arriba Ir arriba

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido al presidente electo de Cataluña, Quim Torra, que "solo puede haber un presidente, una legalidad y unas únicas instituciones válidas", las que establecen la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña, ha dicho cuando ha transcurrido solo un día de la investidura de Torra.

"Ni ha habido independencia, ni república, ni la va a haber", ha asegurado el jefe del Ejecutivo en Sofía, donde se encuentra con motivo de los actos previos a la cumbre UE-Balcanes, solo dos horas después de que el futuro presidente de Cataluña, Quim Torra, y el expresident Carles Puigdemont hayan comparecido en rueda de prensa en Berlín tras reunirse.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido al próximo presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que "en Cataluña sólo puede haber un presidente, una sola legalidad y unas únicas instituciones válidas" que son las que establece la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Rajoy ha lanzado este aviso a Torra en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Sofía tras reunirse con su homólogo búlgaro, Boiko Borisov.

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha señalado que su sucesor, Quim Torra, "tomará sus propias decisiones"."Cataluña está en buenas manos y en los próximos días se escogerá un gobierno fuerte para una sociedad fuerte con la responsabilidad de iniciar rápidamente su labor. Tenemos que revertir todos los daños causados por el 155", ha añadido Puigdemont, que se ha mostrado convencido de que Torra gobernará "para todos los catalanes" y no solo para los independentistas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ofrecido "entendimiento" a Quim Torra una vez sea invetido presidente de la Generalitat, pero le ha avisado que va a garantizar que en todo momento cumpla la ley y la Constitución. Rajoy ha enviado este mensaje a Torra en declaraciones a los periodistas tras presidir en Segovia el acto de entrega de las grandes cruces de Alfonso X el Sabio, en el que también ha hecho una llamada a la mesura, a la tranquilidad y "a dejar de un lado la ansiedad", en una clara alusión a Ciudadanos y su líder, Albert Rivera. Entretanto, va a abrir una nueva ronda de contactos con PSOE y Ciudadanos para responder al reto independentista que presumiblemente encabezará el nuevo presidente catalán.

El Parlament ha investido, en segunda votación y por mayoría simple, a Quim Torra como presidente de la Generalitat, gracias a los 66 votos a favor de JxCat y ERC y las cuatro abstenciones de la CUP, 199 días después de la destitución del Govern de Carles Puigdemont. Torra, que ha recibido los 65 votos en contra de Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC, toma pues el relevo de Puigdemont, tras los intentos fallidos de investir de nuevo al expresidente de la Generalitat, a Jordi Sànchez y a Jordi Turull.

Nada más terminar la votación, Torra ha subido a la tribuna de oradores para agradecer su investidura y se ha dirigido a Puigdemont: "Quiero decirle que le vamos a investir", antes de terminar su breve alocución con el lema "Visca Catalunya lliure" (Viva Cataluña libre) y los diputado independentistas cantando el himno de Els segadors.

El Consejo Político de la CUP ha decidido mantener las cuatro abstenciones de sus diputados en la votación de este lunes en el Parlament, con lo que se hará posible la investidura de Quim Torra como president de la Generalitat. La abstención ha sido la opción ganadora -la otra era votar no a Torra- en la consulta interna del consejo político de la CUP celebrado en Cervera (Lleida).

El candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, no ha obtenido los votos necesarios para ser investido en la primera votación celebrada este sábado en el Parlament. Con 66 votos en contra, 65 a favor y las cuatro abstenciones de la CUP, el independentismo queda ahora en manos de la formación anticapitalista, que decidirá el domingo el sentido de su voto en la votación del lunes y resultarán claves para nombrar a un 131º presidente de la Generalitat. En su discurso de investidura, Torra ha reafirmado su “radicalidad” y ha abogado por “trabajar por la República y el mandato del 1-O”. Los partidos constitucionalistas, con Ciudadanos a la cabeza, han expresado su rechazo a este Gobierno entre fuertes críticas al candidato designado por Puigdemont.