arriba Ir arriba

Las autoridades mexicanas han confirmado este viernes la muerte de la española Pilar Garrido, de 34 años, tras efectuar pruebas de ADN a los restos óseos encontrados hace dos semanas. Vivía en México desde hacía tres años, y estaba desaparecida desde el 2 de julio. Su esposo denunció que dos jóvenes la secuestraron cuando el matrimonio y su hijo volvían a casa de la playa. La familia va a pedir otra prueba de ADN en España.

La Fiscalía del estado mexicano de Tamaulipas ha confirmado la muerte de Pilar Garrido Santamans, la española de 34 años desaparecida el pasado 2 de julio. Los restos hallados en un paraje del municipio Villa de Casas, cerca del lugar de la desaparición, el 26 julio corresponden a la mujer, según el resultado de los análisis de ADN comparados con los de sus familiares, según ha informado la fiscalía estatal de Tamaulipas en un comunicado.

Estados Unidos sancionó a 22 mexicanos y 42 empresas por su relación con las actividades encabezadas por el narcotraficante Raúl Flores Hernández, entre ellos el veterano futbolista Rafa Márquez, exjugador del Fútbol Club Barcelona que ahora compite en el Atlas mexicano. El futbolista ha acudido voluntariamente a declarar y ha afirmado que intentará "esclarecer todo".

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones al narcotraficante Flores Hernández, que dirige una organización criminal, y a otros 21 mexicanos vinculados a él, entre ellos Márquez, al que acusa de "tener una larga relación" con el delincuente y "haber manejado activos" para él, y el cantante Julión Álvarez.

"No puedes decir eso a la prensa". Con estas palabras, según revela este jueves el diario The Washington Post, exigió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, que dejara de afirmar que su país no pagaría el muro fronterizo que Trump pretende construir en la frontera, a la vez que reconocía las dificultades para forzar al vecino del sur a cargar con la factura.

La Policía mexicana trabaja con un retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de Pilar Garrido Santamans, la valenciana de 34 años desaparecida en México desde el pasado día 2 de julio, confeccionado en base al testimonio facilitado por su esposo, Jorge González Fernández. Tras 18 días sin noticias de Pilar, las autoridades mexicanas siguen tratando este caso como el de 'persona no localizada' ante la falta de petición de rescate ni de indicios que apunten cualquier otra posibilidad, aunque se mantienen todas las líneas de investigación abiertas. Las autoridades no descartan ninguna hipótesis y han puntualizado que el marido solo tardó un día en denunciar los hechos y no dos o tres como se dijo al principio y que no se han encontrado restos de sangre en el coche.

En México, se cumplen 18 días de la desaparición de Pilar Garrido, la española de 34 años supuestamente secuestrada cuando viajaba en coche, por una carretera secundaria, con su bebé y su marido. Las autoridades del país han pedido prudencia después de que, en las últimas horas, algún medio haya lanzado sospechas sobre el papel del marido en esta desaparición.

Las autoridades mexicanas investigan la desaparición de la española de 34 años Pilar Garrido Santamans, en paradero desconocido desde el pasado 2 de julio en el noreste estado de Tamaulipas.

Garrido Santamans es natural de Massalavés, en Valencia, pero residía en México desde hace unos tres años. Su hermana Raquel ha relatado a TVE que el vehículo en el que viajaba la familia fue seguido por hombres armados que pretendían robar el vehículo pero acabaron llevándose a Pilar. La familia ha pedido en redes sociales dirigirse al número de teléfono 088 de la Policía Federal de México en caso de tener cualquier tipo de información sobre su desaparición.

Las autoridades consideran que Garrido Santamans está desaparecida y no lo considera secuestro dado que hasta el momento no ha habido una petición de rescate, lo que resulta muy poco común en casos similares, y no hay indicios de que se encuentre privada de libertad.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha propuesto este miércoles instalar paneles solares en el muro que quiere levantar en la frontera con México para que la energía producida ayude a financiarlo y el país mexicano "tenga que pagar mucho menos dinero".

"Estamos pensando en construir el muro como un muro solar, algo que cree energía y se autofinancie. De esta forma México tendrá que pagar mucho menos dinero. Tiene sentido, ¿no?", dijo Trump durante un mitin en Cedar Rapids (Iowa).

La idea de colocar paneles solares en el muro ya llevaba dos semanas circulando en Washington, dado que el mandatario habló de ella en un encuentro privado con un grupo de legisladores republicanos el pasado 6 de junio, pero hasta ahora Trump no había formulado esa posibilidad en público. El mandatario aseguró que esa "idea singular" era suya, porque él es "un constructor", y que el público de Iowa era "el primer grupo" al que se la había comunicado.

La construcción de un muro fronterizo con México es una de las grandes promesas de campaña de Trump, quien aseguró una y otra vez en sus mítines que esa barrera no costaría ni un dólar a los estadounidenses y sería financiado por el Gobierno mexicano.

José Antonio Guardiola, director de En Portada y autor del reportaje 'Entre muros y santuarios' nos comenta las consecuencias que tendría completar el muro entre México y Estados Unidos, mediante una entredilla con elementos animados. Una frontera que cruza a diario, legalmente, cerca de un millón de personas. Eso genera enorme riqueza a ambos lados. Un muro rompería muchas de esas dinámicas.