1.500 días escribiendo 'Amar en tiempos revueltos'

  • "El éxito de la serie es que trata de sentimientos universales", asegura Mercedes Cruz, guionista
  • La Historia y las experiencias de los que vivieron la época son las fuentes para escribir Amar
Programas no recomendados para menores de 7 años (NR7)

GUION

  • Jefe de guion
  • Rodolf Sirera
  • Biblia (argumento)
  • Manuel Cubedo, Míriam G. Montero y Rodolf Sirera
  • Escaletistas (tramas)
  • Macu Tejera, Manuel Cubedo, Míriam G. Montero y Pablo Tobías
  • Dialoguistas
  • Adolfo Puerta, Antonio Prieto, Antonio Onetti, Julia Altares, Mercedes Cruz y Sergio Barrejón
  • Editor de diálogos
  • Josep Lluís Sirera

FERNANDO MACÍASFERNANDO MACÍAS 

Mercedes Cruz y Adolfo Puerta ponen las palabras en boca de los personajes de Amar en tiempos revueltos. Son parte del equipo de guionistas, quienes realizan un trabajo en cadena desde la creación del argumento al comienzo de cada temporada hasta la edición de guiones palabra por palabra.

Dirigidos por Rodolf Sirera, "Alma Máter de Amar en tiempos revueltos", son los encargados de dar vida a los personajes, a las tramas y a las historias que durante más de 1.500 tardes han cautivado a la audiencia.

Un total de 12 profesionales entre dialoguistas, escaletistas, coordinador de guiones y creadores de la biblia, que reconocen estar satisfechos con el resultado de su esfuerzo y poder durar en el tiempo con un gran producto.

-¿Cuál es la fórmula secreta para ser líderes durante siete años?

Adolfo Puerta: Si lo supiéramos a partir de ahora sólo haríamos éxitos (risas). El secreto es que una gran parte de los españoles no había visto nunca en un medio mayoritario, como la televisión, reflejada esa época. Se han hecho muchas películas de posguerra [...], pero no en un medio mayoritario y no en el formato de la novela decimonónica, la novela larga por capítulos. Y mucha gente está viendo reflejada su juventud y los jóvenes están viendo lo que le habían contado sus padres.

Mercedes Cruz: Uno de los hallazgos de esta serie es que cada temporada presenta un abanico nuevo de personajes, que te enganchas a sus historias[...], mostrando nuevos escenarios, mundos diferentes,... Es una fórmula ideal para ver la evolución de esta España en la que estamos ahora, en 2012; y tanto que comparar,  tanto que ver y tanto que fijarte en cómo evolucionó y las diferencias que hay, lo que te ayuda también a comprender el ahora que estamos viviendo, social, políticamente y en muchísimos aspectos.

-¿De dónde salen las historias de Amar en tiempos revueltos?

A.P: No se puede evitar contar nuestros propios recuerdos o vidas, nuestras vivencias. Además, tenemos mucho cuidado que los guionistas más jóvenes, que no han conocido la época directamente, se ajusten a ella tanto en el lenguaje como en la utilización, gestos y relaciones entre la gente. Y por otra parte, nos documentamos. En cada comienzo de temporada tenemos un estudio completo sobre lo que pasó en la época en la que va a transcurrir, tanto de los picos más importante que sucedieron en España como internacionalmente.

M.C: Cuando empecé en Amar me leí La forja de un rebelde para sumergirme en este ambiente de posguerra, en Madrid. Y luego las experiencias de tus mayores te ayudan mucho [...]. Pero fundamentalmente, lo que realmente vale siempre que estás en ficción es la capacidad de empatizar con los personajes, ser capaz de ponerte en la piel de ellos, para saber cómo se siente desde una joven que está haciendo sus primeros pinitos en periodismo a un señor mayor inválido que viene de Hungría huyendo del terror rojo. Lo que te va a valer es saber, como ser humano, el miedo o la ambición o las ganas de superación,… tomar el pulso a todas estas sensaciones y transmitirlas.

