Enlaces accesibilidad

Documentos TV. "Hablando de sexo con adolescentes"

  • Un documental que aborda la percepción del sexo en la adolescencia
  • Recoge el testimonio de más de un centenar de jóvenes entre 14 y 17 años
  • Cuando se estrenó en 2009, el 90% se quejaba de la falta de información sexual
  • Buena parte de ellos citaban como referente informativo internet y la pornografía
  • Hablando de sexo con adolescentes se estrenó el 5 de mayo de 2009

Por
Documentos TV - Hablando de sexo con adolescentes

FICHA TÉCNICA

Dirección y guión: Ana Isabel Muñoz
Realización: Laurent Dufreche
Producción ejecutiva: Montse Pou y Ana Isabel Muñoz
Producción: Nais producciones para TVE

Hablar de sexo sigue siendo difícil. En 2009, el 90% de los adolescentes afirmaba que no tendrían tantos problemas con su sexualidad si tuvieran más información. Pese a los múltiples canales de información, el sexo seguía siendo un tema tabú en el ámbito familiar y escolar, y desde los medios de comunicación se proyectaba una realidad sesgada.

Para conocer lo que piensan los adolescentes sobre el sexo, Documentos TV preguntó a varios chavales de entre 14 y 17 años sobre sexualidad. ¿Qué es el sexo? ¿Hablas de sexo con tus padres? ¿A qué edad y cómo crees que debe ser la primera vez? ¿Sobre qué prácticas sexuales has oído hablar? ¿Cuál es el prototipo de chico y chica ideal? Éstas son algunas de las preguntas a las que responderán con algún titubeo.

Para muchos chavales responder no es fácil ya que más del 50% de los jóvenes españoles declaraban no haber recibido ningún tipo de información sexual en la escuela. Los expertos consultados en el documental inciden en que la escuela debería ser obligatorio que los alumnos tuvieran una buena educación sexual en donde se informara tanto de la importancia de la prevención de embarazos no deseados como hacer hincapié en el aspecto afectivo de la sexualidad. “No se hace educación sexual, sino únicamente charlas preventivas para evitar embarazos no deseados. Se reduce la sexualidad a un peligro y se reduce solo a los genitales y a lo físico”, resumen uno de ellos.

Varios de los adolescentes que aparecen en el documental reclaman una asignatura que se encargue de informar sobre la sexualidad porque con una clase por curso y “aunque te regalen un preservativo no se resuelven todas las dudas”, aseguran.

El sexo en los medios de comunicación

Hablar de sexo con los padres es algo que en muchas ocasiones no existe. Por vergüenza, falta de tiempo, o porque se convierte en tabú, muchos jóvenes se informan por primera vez en la calle, por los amigos o por los medios de comunicación. El mensaje que reciben los adolescentes de los medios de comunicación es que el sexo está presente en todo. Los programas de televisión o los anuncios responden a la cultura de probarlo todo, de no esperar.

Además, las imágenes utilizadas hacen un alarde del cuerpo de la mujer que recalca que el cuerpo es lo más protagonista de la persona. Estar a gusto con el cuerpo es otra parte fundamental de la educación sexual. 

No obstante, la manera de informarse sobre sexo de chicos y chicas es distinta. Los chicos se informan más por internet y revistas pornográficas; mientras que las chicas lo hacen a través de revistas dirigidas a adolescentes. Sin embargo, todos ellos se encuentran ante un problema común: un exceso de mala información que aborda la sexualidad despojada de la parte afectiva y emocional.

Cada vez más los adolescentes son conscientes de los peligros que entraña mantener una relación sexual sin protección. Concienciar tanto a los chicos como a las chicas de utilizar el preservativo es una tarea aún por hacer. En 2009, el número de abortos entre chicas de 15 a 19 años había duplicado la cifra de 10 años atrás, superando a EEUU. Según la OMS debería existir un centro de planificación o de ginecologías por cada 10.000 jóvenes de entre 10 a 24 años. España no cumplía esta recomendación.

Sexo y pornografía

En 2009, se calculaba que en internet existían unas 800.000.000 páginas pornográficas, cifra que ha crecido exponencialmente en solo cuatro años. Entonces, alrededor del 80% de los varones admitían informarse sobre sexo a través de la pornografía. Teniendo en cuenta que los chavales tienden a hacer lo que ven, lo que perciben, y en Internet se desprende un tipo de relación que carece de la parte afectiva, algún experto califica como “nocivas” las películas pornográficas en un momento de la construcción de la personalidad.

Por otra parte, la pornografía que consumen los jóvenes hay un germen de violencia implícito que se contrapone con las políticas de educación de género.