arriba

Los actores y el teatro como metáforas de una sociedad fascinada por el glamour y el espectáculo y a la vez vapuleada por el paro y la crisis. En este escenario coloca Marta Sanz (Madrid, 1967) a los protagonistas de "Farándula", novela con la que obtuvo el Premio Herralde de la editorial Anagrama. Tres generaciones de actrices dominan el relato: la vieja estrella Ana Urrutia, que sobrevive en la indigencia, la madura, responsable y crítica Valeria Falcón y la joven inconsciente y despreocupada Natalia de Miguel, que logrará el éxito en un reality televisivo. Con ellas, dos actores: Lorenzo Lucas, una promesa devenida en cínico veterano que se enamora de la chica, y Daniel Valls, de fama internacional, residente en París e incomprendido en España pese a su compromiso político. La firma de un manifiesto sindical, el precario montaje teatral de la película "Eva al desnudo" y el ictus de la decadente vieja dama de la escena desencadenarán la historia. Y sobre ella, desde la sátira y el humor, el avance imparable de la ideología tecnológica, la integridad y la manipulación de la solidaridad, el maltrato institucional y el desprestigio de la cultura y las contradicciones políticas y morales de la propia escritura, sin perder la confianza en que la literatura puede cambiar el mundo. Así nos lo cuenta Marta Sanz en este diálogo.

"No estás satisfecho de ser quien eres, un vulgar cocainómano, un triste desempleado, un alcohólico a jornada completa, un escritor rotundamente fracasado". Esta es la cruda definición que hace de sí mismo Daniel, un joven de 29 años adicto a la droga como método de supervivencia y adicto a la literatura como única vía de escape. Este es también el protagonista de "Cocaína", la obra de autoficción con la que Daniel Jiménez (Madrid, 1981) ganó el II Premios Dos Passos de Primera Novela. Se trata del diario narrado en segunda persona que escribe durante 2013, en el que conocemos a un personaje individualista que vive entre el malestar y la furia sus instintos suicidas y el desamparo de la crisis. Un relato de carácter generacional que proyecta su salvación en la redención de la literatura bajo la luz tibia de Bolaños y Foster Wallace, sin ahorrar ásperas críticas a autores contemporáneos que considera acomodados. Aquí nos lo cuenta.

El número de afectados por la intoxicación alimentaria detectada la pasada semana en un bar gaditano es de 86 personas en las provincias de Cádiz, Sevilla y Granada, según la Consejería andaluza de Salud, que cree que puede ser salmonelosis. Cádiz, donde se investiga la muerte de una persona por si estuviera relacionada con esta intoxicación, es la provincia más afectada, con 66 casos detectados -34 varones y 32 mujeres-, de los que 24 han llegado a estar hospitalizados. El fallecido tenía una patología crónica previa que se cree que pudo estar detrás de su muerte en combinación con la intoxicación. En Sevilla se ha identificado a otros 18 afectados por esta intoxicación y en Granada, a los dos restantes. Los síntomas que presentan los afectados, que disfrutaban del primer sábado de carnaval de Cádiz, son diarreas, fiebre y dolor abdominal, coincidentes con una afección por salmonelosis, cuyo período de incubación abarca de 6 a 18 horas. Las fuentes de la Consejería de Salud prevén que no se detecten nuevos casos en las próximas horas, dado el periodo transcurrido desde que se conoció esta intoxicación alimentaria

Se llama Candela y tiene unos ojos vivos de azul intenso. Nació en un cuerpo equivocado y ha pagado con cárcel pero también con su vida que en su casa no le aceptarán como era. Su madre fue la única cómplice con la que contó Candela en su infancia pero ni su padre ni sus hermanos supieron comprender y tolerar que su hermana fuera una niña encorsetada en un cuerpo masculino. Un cuerpo convertido en cárcel de una identidad. Y así, Candela empezó a vivir más fuera que dentro de su casa, a convivir con otros ambientes dónde ella se sentía comprendida pero también eran demasiado sórdidos para una adolescente.

La droga, la prostitución y una cosa que le lleva a la otra forjaron a una Candela que aprendió a sobrevivir, a hacerse fuerte en según qué ambientes pero muy dulce en otros. Pero siempre le faltó cariño, alguien que se preocupara de verdad por ella, por saber cómo se sentía. Algo que hoy en día sigue echando de menos.

A sus 49 años, hace tiempo que es la mujer que siempre quiso ser físicamente. Tiene una melena rubia, esos ojos como el mar y un cuerpo fuerte que sabe por dónde pisa. Siempre vivió de la calle pero lleva 6 años viviendo en la calle con las personas sin hogar, intentando salir de ese círculo vicioso.

La historia de Candela es la historia de muchas mujeres transexuales que no han sido aceptadas por sus familias ni por la sociedad. La soledad y la falta cariño y de comprensión que sufren les marca para toda la vida.