-¿Se es guionistas las 24 horas del día?

A. P: Te estás acordando constantemente, sobre todo las diferencias entre la época que estamos contando y la actual. Yo he escrito como spin-off de Amar tres novelas en la que tenía que describir con más detalle que en televisión la vida de la gente. Es increíble cómo ha cambiado todo, ha cambiado el amor, la relaciones entre un hombre y una mujer[…]

M.C:  Es inevitable estar siempre alerta, tener las antenas puestas, e incorporar al trabajo que estás realizando elementos que te sirvan, como la vivencias de las personas mayores, usos, costumbres, forma de hablar o vivencias.

-En la primera y segunda temporada el contexto influía más en las tramas, ¿por qué ha cambiado esto?

-A. P: En la primera y segunda temporada influye más el contexto español pero no en contexto internacional. En las siguientes temporadas estamos teniendo constantes referencias de lo que pasa en el extranjero. Porque durante la guerra y la inmediata posguerra España tuvo más picos, podía influir más en la vida de la gente el contexto nacional. Pero a partir de 1945, España es muy gris, muy plana e influye más la política internacional, como la II Guerra Mundial, el Concordato con el Papa, alzamientos en el Bloque del Este, la División Azul...

-¿Las tramas se van improvisando o están cerradas desde el principio?

A.P: Procuramos ceñirnos a las biblia, a las tramas que están aprobadas. Lo que sucede es que a veces nos sorprende algunos personajes o algunos actores o caracteres... que tratamos de explotarlos. Si vemos que alguien está aportando a la serie un valor mayor del que se esperaba, lo aprovechamos.

-¿Cómo conseguís enganchar al público joven?

A. P: Los jóvenes están comparando cómo eran las relaciones entre jóvenes entonces y cómo es ahora. A parte de los valores de la novela universal: que las tramas tengan su desarrollo y su consecuencia.

M. C: Amar en tiempos revueltos tiene una serie de personajes que pasa por casi todas las edades y el público se puede sentir identificado. Cuando el público es mayor se puede sentir identificado con los jóvenes que fueron ellos; y, como los temas son universales, el joven puede ver lo diferente que era entonces la sociedad y descubrir, al mismo tiempo, las similitudes a la hora de afrontar un problema, como por ejemplo el de quedarse embarazada siendo menor de edad.

-En la web y los foros los fans apoyan la vuelta de personajes antiguos

M.C: Nosotros estamos encantados con la idea de recuperar personajes. Y si supiéramos cuando va a terminar la serie nos encantaría poder recuperar a todos y rendir un homenaje a los personajes tan maravillosos que hemos tenido. Lo que pasa es que los actores también se nos van muchas veces, se nos van de las manos, porque tienen otros trabajos y es difícil de recuperar, no depende de nosotros.

-¿Cómo recibís el éxito de Amar, no solo nacional, sino de todas partes del mundo?

M.C: Los sentimientos son universales y el honor y el orgullo que podemos tener es haber sido capaz de transmitir estos sentimientos universales. Porque, aunque las  situaciones de contexto cambie, hay algo que siempre es universal y que los conocemos todos: los elementos dramáticos con los que se juega para poder contar historias. Todo el mundo va a entender lo que es la necesidad de venganza o el odio o el amor y tantísimos, tantísimos sentimientos humanos. 

-¿Qué nos depara esta temporada?

M.C: En la séptima temporada hay muchas sorpresas, muchos secretos por desvelar,…Los protagonistas tienen una trastienda tremenda, tienen una evolución muy interesante, ver cómo empezaron y cómo terminan los personajes, casi como la vida misma. Lo ves en alguien que conoces y no te sale mejor.

-¡Qué queda por contar?

A.P: Toda una vida, porque yo nací en el año en que ahora esta Amar en tiempos revueltos, llevo 50 años viviendo y podría empezar a contar todos mis recuerdos. Así que quedan 50 años por contar.


Espacio reservado para promoción
cid:1539