Cómo la revolución de la genómica afectará a las personas y a nuestra especie

La revolución de la genómica

  • La humanidad vive una revolución que traerá cambios sociales sin precedentes
  • El dominio de la genómica cambiará nuestras vidas
  • Punset charla con Juan Enríquez sobre la revolución de la genómica 
  • Redes se emite cada domingo, a las 21.30 horas, en La 2 de TVE
Ampliar foto Juan Enríquez, escritor y empresario de la biotecnología

Juan Enríquez, escritor y empresario de la biotecnologíatve

Redes

Eduard Punset y su equipo han logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El programa Redes se emite en La 2, todos los domingos, a las 21:30 horas; y se repite los domingos, a las 3:15 horas. y en el Canal 24 horas, según el siguiente horario:

  • Los jueves, a las 15:00 horas
  • Los viernes, a las 21:00 horas
  • Los sábados, a las 10:30 horas
EDUARD PUNSET (REDES)EDUARD PUNSET (REDES) 

 La humanidad está viviendo los primeros pasos de una revolución que traerá cambios sociales sin precedentes.

El dominio de la genómica cambiará nuestras vidas

El dominio de la genómica cambiará nuestras vidas y el empresario mexicano radicado en los Estados Unidos, Juan Enríquez, es una de las personas que más ha estudiado este tema.

Punset coincidió con Enríquez en el evento de la Ciudad de las Ideas, en México, y charlaron sobre cómo la revolución de la genómica afectará a las personas y a la organización de las sociedades y sobre cómo asistiremos a la modificación de nuestra propia especie.

Entrevista de Eduard Punset a Juan Enríquez, escritor y empresario de la biotecnología. Puebla, México, 12 de noviembre del 2011.


Un país pequeño puede ser inmensamente rico y exitoso
si tiene una población educada en ciencia y tecnología.

Juan Enríquez

El control de la vida 

Eduard Punset:
Juan, qué suerte que podamos reflexionar un rato sobre el futuro, sobre todo, ¿no? y darnos cuenta de lo que le cuesta a la gente percibir el futuro ¿no?, imaginarlo.

ahora estamos pasando a entender cómo se escribe la vida 

Cuando preguntas a la gente, normalmente, y les dices cuál es el gran cambio, y te dicen, pues el gran cambio es que estamos pasando del mundo industrial al mundo digital.

Y vienes tú y dices: ¿qué me cuenta? O sea, ése es el cambio anterior ¿no?

Realmente lo que estamos presenciando ahora es la revolución desde el mundo digital hasta el mundo... ¿cómo lo definirías? ¿del control de la vida?

Que por primera vez podemos controlar lo que vamos a hacer y lo que vamos a ser.

es una época absolutamente fascinante porque sabemos cómo se escribe la vida, la podemos fotocopiar y empezar a rescribirla 

Juan Enríquez:
Son cambios normales, pero brutales, y ahora estamos pasando a entender cómo se escribe la vida, este tema de los genomas, este tema de cómo se estructura la vida, de por qué una naranja es distinta a una mandarina, de por qué un ser humano es distinto a otro.

Y es una época absolutamente fascinante porque sabemos cómo se escribe la vida, la podemos fotocopiar y empezar a rescribirla.

Eduard Punset:
Y lo curioso que tú dices en tus libros como "As the future catches you", que es el que he leído, el alfabeto es el mismo para todo, o sea, para un pedazo de un organismo unicelular a lo más complicado que podamos imaginar, ¿no?

todo clavel, toda vaca, todo cerdo, todo ser humano, inclusive todo político, están estructurados en el mismo idioma 

Juan Enríquez:
Sí, es una cosa absolutamente extraordinaria que toda naranja, toda toronja, todo clavel, toda vaca, todo cerdo, todo ser humano, inclusive todo político, están estructurados en el mismo idioma, y ese idioma de código de vida pues a veces es lo que nos da 100 años de vida, a veces es lo que nos da cáncer, a veces es lo que nos da altura y luego lo vamos modificando a diario, pero lo interesante es que ahora estamos empezando a pasar una época donde estamos empezando a tomar control directo y deliberado sobre la evolución de varias especies, incluyendo la nuestra.

Eduard Punset:
Es fabuloso lo que dices porque tú sugieres que, para salir de esto, me parece que lo llamas algo así como "una vez se cansa usted de combatir las llamas o de luchar contra las llamas", hay que ir a las grandes estrategias de cambio, ¿no?

