arriba Ir arriba

(Entrevista de Manuel Sollo). Las autenticidades, descubrimientos y riesgos del primer amor adolescente, la lectura como evasión y conocimiento, la experiencia de la muerte, el acoso escolar y la pobreza. De estos pilares levanta la escritora y guionista Ángela Armero "Anochece en los parques" (Montena), novela con la que obtuvo el Premio Jaén de Narrativa Juvenil 2016. Una chica de clase media, Laura, trata de superar la muerte de su hermano y el bullyng que sufre en el instituto. Refugiada en la biblioteca conocerá a un enigmático joven, Alexei, del que se enamora. Ambos son personajes solitarios, ajenos a los rigores sociales, enfrentados a la adversidad en un Madrid reconocible; el apoyo mutuo les ayudará a madurar. Cada cual narra su experiencia en primera persona, hasta la tercer parte en que ella cierra la trama. El jurado valoró la calidad de su escritura y su mensaje de esperanza y optimismo, más allá de una narración estrictamente juvenil.

Ledicia Costas homenajea a Julio Verne, a la lectura, a los cuentos de hadas y a la ciudad de Vigo en “Verne y la vida secreta de las mujeres planta” (Anaya), novela, para lectores a partir de los 12 años, con la que consiguió el premio Lazarillo. Hablamos hoy con Ledicia Costas dentro de esa sección que cada cierto tiempo dedicamos a lo que denominamos “lecturas compartidas”, libros que puedan compartir los miembros de distintas generaciones que comparten un mismo techo. La historia parte de un hecho real, la visita de Julio Verne a Vigo para visitar a Antonio Sanjurjo, que construyó a finales del siglo XIX un submarino, y a partir de ahí desarrolla la historia de las mujeres planta, una estirpe de mujeres que habitan en un bosque situado en un lugar bastante inasequible.

Antes de hablar con Ledicia Cuevas, reseñamos brevemente “Ser español en el siglo XXI” (Cuadernos del laberinto), un ensayo en el que el profesor de Derecho Internacional de la Universidad Complutense, Martín Ortega Carcelén, reflexiona sobre los retos que plantean los nacionalismos independentistas en España.

Realizamos el sorteo con el que periódicamente animaos a nuestros oyentes a compartir sus lecturas y escuchamos las recomendaciones de lectura que nos hace nuestra “mano inocente”, la compañera Lourdes Alonso. Y la recomendación de los oyentes la envía Chari Romero desde Córdoba: “La nueva felicidad”, de Curro Cañete.

Entrevista de Manuel Pedraz a Ledicia Costas, para el programa Historias de papel, sobre “Verne y la vida secreta de las mujeres planta” (Anaya), novela con la que consiguió el Premio Lazarillo. Partiendo de hechos históricos (la visita de Julio Verne a Vigo en 1884 para interesarse por el submarino que había diseñado el vigués Antonio Sanjurjo “El Habilidades”) Ledicia Costas monta una historia en la que homenajea las novelas de aventura de Julio Verne, los cuentos de hadas y a la propia ciudad de Vigo en la que se desarrolla, que se convierte en un personaje más del libro. Los protagonistas son dos adolescentes: Violeta, que pertenece a la secreta estirpe de las mujeres planta, y Pierre, el grumete que acompaña a Julio Verne en su travesía en barco a Vigo. La ciudad encierra el secreto y el bosque de las mujeres planta, que Julio Verne quiere descubrir.

Entrevista de Manuel Pedraz a Martín Ortega Carcelén, para el programa Historias de papel, sobre “Ser español ene l siglo XXI” (Cuadernos del laberinto), libro en el que analiza la deriva independentista que ha ido creciendo en España en la última década.

Ortega Carcelén es profesor de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid y ha sido analista del Ministerio Español de Exteriores y en la Unión Europea. La cuestión de los nacionalismos y los movimientos independentistas la analiza teniendo en cuenta el contexto internacional en el que se sitúa España. Analiza lo que califica de sarampión independentista desde nuestra perspectiva, pero también desde la visión que del asunto tienen fuera de nuestro país. Dice Ortega Carcelén que España es como un pequeño continente (por las diferencias que hay entre algunos territorios), que necesitamos forjar un nacionalismo al margen del franquismo y del catolicismo (que ha sido el que durante décadas ha mantenido viva la llama de las dos Españas que se forjó en el siglo XIX) y que nuestro referente en este tema debería ser Suiza, donde los nacionalismo y la cohesión territorial conviven sin demasiados problemas. Porque también dice que lo que sería ruinoso para todos es que cada cual decidiésemos ir por nuestro lado.