arriba Ir arriba

Hay mucha expectación de cara al próximo viernes en Barcelona, con la celebración del Consejo de Ministros. El lugar de esa reunión cuenta ya con vigilancia policial y, a medida que se acerque la fecha, se incrementará el número de agentes. En total, más de 9.000 efectivos de la Policía, la Guardia Civil y los Mossos blindarán la ciudad.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, se vieron este lunes para abordar una eventual reunión el 21 de diciembre en Barcelona.

Fuentes de la Generalitat han explicado que el Govern insistió en la posición que viene defendiendo desde hace semanas: que cualquier reunión tiene que ser de "gobierno a gobierno", y no solo entre los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reiterado su deseo de reunirse en Barcelona con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha subrayado que si el presidente de la Generalitat le habla de autodeterminación, él le hablará de servicios públicos y de recuperación del Estado del bienestar. De este modo se ha referido desde Bruselas, al término del Consejo Europeo, a la reunión del Consejo de Ministros que se celebrará en Barcelona el próximo viernes, 21 de diciembre, y a esa posible entrevista que el Gobierno ha ofrecido.

El Gobierno celebrará el próximo viernes 21 de diciembre en Barcelona un Consejo de Ministros y ante las reiteradas peticiones del presidente catalán de mantener una reunión con el Gobierno, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha rechazado que sea "una cumbre". "El formato es el que es, corresponde al anfitrión comportarse según los usos y costumbres. Esto no es una comisión, una cumbre, es un Consejo de Ministros en una parte del territorio. Vamos a conseguir la mayor normalidad posible en todos los pasos que dé este gobierno", ha resumido.

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quiere reunirse con el presidente de Cataluña, Quim Torra, el próximo día 21, coincidiendo con la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona, para cuya preparación y desarrollo la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha pedido la "máxima colaboración" a la Generalitat. Calvo remitió la noche del jueves sendas cartas al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en las que les comunica oficialmente la reunión del gabinete de Sánchez dentro de una semana en la Llotja del Mar de la Ciudad Condal.

El Gobierno asegura que no se plantea suspender el Consejo de Ministros en Barcelona previsto para el viernes 21 de diciembre. Lo ha dicho la vicepresidenta después de que el ministro de Fomento, a primera hora de la mañana, abriera la puerta a esa posibilidad. Además, Carmen Calvo ha pedido al presidente catalán, Quim Torra, que ejerza con responsabilidad sus competencias y ha señalado que él es el responsable de la seguridad en Cataluña.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha evitado este martes garantizar la celebración del Consejo de Ministros previsto el próximo 21 de diciembre en Barcelona. "Hay que valorar si las cosas que se hacen para bien consiguen un resultado positivo, lo que el Gobierno siempre debe preservar es la convivencia", ha reflexionado.

En un desayuno organizado por el diario 'El Economista', Ábalos ha precisado que hablaba a título personal y ha aclarado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no había planteado aún la posibilidad de cancelar esta reunión en Barcelona ante las protestas anticipadas por los Comités de Defensa de la República.