arriba Ir arriba

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "haga los deberes" que le corresponden durante el verano, porque "se le acaba el período de gracia" que tiene como recién llegado al poder. Puigdemont ha subrayado que el independentismo catalán está a la espera de conocer la "receta Sánchez" para lo que él mismo ha calificado de "problema político" en referencia al encaje de Cataluña en España y la demanda de independencia.

David Bonvehí, el candidato que tenía el beneplácito del expresidente catalán Carles Puigdemont, tras la renuncia de Marta Pascal este sábado, es el nuevo líder del PDeCAT tras imponerse con el 65,27% de los votos en la Asamblea Nacional del partido celebrada este fin de semana. La sesión plenaria ha validado -por solo 9 votos de diferencia- que el objetivo ya consensuado de "hacer efectiva la república" se lleve a cabo "lo antes posible", en vez de que sea de forma "inmediata", tal y como quería el expresidente Puigdemont.

El PDeCat elige este a una nueva dirección, afín a Carles Puigdemont. Ayer Marta Pascal renunció a encabezar la lista como máxima responsable del partido y aseguró que no contaba con la confianza del expresident. La discusión interna está siendo dura, y habrá otra lista alternativa a la que sintoniza con el movimiento de la Crida Nacional por la República que impulsa Puigdemont. Además las bases han rechazado en una votación muy ajustada la aplicación de la república de forma "inmediata". Sí se ha aprobado incluir la vía unilateral.

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha decidido finalmente dar un paso atrás después de la presión externa de los críticos afines a Carles Puigdemont ​y ha renunciado a seguir dirigiendo el partido. Pascal ha justificado su renuncia a seguir liderando el partido al hecho de que Puigdemont ya no cuenta con ella. "No puede ser que no tenga la confianza de Puigdemont", ha afirmado en una breve comparecencia sin preguntas en la sala de prensa del Palacio de Congresos de Cataluña, donde se celebra la Asamblea Nacional del PDeCAT.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ve la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de retirar la euroorden contra él y el resto de independentistas huidos de la Justicia española, como "una demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial" del 1-O por la que nueve exconsellers y diputados soberanistas se encuentran en prisión preventiva. Mientras, su sucesor al frente de la Generalitat, Quim Torra, ha señalado que tras la decisión de Llarena, "la credibilidad de la justicia española está por los suelos". Por parte del Gobierno de España, la ministra de Política Territorial Meritxell Batet no ha valorado la decisión del juez y ha mostrado el respeto del Ejecutivo ante las resoluciones judiciales.