Y mencionas tres grandes estrategias: dices, si entiendo bien, dices para entrar en el futuro usted tiene que dominar la estrategia celular, tiene que dominar la estrategia de los tejidos, saber hacer tejidos, saber extenderlos, saber acabar con ellos, y luego, los robots, o sea robots supongo que inteligentes.

¿Qué me cuentas? ¿Cómo me lo explicas eso?

Tres estrategias de cambio 

Juan Enríquez:
Eso son tres ejemplos que a mí me fascinan en lo personal, son los ejemplos que entiendo un poco, que estudio un poco, y donde he generado compañías en estas cosas, pero lo que es absolutamente sorprendente del día de hoy es que en los siguientes cinco años vamos a duplicar todos los conocimientos, fotografías, música, películas, escritos de la humanidad en toda su historia.

en los siguientes cinco años vamos a duplicar todos los conocimientos, fotografías, música, películas, escritos de la humanidad en toda su historia 

Entonces, lo que tienen los chamacos de hoy es este enorme bufet de oportunidades, si quieres hacerlo con temas espaciales, si quieres hacerlo con el cerebro, si quieres hacerlo con la física, si quieres hacerlo con temas científicos que no existían hace cinco años, es un bufet gigantesco de maneras de generar conocimientos, riqueza, empleo, pues un país inclusive.

Una de las que las más interesantes de las últimas décadas es que de la nada generas un país inmensamente rico.

Eduard Punset:
Increíble, ¿no? Te he oído decir que ya no hace falta un gran país en el sentido antiguo de este concepto, ¿no? Y tú dices, mira Liechtestein, por ejemplo.

Juan Enríquez:
Sí, mira, yo creo que la gente no se da cuenta del nivel de cambio.

Tres cuartas partes de las banderas que están hoy en Naciones Unidas no existían hace 65 años.

Y, entonces, cuando tú ves algunos de los debates que ves en Europa, de si las autonomías, de si el norte de Italia, de si Gales o Escocia, o esto o el otro, pues te empiezas a dar cuenta que hoy día un país pequeño puede ser inmensamente rico y exitoso si tiene una población educada especialmente en ciencia y tecnología.

un país pequeño puede ser inmensamente rico y exitoso si tiene una población educada especialmente en ciencia y tecnología

Y lo que empiezas a ver es que estos pequeños países dicen ¿y para qué te necesito a ti?, que es un poco lo que está pasando en el norte de Italia, es un poco lo que está pasando en Bélgica, que es una tendencia que hace una diferenciación brutal entre los que saben y los que no saben.

Y si no nos ponemos a educar a nuestros hijos de manera seria dentro de los países, si no nos ponemos a aplicar la tecnología, a generar nuevos empleos, si tratamos de seguir viviendo de las aceitunas, del vino, del turismo, pues vamos a tener una diferencia brutal en el nivel de vida entre este país de aquí y este país de acá que pueda ser un Singapur, un Corea, un Taiwán o un Liechtenstein.

 si tratamos de seguir viviendo de las aceitunas, del vino, del turismo, pues vamos a tener una diferencia brutal en el nivel de vida entre este país de aquí y este país de acá 

Eduard Punset:
Es fantástico porque lo que estás sugiriendo es que, a menos que se haga algo, habrá países que van a controlar su propia evolución, que de eso se trata, ¿no? y los que no...

Juan Enríquez:
Para controlar tu destino -mira lo que pasó en los últimos 30 años- es que todos los que hablábamos castellano, que usábamos 29 letras, de repente empezamos a usar unos y ceros no solamente para hablar y escribir en nuestros teléfonos, en nuestros ordenadores, en nuestras maquinitas, nuestros iPods, etc., sino también usamos esos unos y ceros para nuestra vida diaria.

Pasamos a abrir los coches, las luces, controlar los televisores... toda nuestra vida se ha vuelto digital al grado que hoy el 98% de la información que se transmite ya no se transmite en español, francés, inglés, alemán, sino que se transmite en unos y ceros.

hoy el 98% de la información que se transmite ya no se transmite en español, francés, inglés, alemán, sino que se transmite en unos y ceros

Los países que no educaron a sus hijos en eso se volvieron funcionalmente analfabetos.

Los países, inclusive muy pobres, que educaron a sus hijos en eso, como la India, están creciendo al 14% por año.

Y ahora tenemos una nueva transición hacia el código de vida y esa transición va a ser tan brutal que la revolución industrial va a parecer algo lento y tranquilo.

Eduard Punset:
Oye, una cosa, todas esas transformaciones, ¿se está acentuando esta desigualdad entre unos y otros a través de la tecnología?