Entrevista de Manuel Pedraz a Juanjo Andaní, para el programa Historias de papel, sobre su libro “Fantásticas portadas. Ilustración y grafismo en la industria discográfica española (1954-1979)” (Editorial Milenio). A través de cientos de portadas de discos editados en España, nacionales y extranjeros, Juanjo Andaní apunta la historia del grafismo discográfico en nuestro país. Y, de paso, también repasa la historia de las discográficas en España desde los años 50 del siglo pasado. Montalbán, Marc o Jano, son, según Juan Andaní, los más destacados diseñadores españoles de portadas de discos, aunque en el libro encontramos otros nombres ilustres como Manolo prieto, el creador del toro de Osborne, o Máximo Moreno, autor de las portadas de los discos de Triana o Lole y Manuel. El libro constituye también un repaso sentimental a la España de la segunda mitad del siglo XX a través de algunas de las portadas de discos que forman parte de la memoria sentimental de varias generaciones.

Entrevista de Manuel Pedraz a Juan Ramón Biedma, para el programa Historias de papel, sobre su novela “La lluvia en la Mazmorra” (Versátil), que se desarrolla durante los tres últimos días de la Dictadura de Primo de Rivera. El dramaturgo Enrique Jardiel Poncela es el nexo de unión de una historia que se inicia con una actriz que muere en plena representación cuando intenta entregarle un objeto al Rey Alfonso XIII. Una profesora, que apunta los valores de la mujer de la II República y que se topa con un autómata que predice su muerte, el conde de Olivenza o un sereno de antecedentes inciertos, son otros de los protagonistas de esta historia centrada en la disputa por controlar una serie de misivas que representantes de distintos poderes del país dirigen a Alfonso XIII en un momento en el que la Monarquía Española se tambalea.

Entrevista de Manuel Pedraz a Carlos Fortea, para el programa Historias de papel, sobre su novela “Los jugadores” (Nocturna Ediciones). La historia indaga sobre la participación de España en la I Guerra Mundial, fundamentalmente a través de los negocios realizados por empresarios que se enriquecieron vendiendo de todo a ambos bandos, pero que no tuvieron en cuenta que los Tratados de Versalles se dibujó un nuevo mapa del mundo, en el que España no tenía ningún protagonismo, ni en lo político ni en lo económico. La trama se desarrolla en el Paris de la Conferencia de Paz de 1919, hasta donde viajan varios españoles cada uno con sus intereses: periodistas para cubrir la noticia, un empresario que trafica con lo que sea necesario con tal de hacer negocio o un espía del gobierno de Romanones. La aparición de los cuerpos sin vida de varios espías de las potencias presentes en las negociaciones tras la I Guerra Mundial, desata la trama que desarrolla Carlos Fortea. Trama que tiene que resolver el Comisario Retier, que representa también la rectitud moral de los funcionarios que mantienen en pie las estructuras de un país en momentos de crisis como el que se produjo tras la Gran Guerra.

Juan Ramón Biedma (“La lluvia en la Mazmorra”), Carlos Fortea (“Los jugadores”) y Juanjo Andaní (“Fantásticas portadas. Ilustración y grafismo en la industria discográfica española. 1954-1979”), protagonistas de la edición 1075 de Historias de papel (Año XXIII).

Juan Ramón Biedma visita los estudios de Historias de papel para presentar su última novela, “La lluvia en la Mazmorra” (Versátil), que se desarrolla en los tres últimos días de la dictadura de Primo de Rivera. En ese momento, en que parece desmoronarse la monarquía, se desarrolla la acción que tiene como hilo conductor la figura del dramaturgo Enrique Jardiel Poncela. El mundo del teatro tiene también su relevancia en una novela que se inicia con la muerte en el teatro de una actriz cuando intenta entregar un objeto a Alfonso XIII, que también es uno de los elementos esenciales de la trama, en la que aparece un autómata que anuncia la muerte de una de las protagonistas, una mujer que encarna el espíritu de las mujeres durante la II República.

Juan Ramón Biedma es el invitado en un programa que se abre con la lectura, a cargo de Carlos Fortea, de unas líneas de su primera novela para adultos, “Los jugadores” (nocturna Ediciones), una historia que se desarrolla en 1919, en el Paris de la Conferencia de Paz que desembocó en los Tratados de Versalles, con los que se pretendían cerrar las heridas de la I Guerra Mundial. Un grupo de españoles se dan cita en Paris, entre ellos dos periodistas y un empresario de los que habían hecho fortuna vendiendo de todo a los dos bandos enfrentados en la Gran Guerra. La aparición de los cadáveres de varios espías de las potencias presentes en la Conferencia es el inicio de la trama de Carlos Fortea.

La recomendación de los oyentes la envía Eduardo desde Dúrcal y se centra en “Orgullo y prejuicio”, de Jane Austin; y la breve reseña de la portada del programa es “Fantásticas portadas. Ilustración y grafismo en la historia discográfica española (1954-1979)” (Editorial Milenio), de Juanjo Andaní.