arriba Ir arriba

(Entrevista de Manuel Sollo). Dos adolescentes, hartos de sufrir acoso escolar, matan a su agresor, Joaquín, el Cromañón. Es el 15 de diciembre de 1978, y la Navidad se viste de sombras en Ciudad Satélite, suburbio del municipio barcelonés de Cornellá, hoy conocido como San Ildefonso. Los autores del crimen se reencuentran treinta y siete años después. Todo es ya distinto, pero perdura la amenaza del pasado. De esta circunstancia parte Toni Hill en su nueva novela, "Tigres de cristal" (Grijalbo). La trama vincula aquella historia de los años 70 con otro caso de bullyng, el que sufre a través de las redes sociales una chica en 2014. El autor reflexiona sobre las víctimas convertidas en verdugos, sobre las repercusiones en las familias y los estragos en el entorno. Resalta así el destacado protagonismo destacado la evolución del barrio, territorio de acogida de emigrantes andaluces y extremeños, que se fueron integrando con los nativos catalanes. Unos y otros promoverán las luchas sociales en el cinturón rojo de Barcelona. Sin abandonar la novela negra, Toni Hill crea un thriller psico-sociológico en torno a un conflicto marcado por la culpa, la lealtad y la venganza. Lo revela aquí, junto a los ecos de su propia experiencia.