O hay quien piensa –yo, por ejemplo tengo esta intuición, errónea, a lo mejor ¿no?– de que la tecnología va a producir, va a permitir dar saltos cualitativos tan importantes que, realmente, va acabar con esta vieja historia de los que no tienen nada luchando contra los que se aferran a algo.

La nueva transición hacia el código de vida

Juan Enríquez:
Creo que es una historia donde tienes 60% de razón en términos de que va a subir... No es tanto que se acaben las desigualdades, sino que va a subir la riqueza y el nivel de vida generalizado brutalmente, y te doy un ejemplo.

 No es tanto que se acaben las desigualdades, sino que va a subir la riqueza y el nivel de vida

En la economía vieja, si yo fuera el dueño de la pintura de un Rembrandt, pues yo tengo y tú no tienes, pero en el mundo digital, si yo soy el único dueño de un fax soy un idiota. Si solamente tú y yo tenemos faxes, pues no es muy útil.

En la medida en que todos tienen fax, en la medida en que todo el mundo puedo usar más barato un sistema, no sólo un fax, sino un facebook, un e-mail, a todos nos va mejor.

Entonces, sí estamos entrando en una época en que nos conviene que todo el mundo tenga más por menos.

estamos entrando en una época en que nos conviene que todo el mundo tenga más por menos

Al mismo tiempo, la diferencia entre quienes saben crear y los que no saben crear va a acentuar el quién tiene enormes cantidades de recursos como país, como industria, como individuos.

Eduard Punset:
Hay una bacteria determinada que habéis utilizado mucho para mantener el equilibrio en los sistemas nutricionales y en los sistemas inmunológicos, ¿no? ¿Por qué éste es un campo también nuevo sobre el que se abren perspectivas desconocidas hasta ahora?

la diferencia entre quienes saben crear y los que no saben crear va a acentuar el quién tiene enormes cantidades de recursos como país, como industria, como individuos

Juan Enríquez:
Apenas estamos empezando a entrar en eso... Es un mundo tan fascinante, tú y yo, y con todo respeto, nuestro auditorio, somos unos simbiotas.

Simbiotas en el sentido de que tenemos cien veces más células que no son humanas en nuestros cuerpos que las células humanas.

Y muchas de esas células viven, pues, sobre nuestra piel al grado que la diferencia entre la fauna que traes en tu mano derecha y la que traes en tu mano izquierda es de un 80%.

Al grado que tú dentro de tu estómago traes 167 veces más genética de lo que tiene todo el genoma humano, todo tu código genético humano.

tenemos cien veces más células que no son humanas en nuestros cuerpos que las células humanas

Y dependiendo del balance de esto, puedes saber dónde nació una gente, puedes saber por qué es más propenso a un cierto tipo de enfermedades, puedes saber por qué engorda a veces mucho más que otras gentes, puedes saber por qué la diabetes puede ser una enfermedad mucho más prevalente entre ese grupo.

Es un mundo absolutamente fascinante. Es una cartografía completamente nueva.

Eduard Punset:
Si miráramos un poco la evolución desde (estoy intentando asumir tu punto de vista), me parece que en algún lugar hablas de que, bueno, primero había el agua de los ríos, y la gente, pues, se ponía al lado de los ríos y aprovechaba el agua de los ríos.

Después vino el tema de la irrigación, como segundo gran salto adelante.

La gente descubrió que no le hacía falta tener el río al lado, que podría irrigar, ¿no? Que podía aplicar agua en...

Bueno, después vendría una tercera fase que es la de la maquinaria, la de la revolución industrial, que hemos vivido, y ahora esta fase en la que tú estas, que es la fase, yo no sé cómo llamarla, en que realmente por primera vez puedes controlar tu proyecto de vida porque conoces estas cosas que nos estás diciendo, ¿no? ¿Es eso lo que ha ocurrido?

Juan Enríquez:
Estamos entrando en una época tan extraña, porque el año pasado Steve Gullans y yo escribimos un libro que suena un poco extraño, que es sobre la siguiente especie humana, y uno piensa que las especies no cambian.

Uno piensa que el humano siempre ha sido y siempre será, pero llevamos 29 versiones de prototipos de seres humanos 

Uno piensa que el humano siempre ha sido y siempre será, pero llevamos 29 versiones de prototipos de seres humanos y, en términos, de otro tipo de animales, pues vemos cantidad de diferentes tipos de caballos, de perritos, de tomates, todo tipo de especies.

Y se nos hace absolutamente normal que solamente haya una especie humana, solamente que nosotros convivimos con siete otras especies al mismo tiempo en este planeta.

Y a menos de que pienses que el principio y el fin de toda evolución es llegar a Pamela Anderson y a Michael Jackson, y que de ahí no subimos...

