Enlaces accesibilidad

Documentos TV. Rebeca al desnudo

  • Documentos TV nos muestra la trastienda del porno a través de Rebeca Linares
  • Española, de 25 años, se inició en el porno harta de trabajar en una fábrica
  • Hoy es todo un icono de la industria pornográfica de Estados Unidos
  • En el documental reflexiona sobre el futuro y sobre el lado oscuro de su profesión

Por

’Me metí en el porno porque trabajaba dieciséis horas en una fábrica de cables’ explica Rebeca Linares, una barcelonesa de 25 años, que hace cuatro llegó a Los Ángeles ‘a lo que fuese, con una mano alante y otra atrás’.

Le fueron bien las cosas y en poco tiempo se convirtió en una auténtica estrella del porno. Un requisito indispensable para llegar arriba en este ambiente es no poner límites: ‘Hay que hacer todo', dice Rebeca mientras se prepara, física y psicológicamente, para uno de sus rodajes.

En ‘Rebeca al desnudo’ se muestran los momentos de gloria de su protagonista, pero también se ve, y ella misma explica, lo duro de un trabajo en el que tiene que ser la mejor si quiere sobrevivir. Hasta ahora ha participado en unas setecientas películas porno, pero también en este mercado se percibe la crisis económica, lo que le hace pensar sobre su futuro.

Rebeca cuenta en el documental los controles sanitarios que tiene que pasar cada mes, pero también, que a pesar de ello ha contraído varias veces infecciones de transmisión sexual. Ella y sus compañeros explican cómo han cambiado los rodajes desde que los actores empezaron a utilizar el Viagra.

antes de entrar en el porno vivía el sexo como cualquier otra. ‘Lo hacía con la luz apagada’, dice

La familia de Rebeca está al tanto de su profesión y ella se siente muy apoyada por su padre que, sólo le insiste en lo duro que es el trabajo que ha elegido. Se describe como una chica normal, que antes de entrar en el porno vivía el sexo como cualquier otra. ‘Lo hacía con la luz apagada’, dice. Ahora ha mantenido relaciones sexuales con más de setecientos hombre y mujeres y a la luz de los focos.

Documentos TV acompaña a Rebeca a los premios AVN, un festival erótico en Las Vegas en el que se presenta lo mejor de la industria porno del último año. Rebeca tiene ocho nominaciones, la de Mejor Actriz es su máximo objetivo, pero también opta al premio Mejor Anal, Mejor Orgía o Mejor Provocación. ‘Si este año no me llevo el premio a la Mejor Actriz digamos que será como una especie de despedida de mi carrera porque ya empiezo a estar cansada después de cuatro años’, dice

Cuando termina el festival, la cámara acompaña a esta chica de Barcelona a su hotel. Rebeca reflexiona sobre su futuro mientras se da un interminable baño y sueña con un helado de chocolate.

Televisión

anterior siguiente