Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Algunos vienen desde la República Democrática del Congo vía Angola, donde han cogido un avión para llegar hasta Brasil. Una vez en América se ponen en marcha para unirse a las distintas caravanas que buscan Estados Unidos como destino. El periplo por tierra les lleva a atravesar países enteros: Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y ahora esperan en la frontera de Guatemala para pasar a México. Lo más duro es el paso de Colombia a Panamá donde algunos han llegado a pasar una semana en plena selva. Haitianos y africanos, al contrario que los centroamericanos, no tienen problema en ser detenidos por la policía.

En el río Suchate no hay rastro de la policía pero sí mucho movimiento de mercancías y personas. De Guatemala apenas sale nada, pero de México no paran de sacar todo tipo de productos. Es un punto caliente de comercio informal del que viven miles de familias y que ahora se ve amenazado por la llegada de la Guardia Nacional. Los agentes de inmigración obligan a parar a todas las furgonetas, taxis y autobuses para comprobar que tienen los documentos en regla. Tres personas a la hora, unos 60 al día, no los tienen y acaban detenidos. 

Catarina, la madre del niño guatemalteco que murió el día de Navidad en Estados Unidos, denuncia que las autoridades les han abandonado. Su madre todavía no se cree lo sucedido": Cuando le dije adiós estaba bien, después su padre me dijo que había muerto en paz", cuenta. Mientras, miles de migrantes siguen esperando en El Paso (Texas) la resolución de sus solicitudes de asilo.

Felipe Gómez Alonso cruzó la frontera junto a su padre con la esperanza de encontrar un futuro mejor en Estados Unidos, pero encontró la muerte. El niño guatemalteco, murió el día de Navidad bajo la custodia de EE.UU., el segundo caso en menos de un mes. El Gobierno de Guatemala, activistas y demócratas reclaman ahora una investigación para esclarecer las circunstancias de su muerte. 

Una niña guatemalteca de siete años ha muerto por deshidratación y extenuación horas después de cruzar la frontera de EE.UU. con México con su padre y ser detenida por la Patrulla Fronteriza. La niña empezó a sufrir convulsiones y fue traslada al hospital, pero fue ya demasiado tarde, según un comunicado difundido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. La menor "presuntamente no había comido ni consumido agua desde hacía varios días". El padre de la menor continúa en el centro de detención a la espera de contactar con representantes consulares guatemaltecos mientras que la CBP ha abierto una investigación para garantizar que se siguieron los procedimientos adecuados.

.

Son muchos los que se embarcaron en la caravana de la noche a la mañana, sin pensarlo demasiado y sin medir sus fuerzas. Rafael y Dalia viajan con su bebé de un año. Su imagen  cruzando el puente fronterizo con Guatemala entre gases lacrimógenos dio la vuelta al mundo. Después de tantos sacrificios no es fácil tomar la decisión de volver. Algunos se entregan directamente a inmigración para que los repatríe. Otros desandan el camino por su cuenta, incluso volviendo a cruzar el río por el que entraron clandestinamente a México, aunque ahora en sentido inverso. 

Para ellos no ha podido ser esta vez, pero aseguran que lo volverán a intentar. 

Con el puente fronterizo cerrado, tras los incidentes del domingo en los que un migrante resulto muerto y varios heridos. Para hacer frente a la corriente del río, los migrantes se agarraron de la mano y formaron una cadena humana, mientras un helicóptero de las Fuerzas Federales de México sobrevolaba el área, en algunos momentos a baja altura, lo que provocó fuertes ráfagas de viento que desestabilizaron a las personas.

Cientos de migrantes, la mayoría procedentes de Honduras, han cruzado el rio y están ya en lado mexicano. En estos momentos negocian con las autoridades sus condiciones para el ingreso en el país.

Los gestos de apoyo hacia los emigrantes se repiten a cada paso. Un grupo de estudiantes reparte entre los componentes de la caravana el agua que ellos mismos han pagado. Más adelante ropa y pañales. Un tercio del grupo son niños y muchos de ellos están enfermos debido al calor. 

La caravana avanza sobre todo tipo de vehículos. Son muchos los que se ofrecen a llevar a los emigrantes rumbo al norte sin que la Policía Federal trate de impedirlo. Los habitantes más pobres del estado de México los reciben con banderas de Honduras y gritos de ánimo. Algunas zonas se han convertido en verdaderos puntos de avituallamiento. 

Hoy empezamos en Yemen donde casi 30 niños menores de 15 años han muerto durante el bombardeo contra un mercado, donde se encontraban los autobuses en los que viajaban. Nuestra corresponsal en Oriente Próximo, Cristina Sánchez, nos cuenta cuál es la posible autoría y las reacciones de la comunidad internacional. Cristina nos habla también de la situación en la que se encuentra la Franja de Gaza, con constantes bombardeos desde hace unas horas por parte de Israel y de cohetes de Hamas. Sobre Argentina, Sara Alonso nos cuenta las reacciones al NO del Senado a la reforma de la ley del aborto. Escuchamos a los seguidores que estaban a favor y en contra. Hablamos con la periodista, activista por los derechos de las mujeres e impulsora del movimiento 'Ni Una Menos', Ingrid Beck.

Acabamos en Guatemala, donde el pasado 3 de junio entraba en erupción el Volcán del fuego. Más de dos meses después, se sigue buscando a los desaparecidos y continúan las críticas contra la Conred, la Coordinadora Nacional de Desastres, por la falta de alerta temprana. Visitamos con Esther Ferrero, en este reportaje hecho desde uno de los albergues donde viven decenas de familias desplazadas, en la localidad de San Juan Alotenango.

Miles de guatemaltecos exigieron este sábado la renuncia del presidente del país, Jimmy Morales, por su "incapacidad" para hacer frente a la emergencia causada por la violenta erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio, que ya deja 110 muertos, mientras el coloso sigue amenazante. Con antorchas encendidas y encabezados por estudiantes universitarios, los guatemaltecos exigieron "justicia" no solo para las víctimas sino para los afectados, a quienes no les está llegando la asistencia humanitaria.

La crisis en Guatemala tras la erupción del volcán de Fuego, que deja cientos de muertos y desaparecidos, se agrava con las protestas contra el Gobierno. Gustavo Breganza, analista político guatemalteco, ha asegurado en RNE que están justificadas. "Ha sido una gestión política sumamente deficiente" por la falta de previsión del desastre, que sumado a otros problemas lleva a la población a "un nuevo punto de disgusto con el presidente".