arriba Ir arriba

El Banco Popular llegó a acaparar el 7% de los depósitos bancarios y dos de cada diez créditos a PYMEs. Su gestión, centrada en empresas, se amplía al negocio inmobiliario bajo la presidencia de Ángel Ron. Su principal error, según los analistas, fue querer capear la crisis en solitario. Así, mientras otros bancos equilibraban sus resultados con el negocio internacional, el Popular no reconoce problemas y absorbe en 2011 y de golpe el Banco Pastor. Ahora, la crisis bursátil y de solvencia de la entidad ha obligado al propio BCE a subastarlo al mejor postor, que en esta ocasión ha sido el Banco Santander, que lo ha comprado por un euro.