arriba

Las autoridades de Taiwán temen que el número de víctimas del terremoto que el pasado sábado sacudió el sur del país supere el centenar, mientras los servicios de emergencia siguen buscando contrarreloj a alguno de los más de cien desaparecidos entre los escombros de los edificios derruidos, con la esperanza de hallar algún superviviente.