arriba Ir arriba

La capital china, Pekín, y otras partes del norte y sur del país se preparan para vivir un pico de contaminación con niveles en algunos puntos hasta veinte veces superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud y una visibilidad que se verá reducida a menos de 200 metros.

En Pekín y otras zonas del norte como la ciudad de Tianjin y la provincia de Hebei, las autoridades han decretado la alerta naranja, la segunda de mayor gravedad en una escala de cuatro colores, pero la contaminación afectará también a otras partes del norte, noreste y sur del país como las provincias de Shanxi, Shandong y Henan.

A un mes y medio de que asuma la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump hay provocado la primera crisis diplomática con China. El gigante asiático ha presentado una protesta formal después de que el futuro inquilino de la casa Blanca mantuviera una conversación telefónica con la presidenta de Taiwán. Pekín considera la isla una provincia separatista y exige ser el único interlocutor.

La misión espacial china Shenzhou XI, con los astronautas Jing Haipeng y Chen Dong a bordo, ha aterrizado este viernes en las estepas de la región china de Mongolia Interior (norte del país), tras pasar el último mes en órbita.
La Shenzhou-11 despegó el pasado 17 de octubre, se acopló tras dos días de viaje al laboratorio espacial Tiangong-2 y permaneció en órbita durante 30 días hasta que se separó, este jueves, para emprender el viaje de regreso.

 Un software oculto preinstalado en teléfonos móviles envía datos e información de los usuarios al gobierno chino, según han denunciado analistas de seguridad de la empresa Kryptowire. Según publica The New York Times, los analistas de seguridad han descubierto recientemente el software preinstalado en algunos teléfonos Android que monitoreaban la ubicación de los usuarios, con quién hablaban y qué escribían en los mensajes de texto, y enviaba esa información a un servidor del gobierno chino cada 72 horas.

Raras veces se permite rodar en un quirófano en China. Sobre la mesa un bebé de 9 meses que hubiese muerto de no recibir el hígado de otro niño fallecido. La pequeña está ahora junto a su madre feliz. Una historia así, la de una donación voluntaria en China es más noticia porque solo desde el año pasado está prohibido por ley que los órganos provengan de presos ejecutados. Y es precisamente hacia España donde han mirado para implantar su sistema nacional.

La misión espacial china "Shenzhou XI" ha sido lanzada este lunes con éxito con dos astronautas a bordo. Los dos tripulantes, Jing Haipeng y Chen Dong, permanecerán un mes en el laboratorio espacial Tiangong-2, donde está previsto que la nave se acople dentro de dos días.

Esta es la sexta misión que el gigante asiático envía al espacio con astronautas a bordo, tras las cinco que se lanzaron entre 2003 y 2013, y será, si se cumplen los planes, la más larga. El objetivo de China es verificar el correcto funcionamiento del laboratorio y comenzar los preparativos para su futura estación espacial, que espera tener operativa hacia 2022. El cohete Larga Marcha-2F ha despegado sin problemas desde el centro de lanzamientos de Jiuquan (provincia de Gansu) con destino a la órbita terrestre, donde en dos días está previsto que se acople al laboratorio espacial. A los tres minutos del lanzamiento, los cuatro cohetes auxiliares se desprendieron con normalidad del cuerpo principal y a los diez minutos hizo lo mismo el cohete de la segunda fase. Y a los trece minutos del lanzamiento, el despliegue de los paneles solares de la cápsula "Shenzhou XI" ha marcado el inicio de la entrada en órbita y el éxito de la maniobra. "El "Shenzhou XI" está en su órbita determinada según el plan original. Por tanto, la puesta en órbita de la misión tripulada ha sido un éxito", han anunciado desde la base. Durante todo el lanzamiento, además, se ha podido seguir a los dos astronautas gracias a una cámara situada dentro de la cápsula

Hace un año que en China dejó de estar prohibido tener un segundo hijo. Ahora empiezan a regularizar a los que nacieron durante los años de la prohibición y que muchos padres escondieron por temor a las represalias o porque no podían pagar las altas multas. Se calcula que 13 millones de chinos no tienen su documento nacional de identidad.
 

China ha puesto en marcha el mayor radiotelescopio del mundo, una gigantesca instalación de quinientos metros de diámetro que busca ayudar a entender el universo y con el que Pekín quiere potenciar su presencia y su prestigio en la ciencia internacional.

Varios cientos de investigadores de China y otros países han asistido al acontecimiento, que pone fin a un proyecto concebido en 1994, según ha informado la prensa oficial.

El presidente chino, Xi Jinping, ha enviado un mensaje de felicitación a los científicos e ingenieros responsables de la construcción y puesta en marcha del proyecto, con el que China busca colocarse a la cabeza de distintos ámbitos de la investigación internacional.