Anterior Pingüino de aceitunas con iglú de arroz Siguiente ¡Sí, Chef!: Envía tu videopregunta a Carlos, ganador de MasterChef Arriba
Repor - Diplomacia ante todo
¿Cómo viven algunos de los Embajadores que residen en España?

Diplomacia ante todo

  • Representan a sus compatriotas, pero su vida tiene poco en común con ellos

  • La cámara de Repor comparte vida oficial y privada con Embajadores

  • Compartimos con ellos parte de su agenda tanto la oficial como la más privada

|

Representan a un país pero dentro de otro y son su máxima autoridad. Se mueven entre recepciones ante la Corona de España, cócteles y reuniones al más alto nivel. Así es la vida de los embajadores destinados en nuestro país. En total son 125 y la cámara de Repor comparte con ellos parte de su agenda tanto la oficial como la más privada.

Al frente de una legación estratégica


Para el embajador de EEUU, Alan Solomont la mañana empieza siempre con una reunión con sus asesores económicos. Velar por una buena relación comercial entre Estados Unidos y España es una máxima en su mandato y sobre todo en estos años en los que la situación económica no ayuda a las empresas norteamericanas con sede en España ni viceversa. Pero la agenda de un embajador está repleta y a la reunión diaria le siguen entrevistas con el Ministro del Interior español o una cena con la mano derecha del presidente Barack Obama.


Alan Solomont lleva 2 años en España y a pesar de las medidas de seguridad que le rodean encuentra algunos ratos, junto con su esposa Susan, para camuflarse por las calles de Madrid y pasar desapercibo.


Satoru Satoh, un japonés en una carroza real del siglo XVIII

Frente al Palacio Real de Madrid la expectación es máxima. Se celebra el acto más protocolario de todos a los que debe asistir cualquier embajador destinado en España: la entrega de cartas credenciales a S.M. el Rey Don Juan Carlos y hoy le toca el turno al Embajador de Japón, Satoru Satoh. Ser embajador es lo máximo a lo que aspira un diplomático de carrera y para el embajador nipón este destino llega cuando ya está cerca de su jubilación. Antes ha tenido que viajar a muchos países y servir con otras obligaciones diplomáticas

La diplomacia ciudadana de Aminta Buenaño

A la Embajadora de Ecuador, Aminta Buenaño, le gusta decir que practica la “diplomacia ciudadana”, eso se traduce en mezclarse con sus compatriotas que hacen cola en el consulado o visitar a domicilio a otros cuya casa va a ser embargada por el impago de la hipoteca. La población ecuatoriana es la segunda comunidad extranjera más numerosa de España y una de las más afectadas por la crisis. Reconoce que ella es una privilegiada en comparación con la gran mayoría de sus compatriotas que lo están pasando francamente mal. Sus peores momentos –cuenta- se limitan a la noche tras llamar a su familia y sentir la nostalgia de la tierra.

Más contenidos de Televisión

{
anterior siguiente