Anterior Esta semana 'Historia de nuestro cine' con nuevos títulos Siguiente Recuerda los mejores momentos del tercer programa Arriba Ir arriba

"Quiero ser Messi". Claroscuros de la 'fábrica' del fútbol argentino

|

FICHA TÉCNICA

Título: Quiero Ser Messi
Duración: 55 minutos
Año de Producción: 2013
Dirección: Hernán Zin
Producción: Sergio Carmona
Producción Ejecutiva TVE: Andrés Luque Pérez
Producción Ejecutiva: Fernando Pastini
Dirección de fotografía y guión: Hernán Zin
Edición: Sergio Corredor
Postproducción: La Caña Bros

La génesis de Quiero ser Messi se remonta al año 2010, cuando me encontraba en Argentina investigando a los grupos violentos del fútbol local conocidos como barras bravas.

Para poder sumergirme en estas organizaciones de tinte mafioso  -a las que poco importa el deporte y mucho el negocio de lo ilícito- en River Plate, Newells Old Boys o Atlanta tuve que ir en innumerables ocasiones a estos clubes. Sobre todo, durante los días en que no hay partido.

Fue entonces cuando descubrí otro de los problemas más acuciantes y desgarradores del fútbol argentino: la gestión de los menores que aspiran a jugar en primera, los chavales que sueñan con ser Messi, y que suelen estar al albur de representantes, intermediarios, entrenadores y padres poco escrupulosos.

Una historia que merecía ser contada

Si lo que veía y escuchaba en aquellos clubes con respecto a los menores me inquietaba, pocas dudas tuve de que era una historia que merecía ser contada cuando coincidí una noche con el jugador reconvertido en técnico Sergio Checho Batista, que en aquellos años dirigía la Selección Sub 21 de Argentina.

Sus relatos en la mítica parilla La Dorita de Palermo sobre la explotación sufrida por tantos jóvenes me hizo decirme a mí mismo que, una vez terminada la investigación sobre las barras bravas, regresaría a Argentina para adentrarme en ese otro universo, a priori tan sórdido también pero con el agravante de que sus víctimas son menores de edad.

Finalizada la investigación y el rodaje sobre barras bravas, que nos valió a Jon Sistiaga y a mí una buena paliza por parte de los ultras de Independiente cuando rodábamos para Canal Plus, me puse a ahondar en la gestión de los menores que aspiran a ser futbolistas profesionales en Argentina.

Más de un año de rodaje

El respaldo de RTVE resultó vital en esta nueva aventura, que no era poco ambiciosa, pues estuvimos siguiendo a niños del norte, este y sur de Argentina durante más de un año. Un gran desafío en muchos sentidos pero sobre en tratar de contar las historias con la honestidad y el extremo cuidado que los protagonistas del documental Quiero ser Messi merecen

En este sentido, investigaciones como las del libro Helado y patatas fritas, sobre la explotación sexual de los niños en Camboya que realicé en 2002, o de documentales como Calcuta, vida en la estación de la muerte, que rodé en 1997, me sirvieron de guía.

Muchas cosas por cambiar

En veinte años de tratar estos temas he aprendido que lo último que uno quiere hacer es sumarles a los niños aún más sinsabores, desilusiones, como si no hubiesen tenido suficientes. Al contrario, el objetivo último es mostrar su problemática con la esperanza de que las autoridades tomen nota y actúen en consecuencia.

Ojalá Quiero ser Messi nos ayude a ver este deporte, el gran espectáculo de masas del siglo XXI, en toda su dimensión

Y si algo he aprendido de inmersión en el lado oscuro del universo fútbol es que hay mucho que cambiar. Detrás de las historias de éxito, de los contratos millonarios, de las publicidades de relojes y coches, del ruido y la furia de los torneos y estadios, hay dolor, abuso y explotación. Ojalá Quiero ser Messi nos ayude a ver este deporte, el gran espectáculos de masas del siglo XXI, en toda su dimensión, más allá de la epidermis. No solo a través de los ojos de los que ganan, sino también de los que pierden, de los que se quedan fuera.

HERNÁN ZIN

Hernán Zin nació en Buenos Aires en 1971. A los 21 años hizo las maletas, se echó una cámara al hombro y aún no ha parado de recorrer mundo para realizar documentales, escribir reportajes y libros.

Aunque en 1998 fijó su residencia en Madrid, la curiosidad y dos de los temas omnipresentes en su carrera, la guerra y la pobreza, le han llevado a más de 40 países de África, América Latina y Asia.

Zin es autor de varios libros. Entre ellos: Un voluntario en Calcuta, libro de relatos breves sobre la pobreza en la India; Helado y patatas fritas, sobre la explotación sexual de niños en Camboya; y Llueve sobre Gaza, una denuncia del bloqueo que comenzaba a sufrir el territorio palestino a través de los testimonios de sus habitantes.

En 1997 escribió y rodó en la India junto al músico Nacho Cano el documental Calcuta, vida en la estación de la muerte, que se estrenó en TVE. Desde entonces no ha parado de hacer reportajes y documentales.

Hernán Zin responderá vuestras preguntas el lunes 30 de septiembre a las 12.00 h en RTVE.es. Envía la tuya.