Enlaces accesibilidad

"Sexo, maracas y chihuahuas"

Xavier Cugat: una vida de cine

  • Único español con cuatro estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood 
  • Xavier Cugat participó en numerosas películas y grabó una enorme discografía 
  • Vivió persiguiendo la fama, ganando dinero y gastándolo a toda velocidad
  • Un biopic alegre y pleno de música que enlaza dos continentes
  • Además, presentamos un documental interactivo sobre Xavier Cugat

Por
Imprescindibles - Xavier Cugat: "Sexo, maracas y chihuahuas" - presentación
  Rita Hayworth fue uno de las actrices descubiertas por Xavier Cugat

Rita Hayworth fue uno de las actrices descubiertas por Xavier Cugat tve

Cugat tuvo una vida de cine.

Celebridad de Hollywood, rodeada de estrellas. Fama, dinero y mujeres hermosas. Música y diversión para épocas de crisis… Todos a bailar.

Xavier Cugat participó en numerosas películas y como músico sumamente prolífico grabó una discografía casi inabarcable. Se prodigó en la televisión y sus fotos y caricaturas, aparecían sin cesar en periódicos y revistas.

En el cine, cuando no actuaba con sus orquestas, aparecía él como actor, las más de las veces actuando su propio rol, en múltiples cameos y bolos, con o sin texto, lo importante era estar allí, permanecer omnipresente.

Imprescindibles - Una caricatura animada de Xavier Cugat

También estuvo detrás de las cámaras, con su música en la banda sonora o dirigiendo películas…

Publicando caricaturas o tocando en la radio de día cuando no rodaba y de noche alegrando con sus orquestas las fiestas de Hollywood.

  El gran Xavier Cugat

El gran Xavier Cugat tve

Contrajo matrimonio varias veces, fue el primero en casarse en el Caesar’s Palace de Las Vegas y se le atribuyeron más romances todavía. Empedernido Don Juan, y manipulador, se dice que la mafia le ayudó arreglando los papeles de dos menores con quienes se casó.

Cugat es un personaje (como Dalí) casi warholiano avant la lettre, que fue construyendo su imagen: una marca que vendía con éxito.

Y con la marca establecida al son de las maracas vendía conciertos, galas, discos y su propio merchandising:

Pipas, discos, camisas, restaurantes, caricaturas, serigrafías, turrones con sabor a papaya o mango y perritos chihuahua.

  Xavier Cugat acompañado de su inseparable chihuahua

Xavier Cugat acompañado de su inseparable chihuahua tve

A su innegable talento musical como arreglista y director de orquesta, se unía a la vez su capacidad de cazatalentos, sea con los músicos que incorporaba a sus orquestas o con las figuras femeninas, bellas y buenas bailarinas o cantantes que elegía para que cantaran con él ocupando el frente de la escena y sabedor que atraerían a la cámara y robarían los mejores primeros planos de las películas.

Él se convirtió en un mito, en un clásico, sin embargo, lo más importante es que prefiguró una idea modélica de la música latina, una manera de tocarla, brillante, colorida, alegre, festiva, rítmica y sensual que se convertiría en un arquetipo.

Imprescindibles - Xavier Cugat y Abbe Lane, una de sus cinco esposas

En esa versión hollywoodense que aún perdura, moldeó una identidad musical que se asumió popularmente como representativa, criticada luego por amable y por infiel a sus raíces o a la complejidad de las fuentes sonoras que componen la variada música de Hispanoamérica. Sin embargo, su influencia perdura en los actuales hits de la música popular llamada latina.

Logró popularizar esa música utilizando todos los medios que los media ponían a su alcance: música en vivo en los clubes, casinos y salones de fiesta de los hoteles de moda, en la radio, los discos, las películas, los “soundies” que anticipaban los videoclips y cuando llegó el momento en la televisión, multiplicándose en galas y shows.

 Xavier Cugat, en una de sus primeras películas

Xavier Cugat, en una de sus primeras películas tve

Supo ver el potencial melódico, rítmico y bailable de canciones que en muchos casos no habían traspasado las fronteras tradicionales del folklore de los países en que habían nacido.

Era la época de las grandes orquestas, a las que impuso color no sólo en los timbres de los instrumentos sino en el vestuario.

Cugat ocupó todo el espacio mediático que se puso a su alcance e hizo bailar a millones antes que nadie, antes que llegaran la salsa y el latin jazz. Abrió el camino para Esquivel, Pérez Prado, Celia Cruz y Fania All Stars, Tito Puente, Gloria Stefan, JLO y la Shakira de Mambo Bambo Mix.

Vivió persiguiendo la fama, ganando dinero a espuertas y gastándolo a toda velocidad

Hoy las ediciones de sus discos en vinilo son piezas de colección a la venta en Amazon, mientras que en Youtube cuelgan extractos de sus películas que no se encuentran ni en dvd ni en VHS, los blogueros cuelgan canciones y en Google basta teclear su nombre para que aparezcan más de un millón de entradas.

