Dominó Caníbal

Emisión 30 de enero de 2011 · La 2

Programas no recomendados para menores de 12 años (NR12)
Ampliar foto Dominó Caníbal

Dominó Caníbaltve

Ampliar foto Jimmie Durham

Jimmie Durham

Ampliar foto Cristina Lucas

Cristina Lucastve

Ampliar foto Cristina Lucas

Cristina Lucastve

Metrópolis 

Metrópolis dedica su emisión al proyecto artístico DOMINÓ CANIBAL, que ha tenido lugar en Murcia, a lo largo del año 2010, y que fue concebido por el prestigioso comisario mexicano Cuauhtémoc Medina.

A lo largo del programa veremos cómo ha ido evolucionando el proyecto, en el que han tomado parte siete artistas contemporáneos internacionales de primera línea; y complementaremos estas imágenes con las palabras de Cuauhtémoc, que concedió una amplia entrevista a Metrópolis para hablarnos de la concepción y el desarrollo de esta muestra tan singular.

Con un planteamiento original y complejo, convocó a siete artistas contemporáneos a que realizaran un proyecto para la Sala Verónicas: enclavada en una iglesia conventual de estilo barroco del siglo XVIII, hoy sin culto.

Dominó Caníbal persigue, en palabras del comisario, “ofrecer un contramodelo de festival artístico diferente a las bienales, los museos y las intervenciones site-specific… potenciando el diálogo entre artistas y los desplazamientos creativos”.

El punto de partida conceptual fue el juego de dominó, que haría referencia a “la cadena de momentos históricos y argumentales que definen la liga entre colonización, postcolonialismo y globalización capitalista”.

Manteniendo la integridad de cada una de las siete intervenciones, que se van superponiendo una tras otra, se apuesta por “una forma de trabajo en la que cada artista actúa sobre lo ya realizado por el precedente, bien destruyéndolo, apropiándoselo o rehaciéndolo, poniendo en marcha dinámicas propias de una práctica artística colaborativa y resaltando el valor del proceso”.

El primer artista que intervino la antigua Iglesia Verónicas fue Jimmie Durham: escultor, ensayista y poeta nacido en 1940 en EE.UU. Su obra arremete contra las manifestaciones actuales de la cultura colonialista, e ironiza sobre el racionalismo eurocentrista, desdibujando su lógica en propuestas performativas. Durante un mes, Jimmie Durham recorrió Murcia y sus alrededores buscando elementos y objetos que le sugirieran la noción de “lo profano”. Su intención era responder a la arquitectura de la iglesia conventual como un ejemplo particular de la noción del “templo” occidental.

En segundo lugar, intervino la artista española Cristina Lucas (1973, Jaén, España.) Su obra arremete con sarcasmo contra todo tipo de ídolos intelectuales, institucionales e iconográficos. En este caso, siguiendo su línea de humor crítico, retomó los elementos que Jimmie Durham introdujo en la iglesia, reciclándolos en un mobiliario festivo que acabó en un ágape de canibalismo cultural.

Después de Cristina, participó el colectivo fundado en 2004 en Nueva York: Fundación Bruce High Quality. En su caso decidieron retirar todas las huellas de los trabajos previos de Durham y Lucas, y adentrase en una reflexión sobre la memoria y el olvido centrada en la figura de Walter Benjamin.

Seguidamente, Kendell Geers (1968,Johannesburgo, Sudáfrica), que habitualmente explora en sus obras las fronteras geográficas, políticas, lingüísticas, sexuales y psicológicas del ser humano desarrolló un proyecto en el que se recuperaban algunos elementos de Durham perdidos en la última intervención, a los que añadiría otros símbolos de la cultura popular.

Por su parte, la artista cubana Tania Bruguera (1968, La Habana) que siempre trabaja con la aplicación del arte a la vida cotidiana, reflexionó sobre la última huelga general en España, que coincidió con su intervención, a través de un despliegues pictórico colaborativo, en las paredes de la iglesia, que tenían su inspiración en el muralismo político.

Seguidamente, recogió el testigo de Tania: Rivane Neuenschwander (1967, Belo Horizonte, Brasil). Para su participación incluyó, como siempre hace, elementos del día a día  que ayudan a disolver la barrera entre el público y la obra: alfabetos, calendarios, mapas, planos…

Y por último, puso el broche de oro al proyecto Francis Alÿs (1959, Amberes, Bélgica. Vive y trabaja en México). Su participación propuso retro-alimentar la historia de Dominó Caníbal  y consistió en coordinar una serie de  lecturas críticas del proyecto a partir del archivo fotográfico de las intervenciones anteriores. Aprovechó la oportuna coincidencia entre el numero (155) de imágenes oficialmente seleccionadas en el sitio Web del proyecto (www.pacmurcia.es) y el total de capítulos de la novela  Rayuela  de Julio Cortázar; y decidió aplicar ese  "tablero de direcciones" para re-ordenar la secuencia de imágenes invitando a varias personas relacionadas con el proyecto a interpretarlas desde su experiencia personal.

Espacio reservado para promoción
cid:1665