Enlaces accesibilidad

¿De dónde proviene la profecía de Aquiles?

  • Aquiles no solo es el guerrero más veloz, sino que es invulnerable a las heridas
  • El héroe ha de elegir entre la tragedia de ser dios o la felicidad de ser hombre

Por
Mitos y leyendas - Aquiles y la guerra de Troya

Mitos y Leyendas

¿Donde?

En La 2 de TVE

¿Cuándo?

Los domingos, a partir de la medianoche

La diosa Tetis, madre de Aquiles, no podía soportar que los siete hijos que tuvo antes de Aquiles fueran simples mortales como su padre Peleo.

El fuego de la divinidad

Así que, desde que nacían, intentaba hacerlos inmortales. Para ello, los arrojaba al fuego con la intención de que se les secara la humedad que les dotaba de vida humana y les dotara de una llama pura y deslumbrante.

Claro que, al ser humanos, en el fuego sus hijos se consumían y perecían. Peleo, su padre, sufría las pérdidas y estaba destrozado. Así que, cuando nació Aquiles, su padre Peleo decide que debe intentar salvarlo y atrapa al niño mientras la madre lo arroja al fuego. Solo se quema el talón de la criatura.

El padre consigue el talón de un Centauro extremadamente veloz y sustituye el talón quemado de Aquiles por el del Centauro, lo que proporciona al héroe una gran velocidad que le hace correr desde niño más rápido que el rayo .

El río de los muertos

Otra versión del origen de Aquiles cuenta que su madre Tetis, al no poder arrojarlo al fuego para hacerlo inmortal, lo sumergió en las aguas del río que separa los muertos de los vivos, llamado Éstige.

Cuentan que quien se sumerge en las aguas de este rio infernal y consigue salir de ellas, obtiene una energía excepcional

Cuentan que quien se sumerge en las aguas de este rio infernal y consigue salir de ellas, obtiene una energía excepcional. Tetis, la madre de Aquiles, cuando lo sumerge en el río lo sujeta por el talón, que es la única parte del cuerpo que no entra en contacto con el agua y queda sin protección.

Aquiles no es solo el guerrero más veloz, sino que es invulnerable a las heridas de la batalla, salvo si le hieren en el talón.

La muerte anunciada

Aquiles sabía que, si mataba a Héctor, él moriría a continuación. Sin embargo, su cólera era más fuerte que la prevención ante la muerte. El destino estaba decidido.

Querer ser inmortal es aceptar perder la vida antes de haberla vivido plenamente

Toda su vida, Aquiles vaciló entre la vida inmortal de los dioses y el apacible bienestar de los humanos. Si se hubiera quedado en su casa, como deseaba su padre, hubiera tenido una vida larga y tranquila. Querer ser inmortal es aceptar perder la vida antes de haberla vivido plenamente.