Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El exconsejero madrileño Francisco Granados ha negado este martes haberse llevado dinero de donaciones al PP ni de comisiones de empresas por adjudicaciones, y ha asegurado que las cantidades "in" y "out" que aparecen anotadas en la agenda que se le requisó corresponden al número de asistentes a eventos del partido. Durante su declaración se le ha preguntado por adjudicaciones cuando era alcalde de Valdemoro (entre 1999 y 2003) y ha defendido ante el juez que nunca se cobraron comisiones y que se otorgaron correctamente. Luego, a los periodistas, ha dicho sentirse "plenamente orgulloso" de su actividad como primer edil.

En la sesión de control se deja ver la tensión entre el PP y Ciudadanos. El Tribunal de Cuentas presenta sus informes sobre los partidos políticos en 2014 y 2015 y el PP carga las tintas contra Ciudadanos en la comisión de investigación sobre las cuentas de todos los partidos que mantienen viva en el Senado. Y las declaraciones judiciales de Francisco Granados provocan la petición de nuevas comparecencias en la comisión que investiga las cuentas del PP en el Congreso.

La diputada del PP y presidenta de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, ha dicho sentirse avergonzada por el exsecretario general del PP madrileño, Francisco Granados, investigado por la trama Púnica y del que ha dicho que "se ha llevado el dinero crudo a casa". En una entrevista a Las mañanas de RNE, ha afirmado que su partido está viviendo momentos muy duros.

"Eso es muy difícil de perdonar -ha subrayado-, y en un partido tan grande, con tantísimo cargo, con muchísimos ayuntamientos, que hemos sido alcaldesas, alcaldes, que siguen siéndolo, personas honestas y honradas que se han dedicado a su trabajo. Esto es muy duro para nosotros, y ya el echarle la culpa a la señora Cifuentes para intentar salvarme yo porque yo era muy bueno  y yo nunca he hecho nada malo la verdad es que es muy duro, y encima que haya partidos que se lo crean tal cual me parece un poquito fuerte".

La presidenta de la Comunidad de MadridCristina Cifuentes, ha defendido que no tiene "absolutamente nada que ocultar" y que está "tranquilísima" horas después de ser señalada por Granados en el juicio sobre la trama Púnica como conocedora de la supuesta caja b del Partido Popular. En una entrevista en La Noche en 24 Horas, Cifuentes ha asegurado que "nunca" ha participado "en ningún gobierno ni de Aguirre, ni de González, ni de nadie más. Me responsabilizo de mi gobierno, que se caracteriza por tener tolerancia cero contra la corrupción". Además, la presidenta ha señalado que la acusación de Granados "tiene mucho que ver con su propia estrategia de defensa". 

  • El exconsejero madrileño afirma que Cifuentes conocía la financiación ilegal del PP
  • Vincula la declaración a una "estrategia de defensa" para "implicar a todo el mundo"
  • PSOE, Unidos Podemos y Cs pedirán que comparezca en el Congreso
  • Cs advierte: si fuera imputada tendrían que romper el acuerdo de investidura

El exconsejero Francisco Granados ha afirmado ante el juez que en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 se pagaron gastos de "refuerzo" de la campaña de Esperanza Aguirre con fondos de la Comunidad de Madrid, una "caja b" que comenzó dirigiendo Ignacio González y que conocía Cristina Cifuentes. El "núcleo de control” de ese sistema irregular de financiación estaba formado por la propia Esperanza Aguirre, que pilotaba todo el sistema; Ignacio González, su mano derecha y luego sucesor al frente de la Presidencia de la comunidad, y Cristina Cifuentes, a la que sitúa dentro de esa cúpula por haber mantenido, dijo, una relación “sentimental” con González.

  • Declara que Aguirre tenía una campaña "paralela" pagada con dinero público
  • Apunta a que Ignacio González fue quien dirigió "en una primera fase" esa campaña
  • También señala a Cifuentes como conocedora de la supuesta caja b del partido
  • Granados declara a petición propia por la presunta financiación ilegal del PP

La Audiencia Nacional ha condenado a 2 años de prisión al exconsejero madrileño Francisco Granados por el soplo que le dio un guardia civil acerca de la operación Púnica, la misma pena que ha recaído en ese agente, José Manuel Talamino, mientras que para el tercer acusado, José Luis Caro Vinagre, guardia civil en excedencia, la pena ha sido de un año y medio. La sección primera de lo Penal les considera responsables de un delito de revelación de secretos. En el caso de Granados y de Caro Vinagre es de aprovechamiento de esa revelación, y en el de Talamino, de violación del secreto. La Fiscalía pedía tres años para Granados y Talamino, y a Caro Vinagre la misma pena que le ha sido impuesta.
 

El constructor David Marjaliza ha asegurado que hubo chivatazo de un guardia civil al exconsejero del PP de la Comunidad de Madrid Francisco Granados y reconoce que destruyó pruebas porque él se lo pidió y que le dijo incluso como hacerlo, aprovechando un día de niebla para que no le vieran. El primer juicio por la trama Púnica ha quedado visto para sentencia.