arriba Ir arriba

Galardonada con el premio del público en el reciente Festival de Cine de San Sebastián, esta espectacular película de animación dirigida por Raúl de la Fuente y Damian Nenowes, es un relato autobiográfico de Ryszard Kapuściński que narra los últimos días de Angola como colonia portuguesa en 1975, y las terribles consecuencias de esta descolonización: una guerra civil que asoló la región hasta hace muy poco. Cuenta con la participación de RTVE y se estrena el 26 de octubre.

Santiago Posteguillo se ha alzado con el LXVII Premio Planeta 2018 con la novela 'Yo, Julia', una obra basada en la historia de la emperatriz romana Julia Domna, y recibirá el premio de 601.000 euros. Ayanta Sánchez Barilli ha sido la finalista con su obra 'Un mar violeta oscuro' y percibirá 150.250 euros, según se ha anunciado en una ceremonia celebrada en Barcelona en la que ha destacado la ausencia del líder de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o el rey Felipe VI.

Emitimos la primera hora desde el Palacio de Congresos de Catalunya, en Barcelona, donde se celebra la 67ª edición del Premio Planeta de NovelaCarles Mesa charla con la escritora y académica de la RAE Carme Riera, presidenta del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO). Con ella conversamos sobre su trayectoria y también sobre la situación del sector del libro.

Xavier Aldekoa (Barcelona, 1981) y Alfonso Armada (Vigo, 1958) se han propuesto acabar con los estereotipos y clichés en una obra dialogada que bebe en la más pura tradición oral del continente africano. Los dos reporteros recorren la belleza y las contradicciones de África rebelándose contra los falsos tópicos.
Los periodistas han hablado de las nuevas tecnologías en el continente, el posicionamiento preferente de China en la política y la economía de la mayoría de los países africanos así como la necesidad de que los africanos tomen las riendas de su propio destino. También repasan los intereses que tiene España en países como Mozambique, Namibia, Senegal o Sudáfrica, donde la expansión de empresas dedicadas a la energía solar se mezcla con los asuntos de pesca, la prevención del terrorismo yihadista y los programas de desarrollo desplegados en zonas estratégicas para frenar la emigración a Europa.