arriba Ir arriba

Se complica la situación para los refugiados que intentan llegar a Europa. Después de que la Unión y Turquía firmasen un principio de acuerdo para frenar la entrada de refugiados, dos países miembros, Eslovenia y Serbia, han anunciado que aumentarán las restricciones para cruzar sus fronteras. Sobre estas medidas que están tomando los 28, ya se han pronunciado varias ONG's y Naciones Unidas que ponen en duda la legalidad de este preacuerdo (09/03/16).

Los vehículos y mercancías pueden volver a pasar desde Serbia hasta Croacia después de que el gobierno de Zagreb desbloqueara este viernes los pasos fronterizos de Bajakovo y Tovarnik, en los que los dos países se habían puesto mutuamente restricciones al tráfico de debido a desacuerdos sobre la llegada masiva de refugiados a la región. También Serbia ha anunciado el desbloqueo de su frontera.

  • Según ACNUR han llegado a territorio europeo 477.906 migrantes en lo que va de año
  • La gestión del flujo de migrantes reaviva viejas rencillas entre Croacia y Serbia
  • El rechazo del reparto de refugiados en cuotas y las disposiciones hostiles marcan el estado de la UE
  • Miembros de la Unión Europea se reúnen este martes para acordar una estrategia común

Croacia seguirá trasladando a los refugiados que lleguen a su territorio hasta la frontera de Hungría. El primer ministro croata quiere forzar al gobierno de Budapest a aceptar a los refugiados que han cambiado de ruta tras el cierre de su frontera con Serbia. Desde el martes unos 20.000 han entrado en Croacia. La gestión de esta crisis ha elevado la tensión entre los dos gobiernos.

Hungría ha enviado vehículos con efectivos militares a la frontera con Serbia donde este miércoles tienen lugar violentos choques entre policía antidisturbios y grupos de refugiados que intentan pasar la línea entre ambos países, informa la agencia AFP.

En los enfrentamientos la Policía húngara ha utilizado este miércoles gas lacrimógeno contra un grupo de migrantes que trató de cruzar la valla dispuesta en la frontera con Serbia, ante la que esperan miles de personas que quieren entrar en Hungría para seguir luego hacia otros países de Europa.