Vivió persiguiendo la fama, ganando dinero a espuertas y gastándolo a toda velocidad. Tras su eterna sonrisa quedaban sus vínculos con la mafia, y tal como Dalí se colocó la barretina como un toque decorativo.

Se resistió a envejecer añorando su época dorada y siguió comportándose como una celebridad caprichosa hasta el final. Genio y figura…

Imprescindibles - Xavier Cugat tiene cuatro estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood

La experiencia de Diego Mas, el director del documental

  Cartel del documental

Cartel del documental "Sexo, maracas y chihuahuas" tve

El personaje me intrigaba. Aparecía con su orquesta en comedias musicales y a veces en roles secundarios, unas calvo y otras luciendo cabello – peluquín bien peinado - cual un Zelig ubicuo, junto a tantas celebridades del cine de Hollywood en las décadas de los 40 y los 50. Muchos estadounidenses lo creían cubano, y en Francia, donde yo vivía entonces, una jovencita Vanessa Paradis lo nombraba en la canción “Joe le taxi, éxito con el que inició su carrera de cantante. Años más tarde escuché a Cugat en la banda sonora de dos películas de Wong Kar Wai y mayor fue mi sorpresa al encontrar otro de sus arreglos incorporado en un CD en el que Karl Lagerfeld incluía “Las canciones de mi vida”. Ya éste último me había sorprendido su conocimiento de los mitos españoles cuando participó en otro de mis documentales, contándome una anécdota de Carmen Amaya y unas esmeraldas. Cugat reaparecía en mi vida de tanto en tanto, sin previo aviso, por lo que terminé asociándolo al panteón de “lo latino”, algo kitsch, junto con Yma Sumac, Carmen Miranda, Pérez Prado, Esquivel o Agustín Lara.

Imprescindibles - Xavier Cugat "Sexo, maracas y chihuahuas" - trailer

No fue hasta que, en uno de mis frecuentes viajes a España, cuando encontré en una librería de lance su biografía escrita por Luis Gasca que supe quién había sido de veras. Aunque su vida parecía novelesca, el libro aportaba tantos datos y tal profusión de nombres - como una enciclopedia de cine - que su vida parecía inabarcable e imposibilitaba cualquier intento de biopic.

  Diego Mas, director del documental sobre Xavier Cugat

Diego Mas, director del documental sobre Xavier Cugat "Sexo, maracas y chihuahuas" tve

En otra ocasión encontré un cd con una compilación de sus canciones en una mesa de saldo de una gasolinera de carretera; en las tiendas o secciones de discos de grandes almacenes lo había buscado y nada. Se lo conté a mi amigo Joan Potau y, para mi sorpresa, me dijo que hacía años había hecho el guión de una gala para TVE que presentó Gurruchaga, narrándome otras anécdotas que formaban parte de la leyenda de Cugui.

Sabiendo, como dice una amiga, que el pasado es propiedad privada y en consecuencia los archivos se venden a precio de oro, y eso cuando no sin dificultades se localizan, fantaseaba con la idea de convertir a Xavier Cugat en sujeto de un documental, pero me parecía una labor ímproba.

Recuerdo todavía, que al hacer el pitch del proyecto en Thessaloniki una commissioning editor nórdica me preguntaba si sería un documental sobre historia del cine o sobre música. Ambas, le dije. El proyecto, o el pitch, gustó mucho y la suerte parecía sonreírme pero ningún contrato de coproducción salió de esas prometedoras jornadas.

  Albert Solé, productor del documental sobre Xavier Cugat

Albert Solé, productor del documental sobre Xavier Cugat "Sexo, maracas y chihuahuas" tve

De ser una serpiente marina a convertirse en una película… mucho ha sucedido en el camino: sucesivas reducciones de presupuesto, subvenciones otorgadas y devueltas, productores nacionales y extranjeros que nos dejaron bailando solos, actores y músicos célebres que tras un sí inicial se encontraban muy ocupados o ya no recordaban tanto, ex esposas que pedían cincuenta mil dólares por una entrevista, otros que vendían archivos que no eran suyos y… más que me callo.

Otr@s nunca cejaron en el apoyo lo cual agradezco. Y con la película, además de rendir homenaje a Cugat mostrándolo en sus luces y sombras, espero que despierte más ganas de escuchar su música y de verlo no sólo en breves clips o extractos sino de ir a buscarlo en los largometrajes en que quedó inmortalizada su sonrisa. La del que sabe que es un personaje, como dice Coixet.

Xavier Cugat: una vida de cine

anterior siguiente
12 Fotos 1 / 12 ver a toda pantalla