Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha indicado que la canciller alemana, Angela Merkel, le ha asegurado en una conversación mantenida que es una "firme defensora del euro", así como de "una unión económica y monetaria en la que todos vayamos a la misma velocidad". Además, le ha dicho que "confía en España". Por su parte, Angela Merkel, ha afirmado que, desde que empezó la crisis de la deuda, "Alemania ha tenido un único objetivo, estabilizar la zona euro tal y como es ahora, consolidarla y hacerla más competitiva". La líder germana añade que cree "en una zona euro amplia, capaz de dar confianza renovada a cada país". Acerca de la polémica suscitada por la posibilidad de que Francia y Alemania estuvieran planeando una zona euro con un núcleo duro y una Europa a dos velocidades, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha sido rotundo: "soy alérgico a esas estupideces que difunden algunos que quieren mostrar divisiones en la zona euro. La zona euro es un grupo sólido, abierto a los demás y que cumple con unos criterios. Pero no quiero que el euro se divida en dos regiones, una considerada más virtuosa y otra menos".

Sólo dos presidentes españoles han estado allí. Hace 31 años, Adolfo Suárez, y hoy Rodríguez Zapatero, 18 días después del comunicado de cese de la violencia de ETA. Un encuentro con el que los dos han querido mostrar que se cierra un ciclo y se abre otro en el País Vasco.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que seguirá "con gran interés" el debate que el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el 'popular' Mariano Rajoy mantendrán esta noche.

"Sé lo que es, ya lo he vivido y por eso tengo gran respeto. Espero que todos los ciudadanos lo sigan con interés", ha señalado Rodríguez Zapatero, que no ha querido pronunciarse sobre quién cree que será el ganador. "Eso siempre es discutible", ha añadido.

En una rueda de prensa en el palacio de Ajuria Enea junto al lehendakari Patxi López, el presidente ha dado por supuesto Rubalcaba hará una buena exposición del programa del partido.

Preguntado por los periodistas por el único cara a cara que celebrarán los dos candidatos a las elecciones generales el próximo 20N durante la campaña, el presidente ha afirmado que espera que cada uno explique sus propuestas y que "estén claras las ideas" que defienden ambos partidos.

Zapatero protagonizó dos 'cara a cara' con Rajoy cuando se presentó a la reelección en 2008. En esta ocasión, Rubalcaba y el líder del Partido Popular mantendrán un único debate que, según han acordado, será "más flexible" y sin tiempos tasados.

El objetivo: favorecer el crecimiento económico mundial, crear empleo y mejorar los intercambios comerciales, luchando, por ejemplo, contra el proteccionismo. Sin embargo, es inevitable: la principal preocupación sigue siendo el riesgo de contagio al conjunto de la comunidad internacional de la crisis de Grecia.

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, asegura que la bajada de impuestos que recoge el programa del PP traerá recortes. Rubalcaba está en un acto de precampaña en Alicante, mientras que Rodríguez Zapatero está con José Blanco en Lugo, donde encabeza la candidatura del PSOE. Rubalcaba ha criticado al PP por no explicar, dice, los planes para saber de donde va a sacar el dinero. Según el candidato socialista, la bajada de impuestos que plantean los populares beneficiará a los que más tienen y traerá recortes como, asegura, ya hacen en las comunidades donde gobierna el PP. Para Rubalcaba, el programa de Rajoy es ambiguo.

En esa cumbre hemos sabido que el ex presidente brasileño, Lula da Silva, tiene cáncer de laringe. Lula, de 66 años, va a empezar el tratamiento de quimioterapia y los médicos le han recomendado que deje de fumar.

El presidente de Paraguay ha dado la noticia a los mandatarios iberoamericanos. Precisamente Fernando Lugo fue tratado de cáncer linfático en Brasil hace unos años. Otro presidente latinoamericano que está en tratamiento contra el cáncer es el venezolano Hugo Chávez.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dejado hoy claro que España tiene que seguir apostando por la reducción del déficit y no puede cambiar su rumbo, pero ha pedido a los países "que tienen margen" que pongan en marcha planes de estímulo urgentes para relanzar la economía global.

Zapatero ha hecho esta petición en el plenario de la Cumbre Iberoamericana, donde ha resumido los acuerdos alcanzados por la UE el pasado miércoles, "el plan más ambicioso que Europa ha conocido" para hacer frente a la crisis de la deuda soberana.

Ha confiado en que ese plan, junto a las medidas que se adopten la próxima semana en el G20, permitan superar las "alarmas y luces rojas" de los últimos meses y restaurar la confianza, clave para que la economía no se detenga.

Una confianza que exigirá a países como España mantener sus políticas de austeridad. "Los países que tenemos que seguir apostando por la consolidación fiscal no podemos cambiar nuestro rumbo, pero los países que tienen margen para incentivar la actividad económica tienen que adoptar planes de estimulo urgentes, si no la economía mundial se verá globalmente afectada", ha advertido.