arriba Ir arriba

El Vaticano y China han dado un primer paso para descongelar sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde 1951, con la firma de un acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos, el principal motivo de conflicto entre ambos países. El acuerdo provisional ha sido suscrito en una reunión celebrada en Pekín por el subsecretario de Relaciones de la Santa Sede con los Estados, Antoine Camilleri, y el viceministro de Relaciones Exteriores de la República Popular de China, Wang Chao, como jefes de las delegaciones vaticana y china, respectivamente.

El tifón Mangkhut ha llegado a China después de dejar un rastro de al menos 29 muertos a su paso por Filipinas. El tifón ha tocado tierra en la provincia de Cantón, la más poblada de China, con vientos de hasta 200 kilómetros por hora.

El ojo del tifón, el más poderoso de la temporada, se localiza 100 kilómetros al sur de Hong Kong, pero aún así esta ciudad sufre fuertes lluvias e inundaciones.

Las autoridades filipinas han confirmado de momento 29 muertes causadas por Mangkhut, aunque la cifra podría aumentar porque hay decenas de desaparecidos y los equipos de emergencia aún tiene que acceder a las áreas más golpeadas.

La mayoría de estas muertes se produjeron a causa de deslizamientos de tierra en las zonas montañosas que recibieron las lluvias torrenciales y los fuertes vientos.

Tras tocar tierra en la localidad de Baggao, en la costa nororiental del país, el sábado a la 1.40 hora local (17.40 GMT del viernes), Mangkhut provocó vientos de hasta 305 kilómetros por hora, lluvias torrenciales y olas de hasta seis metros. En su trayectoria hacia el oeste, el tifón se ha ido debilitando ligeramente.

Filipinas recibe cada año entre 15 y 20 tifones durante la temporada de lluvias, que este año empezó el 8 de junio y suele concluir entre noviembre y diciembre. En 2013, el tifón Haiyan dejó a su paso más de 7.000 víctimas entre muertos y desaparecidos y 16 millones de damnificados.

Hoy el viaje por los Cinco continentes nos lleva en primer lugar a Zimbabue, antes del anuncio del resultado electoral presidencial con Guillaume Bontoux. Después, nuestro corresponsal en Paris, Paco Forjas, nos explica en qué consiste la reforma de la ley de asilo y migración francesa y qué puntos se endurecen y cuáles se refuerzan. De allí pasamos a Jerusalén, donde nuestra corresponsal, Cristina Sánchez nos explica en qué van a consistir las conversaciones de El Cairo y por qué Benjamin Netanyahu ha decidido no viajar a Colombia para seguir el proceso de cerca y estar pendiente de Gaza. Con Eduardo Sanz descubrimos a Soraida Hussein, fundadora de la organización feminista palestina WATC, el Comité para los Asuntos de las Mujeres, que lucha por garantizar y visibilizar la presencia de la mujer palestina en los ámbitos político y social. Terminamos en China, con Aurora Moreno que nos habla de los uigures y de las denuncias de que el gobierno chino está llevando a cabo una campaña de represión contra esta étnia.

Los uigures son una minoría étnica. O no tanto... Se calcula que en el mundo hay aproximadamente hay 21 millones de uigures. Profesan la religión musulmana y se reparten, sobre todo, en las regiones del noroeste de China, principalmente en la Región Autónoma de Xinjiang. También se encuentran grupos en Uzbekistán, Kazajistán, Kirguistán y Turquía. Los uigures son uno de los 56 grupos étnicos reconocidos oficialmente por el Gobierno chino pero no los ve con buenos ojos.

Amnistía Internacional ha denunciado lo que califica de "campaña de represión por parte del gobierno chino en la Región". El propio ejecutivo chino reconoce que con lo que está llevando a cabo, pretende erradicar el “extremismo” y el “separatismo”. Esto ha llevado a la detención masiva de uigures y miembros de otros grupos étnicos. Sobre todo musulmanes, que son enviados a lo que se conoce como centros de reeducación. Según informes recibidos por Amnistía desde la Región Uigur, muchos de los que viven en el extranjero o tienen a familiares allí han sido amenazados y enviados a diversos centros de detención a su regreso a China. Aurora Moreno nos presenta el caso que ha hecho saltar las alarmas y nos ayuda a ahondar en el conflicto entre los uigures y el Gobierno chino...

Su historia real podría ser el argumento perfecto para una novela negra todavía no escrita y con un final sentenciado: la muerte. Liu Yong Biao mató el 29 de noviembre de 1995 a 4 personas. Lo que iba a ser un intento de robo en un hostal, con la ayuda de un vecino, acabó en 4 muertes. La de los dueños del hostal, su nieto y uno de los huespedes. Al parecer les descubrieron y decidieron acabar con sus vidas. Así lo escenificaba una televisión china cuando fue detenido el año pasado.

Hasta ese día Liu fue un escritor, no muy conocido pero con algunos premios, e incluso se atrevió en un libro que escribió en 2010 "El secreto culpable" a dar algunas pistas sobre su caso hablando de una novelista que había matado a mucha gente sin que se resolvieran los crímenes. En todo ese tiempo parece que Liu vivió con miedo porque cuando fue detenido dijo a los policias que "les llevaba esperando todo este tiempo". En aquella época no había cámaras de seguridad, pero el escritor y su vecino Wang dejaron la escena del crimen llena de huellas que fueron las que al final les delataron. Ahora, casi 23 años después, un tribunal chino considera que el crimen fue cruel y le condena a morir.

China y la Unión Europea (UE) han acordado defender el sistema multilateral de comercio y han rechazado las medidas unilaterales impuestas por Estados Unidos. Los líderes chinos y europeos reunidos en una cumbre en Pekín han insistido en su objetivo de reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC) para mejorar el sistema multilateral y evitar medidas proteccionistas. China ha prometido, además, que continuará el proceso de apertura de su economía a inversiones y exportaciones europeas, según aseguró el primer ministro, Li Keqiang, en una rueda de prensa.