20% no está diagnosticado, y de los nuevos diagnósticos ocho de cada diez corresponden a hombres, de entre 29 y 45 años y el modo de transmisión más frecuente es la relación sexual. Así consta en la actualización del Informe de vigilancia epidemiológica del VIH y sida en España que ha hecho público el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Otro dato que se ha hecho público es que ocho de cada diez seropositivos no revela su condición por miedo.