Entonces la pregunta es: ¿qué sigue?

Y lo interesante es que estamos diseñando nosotros lo que sigue.

Nosotros vamos a fabricar, nosotros vamos a cambiar, no una gente, no una universidad, no un país, sino cientos de miles de experimentos descentralizados que, cuando se juntan, pues usan la cirugía plástica, usan la microbiótica, usan los antibióticos, usan los probióticos, usan la ingeniería robótica, usan la ingeniería de células, usan la ingeniería de nuestros cuerpos, para eventualmente fabricar algo que va a ser completamente distinto en la época de nuestros nietos.

La revolución energética

Eduard Punset:
Oye, ¿me puedes explicar un poco tu revolución energética en qué va a consistir?

Juan Enríquez:
Sí, cuando pensamos en petróleo, el petróleo es una sopa negra viscosa, y esa sopa negra viscosa es…

Si tomas árboles durante miles de años y los metes en una olla exprés y los cocinas, sale petróleo.

Es una sopa de bacterias, de microbiótica, de plantas, etc. y la energía de eso viene porque las hojas de las plantas son paneles solares, absorben la luz del Sol, crece la planta –si no hay luz, no crece la planta–.

Ahí queda suficiente energía en la planta que tú puedes quemar ese tronco como leña.

Cuando tú quemas leña, cuando tú quemas carbón, estás quemando luz solar concentrada en una planta.

Cuando quemas petróleo, estás quemando la sopa de esa planta.

Y lo que es muy chistoso hoy es que podemos ir directo: planta, petróleo, etanol, o cualquier derivado de petroquímica.

las compañías más grandes del mundo están sacando el 40% de sus ingresos totales de ciencias de la vida

Entonces, ya las compañías más grandes del mundo, como Dupont, están sacando el 40% de sus ingresos totales de ciencias de la vida.

Por ejemplo, estas nuevas cosas para el jogging, los tenis y los tapetes no vienen de petroquímica, vienen de bacterias, que están creando plásticos porque programaron la bacteria para fabricar el plástico de manera directa.

¿Por qué funciona esto? Porque en vez de que la bacteria se vuelva petróleo, el petróleo salga a una refinería, y salga el plástico, aquí nos vamos directo.

Programas la bacteria para fabricar las sustancias o la vacuna, o el textil o lo que tú quieras.

Esto es una de las cosas que hicimos el año pasado con Craig Venter y Ham Smith, fue fabricar la primera célula artificial con un genoma nuevo en el mundo.

El año pasado fabricamos la primera célula artificial con un genoma nuevo en el mundo 

Eduard Punset:
Sí, cuando se supo la noticia, yo me pregunté, ¿de verdad es la primera célula creada artificialmente, pero que es como una célula real?

Juan Enríquez:
No es una célula creada de la nada.

Es el equivalente a, si yo llegara a tu garaje una mañana y tú tuvieras un Volkswagen allí, y yo le metiera un aparatito que lo volviera en un día un Maserati, en todo aspecto.

En este caso le metes un genoma, y ese genoma le da la instrucción a la célula para que ejecute un código distinto y una especie de bacteria se vuelve otra especie completamente distinta.

Y eso lo que nos permite hacer es darle instrucciones a bacterias para fabricar vacunas por si volvemos a tener una crisis como la del SARS o esto nos permite generar energéticos, o esto nos permite generar, pues, inclusive programas para resolver sudokus...

Eduard Punset:
Juan, para terminar, realmente lo que resume toda tu nueva concepción de la vida, y de lo que viene, es esta estrategia de que sabes que vamos a controlar la vida, ¿no?, por primera vez. ¿Es eso así o...?

Juan Enríquez:
Lo que resume lo que estoy pensando hoy en día, y mi mente sigue evolucionando porque sigo aprendiendo cosas.

estamos pasando de ser un homo sapiens, una especie humana consciente de su entorno, a un Homo evolutis

Hay gente mucho más inteligente que yo y para mí todos los días son como Navidad, porque te llega alguna idea brillante en una persona, en una conferencia, en un libro, en una revista, y es como un regalo todo esto.

Ahora lo que estoy pensando es que estamos pasando de ser un homo sapiens, una especie humana consciente de su entorno, a un Homo evolutis que es un ser humano que empieza a, directa y deliberadamente, a hacer ingeniería y a cambiar la evolución de virus, de bacterias, de vegetales, de plantas, de animales y de nosotros mismos.

Y eso es un cambio cualitativo. Eso es un animal donde el mundo de Darwin se modifica de manera fundamental.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:1705