arriba Ir arriba

Iñaki Urdangarin ya está en España y se prepara para entrar en prisión, aunque queda por saber qué cárcel ha elegido para cumplir los 5 años y 10 meses de condena por los delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación, fraude, tráfico de influencias y varios delitos fiscales. Como ha aterrizado en Madrid, se especula con que podría optar por ingresar en la prisión de Estremera, con fácil conexión aérea con Ginebra, donde seguirá residiendo la infanta Cristina y sus hijos. (18/06/2018)

El Tribunal Supremo ha rebajado levemente la condena que la Audiencia de Palma impuso a Iñaki Urdangarin, pero le ha mantenido una pena suficiente, cinco años y diez meses, como para que ingrese en prisión, y ha reducido la cantidad que debe pagar la infanta Cristina como responsable a título lucrativo. La entrada en la cárcel de Urdangarin, de este modo, parece cada vez más clara y, de hecho, la Audiencia de Palma le ha citado mañana, junto a otros condenados (el ex ministro Jaume Matas y su ex socio Diego Torres) para entregarles la orden de prisión. Urdangarin ha resultado condenado por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.
 

La infanta Cristina ha coincidido este martes en público con los reyes por primera vez desde hace casi un año, en una misa por don Juan de Borbón que ha reunido a gran parte de su familia y ha rendido tributo al conde de Barcelona como artífice de la reconciliación entre españoles. Felipe VI y la Reina Letizia, acompañados por los Reyes Juan Carlos y Sofía, han presidido en la basílica del monasterio de San Lorenzo de El Escorial la solemne eucaristía conmemorativa del 25 aniversario del fallecimiento del conde de Barcelona, a la que han acudido unos 250 asistentes, entre ellos representantes de distintas ramas familiares y personas vinculadas a distintas etapas de su vida.

La expectación de los medios informativos estaba centrada sobre todo en la infanta Cristina (por primera vez en un acto público con los reyes desde el 11 de mayo del año pasado, cuando acudió al funeral por Alicia de Borbón-Parma en la capilla del Palacio Real) que este martes ha entrado sonriente en la basílica junto a su prima la princesa Alexia de Grecia, poco antes que su hermana doña Elena.
 

La infanta Cristina ha coincidido en público con Felipe VI después de la sentencia del caso Nóos en el funeral celebrado en la capilla del Palacio Real en memoria de Alicia de Borbón-Parma, un año y medio después de que ambos se encontraran por última vez. La presencia de la infanta en el Palacio Real tiene lugar después de que el pasado 17 de febrero fuera absuelta en el proceso judicial, en el que su esposo, Iñaki Urdangarin, fue condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y dos delitos fiscales.

La Audiencia de Palma ha acordado este jueves mantener en libertad provisional sin fianza a Iñaki Urdangarin, con la obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial de su país de residencia, Suiza, y también de comunicar cualquier cambio de residencia o desplazamiento fuera de la UE, tras su condena a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos.

Se ha hecho pública la sentencia del Caso Nóos. El tribunal ha condenado a Iñaki Urdangarín a seis años y tres meses de cárcel; a su socio, Diego Torres, a ocho años y seis meses; y a Jaume Matas, a tres años y ocho meses. En la sentencia se exculpa a la Infanta Doña Cristina de cooperadora necesaria por dos delitos fiscales. Informe semanal ofrece un reportaje en el que los prestigiosos penalistas como Luis Rodríguez Ramos, Enrique Bacigalupo y Martín Ignacio Palladino; Ignacio Gordillo, fiscal en excedencia de la Audiencia Nacional; y Rafael de Mendizábal, magistrado emérito del Tribunal Constitucional, opinan sobre la evolución del Caso Nóos y el desenlace final.

La infanta Cristina ha sido absuelta de la acusación de cooperadora en delitos fiscales que pesaba sobre ella en el caso Nóos, mientras que su marido, Iñaki Urdangarin, ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma, que no es definitiva y se podrá recurrir ante el Tribunal Supremo. La condena más alta es para el que fuera socio de Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, condenado a ocho años y seis meses de cárcel. Junto a Urdangarin y Torres, solo el expresidente de Baleares, Jaume Matas, con tres años y ocho meses, suma penas de prisión no sustituibles por multas de entre los 17 acusados del juicio. En total, el balance de la sentencia es de siete condenas y diez absoluciones.