Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Si hay una cosa que puede añadir algo más de intensidad a la Semana Santa en Sevilla es un derbi en su víspera. Razón por la que se han congegrado más de 15.000 personas en el Sánchez Pizjuán para ver a entrenar a los de Caparrós. La clasificación inclina la balanza para el Sevilla en el derbi masculino y para el Betis en el femeino, también mañana pero en el Villamarín. Hoy regata de aficionados por el Guadálquivir con victoria verdiblanca pero sobre todo muy buen rollo.

El jugador del Betis, Sergio Canales, ha atendido a Radiogaceta de los deportes desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, en plena concentración de la selección española de futbol masculino. Canales podría debutar con la selección en uno de los partidos que el equipo de Luis Enrique afronta estos días contra Noruega y Malta. El centrocampista considera que está "en el mejor momento de su carrera" y que haber sido conovocado por el seleccionador "es un premio enorme, un sueño cumplido". El jugador del Betis ha reflexionado, además, sobre otros asuntos, como el VAR, o el partido de Lionel Messi en el Benito Villamarín el pasado fin de semana: "Está a otro nivel. Es un jugador diferente"

 

Más de 11.000 aficionados del Betis han acudido al entrenamiento de puertas abiertas de este martes en el que el conjunto de Setién ha preparado el duelo de vuelta de semifinales de Copa ante el Valencia. Tras el 2-2 de la ida, los jugadores verdiblancos han estado arropados por su afición que confía en que se puede dar la vuelta al marcador y meterse en la final que se disputará en el estadio Benito Villamarín.

Marcelino García Toral, entrenador del Valencia, aseguró que deben afrontar el choque de vuelta de la semifinal de la Copa del Rey ante el Real Betis en Mestalla (2-2 en la ida) con inteligencia y pasión y que deben esquivar la ansiedad. Recordó que está encantado con meterse en la que sería su primera final como entrenador y que el club de Mestalla volvería a disputarla tras once años.

Horas antes del partido entre el Rennes y el Betis, dieciseisavos de la Europa League, se ha producido una pelea entre radicales del Betis en las cercanías del estadio, que ha provocado la intervención de la gendarmería francesa. Las facciones denominadas Supporters y United Family han protagonizado una batalla campal, con lanzamientos de bengalas y otros objetos.