arriba Ir arriba

Al menos 39 personas han muerto en los estados mexicanos de Puebla, Veracruz e Hidalgo a consecuencia de las intensas lluvias originadas por los remanentes de la tormenta Earl, según han anunciado las autoridades este domingo.

Earl, que alcanzó la categoría de huracán en la escala de intensidad de Saffir-Simpson durante su paso por el Atlántico, fue perdiendo fuerza en su trayectoria por el territorio mexicano, si bien sus remanentes, caracterizados por lluvias torrenciales, han afectado severamente a varios estados. Puebla, región situada en el centro del país, ha sido la más impactada con al menos 28 muertos, entre ellos, 15 niños.

Los municipios más afectados en Puebla han sido Huauchinango y Tlaola, ambos situados en una zona serrana y de difícil acceso. Las intensas precipitaciones han provocado el derrumbe de varios cerros que han sepultado numerosas viviendas.

En Huauchinango se han contabilizado 13 personas muertas, siete de ellas menores, al quedar sepultados sus hogares. En la comunidad de Xaltepec, perteneciente a esta localidad, 11 personas, entre ellas ocho niños, perdieron la vida después de que se produjesen varios deslizamientos de tierra sobre el puebloEn Tlaola, han fallecido cuatro personas. 

La violencia sexual contra las mujeres es una práctica habitual durante el arresto y el interrogatorio en las cárceles mexicanas. Así lo denuncia Amnistía Internacional, que ha recabado hasta 100 testimonios de víctimas que aseguran haber sufrido abusos psicológicos o acoso sexual por parte de las fuerzas de seguridad como método para obtener confesiones. Las 100 mujeres entrevistadas aseguran haber padecido algún tipo de abuso. 72 de ellas reconocer haber sido abusadas sexualmente y 33 haber sido violadas. Hasta 66 denunciaron los hechos ante un juez, en 22 casos se abrieron investigaciones y hasta el momento no se han presentado cargos contra nadie.

En México, en el estado de Oaxaca, han muerto al menos ocho manifestantes durante las protestas contra la reforma educativa. Además, hay más de un centenar de heridos tras los enfrentamientos con la policía y 24 miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación han sido detenidos. El Gobierno mexicano culpa de estos incidentes a grupos violentos que se sumaron a las manifestaciones. Las autoridades están realizando autopsias a los fallecidos para saber con qué armas fueron atacados. Mientras, los maestros advierten que las protestas no han hecho más que comenzar. El objetivo de los sindicatos es conseguir que el Gobierno se siente con ellos en una mesa de negociación.

Los enfrentamientos de este domingo en Oaxaca han dejado un saldo preliminar de 6 muertos, un número que puede aumentar, un centenar de heridos, entre civiles y policías, y 21 detenidos. Hacía siete días que este acceso de Hacienda Blanca, estaba bloqueado. Gobierno culpa a grupos violentos afines a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a quién pide que dialogue dentro de la ley. El sindicato acusa a las fuerzas del orden de llevar armas de fuego, aunque el gobierno ha certificado que la policía federal no iba armada y sí algunos civiles. Este es el suceso más grave tras varios días de movilizaciones.

Vivían hacinados y les sometían a todo tipo de vejaciones. Entre ellos hay menores que podrían haber sufrido abusos. Cuando la fiscalía entró al Albergue Despertar Espiritual, Alcohólicos y Drogadictos era dantesco. Encontraron 111 mujeres, 43 de ellas menores de 160 hombres, entre los que había 69 menores. 11 sujetos encontrados allí tenían órdenes de aprehensión vigentes. Se encendían para evadir a la justicia. Se investiga el vínculo de esas personas con la administración del albergue e incluso con el crimen organizado.