Enlaces accesibilidad

Once personas recrean el encierro de los mineros de 1984 para un documental

  • Son vecinos de Almadén y Chillón
  • Lo hacen en las mismas fechas que el original, pero 35 años después

La Mañana - Los protagonistas del encierro entran en directo a la mina

Hace 35 años, un grupo de once trabajadores de las Minas de Almadén y Arrayanes (Mayasa) se encerraban en la planta 23 de las minas, a 600 metros bajo tierra. Su objetivo era protestar por las precarias condiciones laborales y sociales en las que trabajaban.

Forma parte de un documental

Ahora son once los vecinos de Almadén y Chillón los que se convertirán en mineros para recrear la protesta de 1984. Once personas permanecerán durante once días en la mina de mercurio, a 50 metros bajo tierra, y lo harán en las mismas fechas del encierro original, entre el 30 de julio y el 9 de agosto.

El actual encierro se enmarca dentro del proyecto cinematográfico “El encierro”, un documental que seguirá a los protagonistas en el interior de la mina. En esta ocasión, no solo serán hombres los que entren a la mina, sino también mujeres. Chico Pereira, director del documental, espera contar con el apoyo de la comunidad como se hizo hace 35 años.

Entre los once elegidos, algunos están directamente relacionados con aquellos mineros que lo hicieron en 1984, como Pablo Marjalizo, abuelo de Celia Gómez Marjalizo.

Protestas de los encerrados

Los encerrados en la actualidad, quieren hacer una llamada a la población de la comarca con la intención de no dejar morir al pueblo de Almadén: "Nos vemos obligados a emigar". "Queremos que Almadén no se olvide. Queremos medios que nos comuniquen con localidades cercanas, que nos favorezca el número de alumnos en la universidad y una sanidad digna", comenta una de las mujeres que entrará a la mina. 

Así se preparan los once elegidos

En La Mañana hemos podido ver cómo ha sido el proceso de preparación de esos once vecinos de cara al encierro. Llevan lo básico, el saco de dormir, un colchón inflable y el mono de minero. Raquel cuenta que lo lleva con nervios, pero es importante reivindicar la presencia de las mujeres en la mina. 

La Mañana - Así se preparan para recrear el encierro en una mina