Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Italia ha firmado un memorándum con China para colaborar en la conocida como 'Nueva Ruta de la Seda', el enorme proyecto con el que Pekín quiere impulsar su comercio con occidente, pese a las reticencias de parte de la Unión Europea (UE). El memorándum de entendimiento se articula en 29 acuerdos en áreas como infraestructuras y energía, cultura o turismo, que han sido firmados en Roma ante la presencia del presidente chino, Xi Jinping, y del primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Italia se desmarca en medio de la crisis comercial de China con Estados Uidos y la Unión Europea. El presidente Xi Jinping está en Roma para firmar la entrada de Italia en la Nueva Ruta de la Seda, un mastodóntico proyecto de infraestructuras ferroviarias y marítimas. Pekín se ha comprometido a que los intercambios comerciales sean en dos sentidos.

Informa la corresponsal en Italia Sagrario Ruiz de Apodaca.

  • En octubre de 2018 otro Boeing del mismo modelo se estrelló en Indonesia al despegar provocando 189 víctimas mortales
  • Las dos cajas negras con las grabaciones de voz y los datos del vuelo ya han sido recuperadas, confirma la aerolínea etíope
  • Wall Street ha registrado una caída de entre el 10 % y el 12 % de la aeronáutica y una pérdida de 30.000 millones de dólares

El gigante chino de telecomunicaciones Huawei ha denunciado al gobierno de Estados Unidos por prohibir sus productos y hackear sus servidores. Washington esgrime, precisamente, el espionaje para frenar el avance de la compañía. La compañía considera que la ley norteamericana, que prohíbe a toda la Administración pública del país comprar equipos de Huawei, es inconstitucional, una medida que según Washington previene el espionaje cibernético.

China prevé crecer entre el seis y el 6,5%, pero supone un freno de su ritmo de crecimiento económico y eso repercute en el resto del mundo. Es uno de los asuntos que se tratan en el Congreso anual del Partido Comunista, que ha comenzado este martes.

Lo que no cambian son las medidas de seguridad y las largas filas para entrar al Palacio del Pueblo, la variedad de China con sus 56 minorías étnicas, la pelea por hacerse con el informe y, cómo no, el arraque de la ceremonia. Así reciben al secretario general, Xi Jinping. Y Casi 3.000 delegados, aparantemente, no levantan los ojos de las líneas políticas y económicas para 2019.

La meta prevista para este año es el crecimiento económico de China de entre el seis y 6 y medio por ciento ha dicho el primer ministro, Li Keqiang.
Sin una cifra fija como otras veces, son las previsiones más bajas en los últimos cino años de la segunda potencia mundial. El mandatario ha insistido en que se avecinan grandes cambios mundiales sin precedentes, cambios en el escenario, por ejemplo, en que Estados Unidos no tenga el mercado tan abierto, y ha reconocido que esto ha afectado a la economía china.

Por eso, apuestan por no ceder, aunque ofrezcan medidas como controlar más y mejor los robos de propiedad intelectual. En definitiva, el gigante asiático reconoce que también es vulnerable a los vaivanes globales, una idea que ya aparece en la APP más decargada en China estos días. La "Xueixi Qiangguo", o Estudio de un País fuerte, para estudiar el pensamiento de Xi Jinping y que, una vez más, da una idea de la China actual. Apertura exterior y férreo control interno, porque utilizarla da puntos sociales y políticos.

 

Washington acoge este jueves la conferencia de donantes para Venezuela, donde acaba de llegar un cargamento de 933 toneladas de medicinas procedentes de Cuba y China, dos de los principales socios internacionales que aún mantiene Nicolás Maduro, el presidente chavista que acaba de calificar de “festín del odio” la reunión que han mantenido hace unas horas el estadounidense Donald Trump y el colombiano Iván Duque.

Arranca en China un nuevo año. Es el año del Cerdo y el 4.717 en su civilización. Con motivo de estas fechas, en la Ciudad Prohibida, se exponen por primera vez más de 800 reliquias restauradas de la última dinastía imperial china. La muestra es además un recorrido que explica cómo vivían esta fiesta los emperadores y su corte.

Huawei rechaza las acusaciones de Estados Unidos y se muestra decepcionado tras el anuncio de Washington de que el gigante tecnológico chino ha cometido fraude bancario y espionaje industrial. El Departamento de Justicia acusa a la compañía, a dos empresas afiliadas y a su directora financiera, Meng Wanzhou, de 13 cargos de fraude y conspiración para saltarse las sanciones a Irán. La alta ejecutiva está detenida en Canadá a la espera de ser extraditada a EE.UU.